5 motivos por los que tu gato duerme contigo

5 motivos por los que tu gato duerme contigo

Llega la hora de acostarse y cuando te metes en la cama tienes compañía: tu gato. No sabes por qué, pero todas o casi todas las noches este peludo se acuesta contigo. La verdad es que es bastante relajante y agradable dormir con la compañía de un minino y, por eso, no los echamos de la cama pero, ¿por qué vienen ellos a dormir con nosotros? Si quieres saber qué significa que tu gato duerma contigo no te pierdas este artículo de ExpertoAnimal con los 5 motivos más habituales.

Comodidad, compañía, calor..., son varios los motivos por los que tu gato duerme contigo y aquí te los explicamos todos. Sigue leyendo porque estamos seguros de que te encantarán.

¿Por qué mi gato duerme conmigo?

Como hemos comentado, son varios los motivos que pueden llevar a tu gato a dormir contigo. No obstante, todos ellos demuestran una cosa: tiene plena confianza en ti. Los gatos son animales que, a pesar del proceso de domesticación por el que han pasado, mantienen intactos muchos de los comportamientos naturales de la especie. En la naturaleza del gato está el ser desconfiado y estar alerta para evitar el ataque de posibles depredadores y, sin duda, la hora de dormir es uno de los momentos en los que son más vulnerables en este sentido. Por este motivo, confiarte su vida durmiendo contigo es un acto que demuestra lo a gusto que está contigo.

La confianza no es el único significado que tiene este comportamiento, por ello a continuación exponemos los motivos que explican por qué tu gato siempre duerme contigo:

1. Por la temperatura

A los gatos les encanta el calor. Si te fijas, siempre están buscando los lugares de la casa más calentitos para esconderse y pasar un rato tranquilos: cerca de la estufa, entre los cojines o en cualquier rincón donde esté dando el sol. Por eso, no es de extrañar que tu gato te busque a la hora de dormir, quiere que le des calor para estar más a gusto aún.

2. La comodidad, ante todo

A pesar de ser juguetones y, a ratos muy activos, la verdad es que los gatos son perezosos y pueden dormir hasta 15 horas al día. Aunque pueden recostarse en los sitios más insospechados, evidentemente estarán más cómodos durmiendo en una cama mullidita, así que uno de los motivos por los que tu gato duerme contigo es simplemente por comodidad.

Ahora bien, este motivo puede esconder un "problema" que requiere una solución: su cama no le gusta lo suficiente. Evidentemente, cabe la posibilidad de que su cama sea adecuada pero, sencillamente, la tuya le parezca mejor. Sin embargo, también es probable que su cama no sea de calidad, se haya estropeado con el paso de los años y requiera un cambio. En estos casos, es importante comprobar el colchón del gatito para valorar la opción de comprar una cama nueva.

3. Le aportas seguridad

Aunque parezcan relajados, los gatos están en constante estado de alerta, como ya hemos dicho, por eso saltan a la mínima cuando haces algo extraño cerca de ellos. La relación con tu gato es muy importante, probablemente te considere uno más de la familia y, por eso, le gusta dormir contigo y sentirse más seguro y relajado. Si se acuesta contigo, baja la guardia y descansa a tu lado es porque se siente muy seguro junto a ti.

Este motivo está totalmente relacionado con la confianza de la que hablábamos al principio. Tu gato confía en ti y sabe a que tu lado nada malo puede pasarle. En estos casos, puede ser normal que tu gato duerma entre tus piernas e, incluso, encima de ti. Cuanto más cerca esté de ti, ¡más seguro se sentirá!

4. La territorialidad, innata en el gato

Puede que uno de los motivos por los que tu gato se acuesta contigo es porque considera que la cama es suya y es él quien te deja a ti dormir ahí. La parte positiva de esto es que tu gato te tiene suficiente apego y confía en ti para dejarte dormir a su lado.

5. Te quiere

Sí, los gatos pueden parecer muy ariscos e independientes, pero eso es solo una fachada. La verdad es que al gato también le gusta la compañía y, sobre todo si pasas mucho tiempo fuera de casa, te echará de menos.

Los gatos suelen acostarse juntos cuando están en camadas para darse calor y compañía, por lo que si se frota contigo, te da cabezazos, te lame y se acuesta contigo es que te considera otro gato más. ¡Enhorabuena! Eso es que tienes una relación perfecta con tu compañero peludo.

¿Por qué los gatos eligen a una persona para dormir?

Los gatos, como muchos otros animales, demuestran ciertas preferencias a la hora de relacionarse con otros gatos, animales o personas. Por ello, tienen la capacidad de elegir a su "persona favorita" o "personas de confianza". Esto es así debido a que establecen un vínculo afectivo muy fuerte y especial, que hará tomen a esa persona o personas como a un referente, alguien a quien seguir y en quien confiar. Esto incluye el momento del sueño, por lo que es habitual que decidan dormir únicamente con la persona considerada "especial" para ellos. Así pues, los gatos eligen a una persona para dormir como acto de amor y confianza.

Si esto te ocurre con tu gato y has notado que solo quiere dormir contigo, podrás confirmar que se trata por este motivo revisando todo su comportamiento. Cuando un gato crea un vínculo así con una persona le demuestra su cariño y confianza frotándose con ella, ronroneando cuando está a su lado, lamiéndola, amasándola e, incluso, mediante pequeños mordiscos. A través de algunos de estos gestos, como frotarse contigo, libera determinadas feromonas que se quedan en tu piel y el gato percibe a través del olor. Estas feromonas indican seguridad, por lo que son muy positivas.

¿Por qué mi gato duerme en mi cama?

En ocasiones, puede suceder que tu gato duerma en tu cama aunque tu no estés durmiendo en ella, ¿por qué lo hace? Lo cierto es que este comportamiento también puede ocurrir por algunos de los motivos ya mencionados. Recuerda que los gatos son animales que duermen muchas horas al día, de manera que buscarán los lugares que consideren más cómodos para ellos, y esto incluye desde estanterías para dormir en sitios altos hasta una caja, el sofá o tu propia cama. Nuevamente, hablamos de comodidad y confort, que puede deberse a que su cama no le gusta o, simplemente, a que la tuya le agrada más.

Por otro lado, quizá tu gato considera que tu cama es suya y, por ende, puede tumbarse a descansar cuando quiera. Si para ti supone un problema que tu gato duerma en tu cama, deberás adquirir una cama cómoda para él y enseñarle que es ahí donde debe dormir. Para ello, te recomendamos consultar el artículo Cómo enseñar a un gato a dormir en su cama.

¿Es bueno dormir con un gato?

Dormir con un gato tiene ventajas e inconvenientes, como todo. Si el gato pasa largos ratos en la calle o eres alérgico no es recomendable que se acueste en tu cama. Sin embargo, si no sale de casa y está vacunado y desparasitado no hay ningún problema, de hecho te ayudará a fortalecer vuestro vínculo y te dormirás más fácilmente, más relajado y más feliz.

Recuerda que cepillar el pelo de tu gato con regularidad hará que el descanso en la cama sea más higiénico y no suelte tantos pelos en ella. Ahora que conoces qué significa que tu gato duerma contigo, en el siguiente vídeo mostramos todos los pros y contras de dormir con tu gato.

Si deseas leer más artículos parecidos a 5 motivos por los que tu gato duerme contigo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.