Compartir
Compartir en:

Adiestramiento canino tradicional

Adiestramiento canino tradicional

Ver fichas de Perros

El adiestramiento canino tradicional se basa en la corrección de la mala conducta a través de castigos, en lugar del refuerzo del buen comportamiento a través de premios o caricias. Para ello, se acepta el uso de collares de ahorque, púas o antiladridos, los cuales pueden generar daños físicos en el animal si no se usan correctamente o se excede su utilización.

Con esta técnica de adiestramiento basada en el refuerzo negativo, se consigue controlar la conducta del perro por miedo a ser castigado si se emplea de manera inadecuada o no se lleva a cabo por un profesional. De esta forma, no se consigue estimular la motivación por querer aprender nuevas órdenes o trucos, sino todo lo contrario. Si acabas de adoptar un perro y estás indeciso en cuanto al método de adiestramiento que debes escoger para su educación, en este artículo de ExpertoAnimal te explicamos por qué no es bueno el adiestramiento canino tradicional, en qué consiste y cuáles son las principales desventajas que presenta.

También te puede interesar: Técnicas de adiestramiento canino

Origen del adiestramiento canino tradicional

El adiestramiento tradicional tiene sus bases en el adiestramiento de perros militares durante la Primera Guerra Mundial. Después de la Segunda Guerra Mundial, esta forma de adiestramiento se extendió al entorno civil, y se convirtió en el medio más utilizado para educar a un perro.

Posiblemente el pionero y creador de esta técnica sea el coronel Konrad Most, quien es considerado por muchos como el padre del adiestramiento canino moderno. Sin embargo, fue William R. Koehler quien le dio el mayor impulso a la técnica, mediante su best seller "The Koehler Method of Dog Training" ("El método Koehler de adiestramiento canino"), publicado por primera vez en 1974.

Esta forma de adiestramiento se desarrolló empíricamente, sin las bases científicas que actualmente rigen el adiestramiento de los animales. Sin embargo, parece ser que en 1910 Konrad Most ya comprendía los principios del condicionamiento operante, que todavía no habían sido publicados, y la técnica puede ser explicada mediante esos mismos principios.

Los collares de ahorque, de púas y eléctricos, son herramientas comunes en el adiestramiento tradicional y todas sus variantes. Además, este tipo de adiestramiento suele concentrarse principalmente en ejercicios de obediencia, dando menos importancia a los problemas de conducta.

Los defensores del adiestramiento canino tradicional suelen argumentar que esta técnica proporciona resultados muy confiables. También argumentan que usar collares de ahorque o de púas no es dañino para el perro, puesto que los perros tienen una gran resistencia al dolor. Por su parte, los detractores del adiestramiento canino tradicional suelen argumentar que tanto la técnica como las herramientas empleadas son crueles y violentas. Además, suelen sacar a relucir el hecho de que esta técnica puede tener efectos colaterales negativos, como perros que muerden por miedo o daños traqueales por el uso de los collares de ahorque.

Cómo funciona el adiestramiento canino tradicional

En el adiestramiento tradicional predominan los refuerzos negativos y los castigos como medio de enseñanza. El refuerzo negativo es el proceso por el que se fortalece una conducta debido a que la consecuencia de dicha conducta es la desaparición de alguna situación desagradable. Por ejemplo, si empujas los hombros de tu perro hacia abajo, esto causará una sensación desagradable para tu mascota. Por tanto, si dejas de empujar cuando tu perro se echa, él se echará cada vez con más frecuencia para evitar la presión que haces sobre sus hombros. Entonces, estarás utilizando el refuerzo negativo para enseñarle a echarse. En cambio, un castigo es algo desagradable que ocurre como consecuencia de un determinado comportamiento, y que hace desaparecer esa conducta en ese momento. Sin embargo, el castigo puede tener consecuencias imprevistas y no necesariamente reduce la frecuencia de ese comportamiento a largo plazo.

Un ejemplo de castigo sería gritar o golpear a un perro cuando se sube al sillón. Esto puede hacer que el perro se baje del sillón en ese momento, pero no le enseña que no debe volver a subir. Algunas consecuencias imprevistas de este castigo hipotético podrían ser que el perro muerda por pegarle, que se asuste cada vez que vea al dueño o que adquiera fobia a los sillones. Por tanto, el adiestramiento canino tradicional consiste en forzar físicamente al perro para que realice las conductas deseadas. Para esto, tienes que manipularlo con la correa y con las manos. Así pues, el método de enseñanza principal en esta técnica es el modelado (manipulación física de tu perro).

Ventajas del adiestramiento canino tradicional

Esta técnica permite un gran control sobre el perro desde el principio, eso es cierto, ¿pero se trata de un control real? Lo cierto es que no, puesto que el animal no interioriza las órdenes por interés o para alcanzar un objetivo, en general lo hace por miedo y temor a ser castigado. De esta forma, el adiestramiento canino tradicional, llevado a cabo a través del refuerzo negativo y empleando herramientas que producen dolor en el can no presenta ninguna ventaja frente a otros métodos de enseñanza.

Desventajas del adiestramiento canino tradicional

Como comentamos en el apartado anterior, la primera desventaja que presenta el adiestramiento canino tradicional es que el perro aprenderá por hábito y no porque persiga un objetivo. Entonces, el aprendizaje durará poco tiempo si no es practicado y, por ende, los castigos impartidos no habrán servido para nada. Además, no se fomenta el interés del perro por aprender nuevos ejercicios, sino todo lo contrario.

Otra desventaja es que se necesita manipular físicamente al perro. Si no tienes experiencia en adiestramiento canino, esta manipulación puede convertirse en castigo y, como consecuencia, puedes generar miedo o agresión en tu perro.

En aquellos casos en los que los perros ya presentan síntomas de agresividad o dominancia, aplicar esta técnica de adiestramiento solo conseguirá potenciar dicha actitud agresiva.

Pese a los argumentos a favor del uso de collares de ahorque, de púas y antiladridos de los defensores del adiestramiento tradicional, los perros sienten el dolor igual que nosotros y, por tanto, dichas herramientas producen más daños que beneficios. En ambos casos, el can sufre estrés y ansiedad porque no acaba de comprender el por qué de la descarga eléctrica o de la sensación de ahogo. En paralelo, puede sufrir nerviosismo por no controlar la situación, miedo y lesiones físicas en la zona de la tráquea y tiroides, entre otras consecuencias negativas, que podrían acabar con la vida del animal.

¿Debemos emplear el adiestramiento canino tradicional?

Después de repasar en qué consiste el adiestramiento canino tradicional y cuáles son las principales desventajas, podemos afirmar que no debemos decantarnos por esta técnica. Con ella solo conseguiremos producir en el animal daños físicos y psicológicos que acabarán por dar como resultado un perro infeliz y maltratado. Si todavía tienes dudas, te animamos a realizar el siguiente ejercicio: ponte en el lugar de tu perro y pregúntate si te gustaría aprender a través de ese método.

Por supuesto, con esta afirmación no queremos decir que los profesionales y especialistas en adiestramiento canino que empleen este método sin dañar al animal no obtengan buenos resultados. Pero, repetimos, se trata de profesionales que no ejercen dolor en el perro. Por ello, sin lugar a dudas, la mejor forma tanto de adiestrar a un perro para que aprenda las órdenes básicas como de corregir problemas del comportamiento es a través del adiestramiento en positivo. Mediante este método no solo se consiguen excelentes resultados, sino que también se incrementa la motivación del can por aprender, se estimula su mente y se fortalece el vínculo entre dueño y perro. Si nos tratan con amabilidad y reconocen el trabajo bien hecho, todos aprendemos mucho mejor.

Si deseas leer más artículos parecidos a Adiestramiento canino tradicional, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Adiestramiento canino tradicional

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Antonio Avila
Me gustaría contar con un archivo de audio para los principales artículos del portal ExpertoAnimal. Es genial su sitio!!!
Mercè Garcia (Editor de ExpertoAnimal)
Hola Antonio, ¡muchas gracias por tus comentarios! ¿A qué te refieres con audio?
Antonio Avila
Me refiero a poner todo el artículo en un archivo mp3, y un enlace a ese archivo de audio. :) Gracias por todo el trabajo.

Adiestramiento canino tradicional
1 de 4
Adiestramiento canino tradicional