Compartir

Urea alta en perros - Síntomas y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 29 noviembre 2018
Urea alta en perros - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

En ocasiones, es necesario que le realicemos un análisis de sangre a nuestro perro. Puede ser porque se encuentra enfermo e intentamos llegar a un diagnóstico o como parte de una revisión completa, lo que se recomienda en perros mayores de siete años. Dentro de los parámetros que se analizan en una analítica de sangre se encuentra la urea.

En este artículo de ExpertoAnimal explicaremos qué significa la urea alta en perros, pues suele ser la alteración más frecuente de este parámetro, aunque también puede aparecer baja, como veremos.

La urea

La urea es componente de la orina y es el residuo generado por el metabolismo de las proteínas que tiene lugar en el cuerpo humano, principalmente en el hígado. Así, la urea presente en la orina es el resultado de este metabolismo y, también, de la descomposición de células del cuerpo.

Del hígado se pasa a los riñones y desde estos se produce la eliminación en forma de orina. Si hay algún problema en estos órganos se traducirá en alteraciones en el nivel de urea. En una dieta con un exceso de proteínas también podríamos encontrarnos la urea elevada. La acumulación de urea supone la presencia de sustancias tóxicas en el organismo, lo que se conoce como síndrome urémico o uremia.

Urea alta en perros - Síntomas y tratamiento - La urea

Síntomas de urea alta en perros

Una urea elevada puede hacer que nuestro perro presente los siguientes síntomas:

  • Aumento en la ingesta de agua que puede llevar aparejado un incremento en la cantidad de orina eliminada, es decir, notaremos que el perro orina más cantidad y más veces al día. Si no le proporcionamos oportunidades suficientes para hacerlo en los lugares adecuados hará pis dentro de casa.
  • Deshidratación, a pesar de beber más.
  • Vómitos y diarreas, en algunos casos con presencia de sangre.
  • Olor a amoníaco en el aliento, muy carácterístico, a veces acompañado de heridas en el interior de la boca.
  • Pérdida de apetito, con resultado de adelgazamiento.
  • Mal estado del manto.
  • Puede haber edemas, es decir, acumulación de líquido en diferentes partes del cuerpo.

Si observamos cualquiera de estos síntomas en nuestro perro debemos acudir al veterinario ya que son signos compatibles con diferentes alteraciones. Las pruebas de sangre, orina y, en su caso, ecografías, radiografías, etc. son las que nos permitirán llegar al diagnóstico.

Es importante saber que suelen aparecer urea y creatinina altas en los perros, es decir, la existencia de patología se manifiesta con el incremento de ambos parámetros a la vez. También se eleva el fósforo. Estos valores indican cómo está siendo el funcionamiento del sistema renal.

Tratamiento de la urea alta en perros

Las pruebas realizadas por nuestro veterinario nos van a permitir conocer la causa de la elevación de la urea, que es lo que tendremos que tratar para conseguir el retorno a valores normales, de ser posible. Una urea alta acompañada de una creatinina también elevada y síntomas como los descritos suele indicar que nuestro perro padece una enfermedad renal, que puede manifestarse de una forma aguda o súbita o, al contrario, presentarse paulatinamente, de manera crónica.

El tratamiento de esta patología pasa por mantener hidratado al animal, ofrecerle una dieta con proteínas de calidad y en cantidad adecuada y tratar síntomas como los vómitos.

En ocasiones el perro puede recuperarse pero existe la posibilidad de que se haya producido un daño irreversible en los riñones y nuestro perro se convierta en un enfermo renal crónico. Estos perros, además del tratamiento indicado, necesitan un estrecho seguimiento veterinario. La insuficiencia renal crónica no se cura, por ello debemos concentrarnos en mantener al perro con la mejor calidad de vida posible.

Urea alta en perros - Síntomas y tratamiento - Tratamiento de la urea alta en perros

Urea baja en perros

Aunque es más común que los análisis nos revelen una urea alta en perros, también es posible que este parámetro se encuentre disminuido, lo que puede ser indicativo de insuficiencia hepática.

En este caso los parámetros relativos al funcionamiento del hígado se mostrarán también alterados y el perro presentará sintomatología como adelgazamiento, anorexia, vómitos y diarrea, polidipsia y poliuria, es decir, un aumento en la ingesta de agua y en la eliminación de orina, distensión abdominal por acumulación de líquido (ascitis) o, muy carácteristico, ictericia, que es la coloración amarillenta de las mucosas por acumulación de bilis que no puede ser correctamente eliminada debido a un hígado enfermo.

También pueden producirse hemorragias y edemas y darse síntomas neurológicos como consecuencia de la deficiente eliminación de las sustancias tóxicas (encefalopatía hepática). Requiere tratamiento veterinario y una alimentación adecuada.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Urea alta en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre Urea alta en perros - Síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Urea alta en perros - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Urea alta en perros - Síntomas y tratamiento

Volver arriba