Compartir

Síntomas de un gato enfermo del estómago

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 31 enero 2019
Síntomas de un gato enfermo del estómago

Ver fichas de Gatos

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a dar las claves para identificar los síntomas de un gato enfermo del estómago. Los problemas digestivos pueden manifestarse de una manera aguda, es decir, repentina, o crónica, en la que se producirán síntomas más o menos leves que se prolongarán en el tiempo. Salvo que los problemas digestivos sean muy leves, puntuales y se resuelvan de manera espontánea, necesitaremos acudir al veterinario para que identifique la causa del malestar y prescriba el tratamiento, en el que la alimentación va a jugar un papel importante.

Si sospechas que tu gato puede estar sufriendo algún problema digestivo, sigue leyendo para descubrir cada uno de los síntomas y conocer cómo saber si tu gato está enfermo del estómago.

También te puede interesar: 10 síntomas de estrés en los hámsteres

¿Cómo saber si mi gato está enfermo del estómago?

Los síntomas de un gato enfermo del estómago suelen ser, habitualmente, los siguientes:

  • Heces de una consistencia blanda, en ocasiones con mucosidad o sangre, que pueden eliminarse siguiendo el patrón habitual de 1-2 veces al día o ser más frecuentes.
  • Diarrea, que consiste en la emisión de heces líquidas cada poco tiempo.
  • Vómitos, de comida sin digerir, bilis, espuma, etc.
  • Ruidos intestinales conocidos como borborigmos.
  • Además, cuando los problemas digestivos se intensifican, el gato presentará un manto en mal estado y perderá condición corporal, es decir, lo notaremos más delgado, anoréxico y apático, lo que puede deberse a que el gato tiene dolor de estómago.
  • En algunas afecciones, como la enfermedad inflamatoria intestinal, el gato puede presentar un aumento del apetito.

Que un gato vomite una vez no resulta preocupante, debemos procurar que su alimentación sea adecuada, esté desparasitado internamente y controlemos las bolas de pelo. Pero si los vómitos se producen de una manera intensa, con frecuencia o se repiten durante semanas, debemos consultarlo con el veterinario. Lo mismo se puede aplicar a las heces blandas o diarreicas.

Síntomas de un gato enfermo del estómago - ¿Cómo saber si mi gato está enfermo del estómago?

Enfermedades del sistema digestivo que producen dolor de estómago en gatos

Una vez identificados los síntomas de un gato enfermo del estómago debemos saber que las causas que pueden provocar patologías digestivas son numerosas. Repasaremos las más comunes:

  • Parásitos del sistema digestivo, sobre todo en gatitos o adultos en los que concurren otras enfermedades que debilitan su sistema inmunitario.
  • Enfermedades infecciosas, como la panleucopenia, que se caracterizan por provocar diarreas con sangre y un olor característico, además de deshidratación, fiebre, anorexia, etc.
  • A veces, el problema digestivo es secundario a otras afecciones. Por ejemplo, la enfermedad renal es responsable de vómitos.
  • Las intoxicaciones también pueden dañar el sistema digestivo. Entre los tóxicos se pueden encontrar fármacos que tienen los vómitos, las náuseas o la diarrea entre sus efectos secundarios.
  • Una obstrucción intestinal también puede causar problemas a nivel digestivo. Los gatos, aunque en menor porcentaje que los perros, también pueden ingerir cuerpos extraños como hilos, fragmentos de huesos o espinas.
  • Cualquier afección que consiga irritar el sistema digestivo puede provocar vómitos y diarrea, de mayor o menor intensidad. Además, los gatos pueden padecer enfermedad inflamatoria intestinal, un trastorno que se cronifica, como el síndrome de malabsorción o las intolerancias o alergias alimentarias.
  • También pueden existir neoplasias.

¿Qué hacer si mi gato está enfermo del estómago?

Aunque los síntomas de un gato enfermo del estómago sean muy similares, vemos que pueden estar ocasionados por múltiples causas. Por ello, si no remiten, se agravan o surgen más síntomas, debemos ponernos en contacto con el veterinario, ya que para acertar con el tratamiento debemos dar con la causa.

Entre las pruebas para llegar a este diagnóstico se encuentra la observación de heces al microscopio, el análisis de sangre o la ecografía abdominal. Las obstrucciones pueden requerir cirugía. Aunque los fármacos a utilizar van a depender de la causa, en todos los casos la alimentación, y su reintroducción tras la enfermedad y durante ella, resulta un pilar importante para la recuperación, como veremos.

Síntomas de un gato enfermo del estómago - ¿Qué hacer si mi gato está enfermo del estómago?

Gato bebé enfermo del estómago

Dedicamos este apartado a los gatitos por su especial vulnerabilidad ante los problemas digestivos. En ellos, una infestación de parásitos puede resultar mortal. Destacan los coccidios o las giardias, en ocasiones difíciles de detectar, que producen diarreas considerables. El problema en los más pequeños es que si eliminan más líquidos de los que ingieren, pueden deshidratarse en un corto espacio de tiempo. Por ello, van a requerir una asistencia veterinaria inmediata. Además, si todavía no están vacunados pueden contraer enfermedades tan graves como la panleucopenia, para la que solo puede aplicarse tratamiento de soporte.

En resumen, si adoptamos un gato bebé debemos acudir al veterinario para revisión, desparasitación y vacunación, además de trasladarlo a consulta si observamos síntomas como los que hemos descrito.

¿Qué puede comer un gato enfermo del estómago?

En este apartado distinguiremos dos fases, la correspondiente a la recuperación tras los síntomas de un gato enfermo del estómago, sea cual sea la patología, y la alimentación del gato con enfermedad crónica:

  • Es normal que si un gato ha pasado un tiempo sin comer y se encuentra debilitado, no manifieste mucho interés por la comida. Podemos empezar a ofrecerle alguna especialmente formulada para la convalecencia, de muy fácil digestión y alta palatabilidad, con una textura en pasta o líquida. Templar la comida o recurrir a sus alimentos favoritos pueden ayudar a que comience a comer.
  • En cambio, si nuestro gato padece alguna enfermedad gastrointestinal crónica será el veterinario el que nos prescriba la alimentación más adecuada. Debemos ser estrictos en su seguimiento, ya que otros alimentos podrían desencadenar los síntomas. Podremos elegir entre pienso o comida húmeda. Si queremos optar por comida casera, debemos confeccionar un menú en colaboración con nuestro veterinario. Si el trastorno digestivo tiene origen en una enfermedad sistémica, la alimentación deberá ser específica para ella.
Síntomas de un gato enfermo del estómago - ¿Qué puede comer un gato enfermo del estómago?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas de un gato enfermo del estómago, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas intestinales.

Escribir comentario sobre Síntomas de un gato enfermo del estómago

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Síntomas de un gato enfermo del estómago
1 de 4
Síntomas de un gato enfermo del estómago

Volver arriba