Compartir

Blefaritis en perros - Síntomas y tratamiento

Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 10 noviembre 2020
Blefaritis en perros - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

Los párpados inflamados o blefaritis son una alteración molesta para los perros, así como llamativa para sus cuidadores. Mientras que en los gatos muchas de sus blefaritis son principalmente de origen vírico o bacteriano, en los perros esta patología puede ser debida a múltiples causas que suelen derivar a otras patologías oculares concomitantes que agravan la molestia de nuestros compañeros caninos. Se trata de una enfermedad que en la mayoría de casos tiene buen pronóstico con el tratamiento adecuado, pero hay que tener en cuenta que normalmente se prolonga durante varias semanas.

¿Quieres saber en qué consiste la blefaritis en perros? En este artículo de ExpertoAnimal te describiremos los tipos de blefaritis canina, sus síntomas y tratamientos para liberar a tu perro de esta molesta afección.

¿Qué es la blefaritis canina?

El término blefaritis hace referencia a la inflamación de los párpados, ocurriendo principalmente en los bordes y pudiendo afectar tanto a la piel externa como al músculo, tejido conectivo y glándulas (de Meibomio, Zeis y Moll). Se trata de un proceso más común en perros que en gatos y suele afectar a ambos párpados. Esta inflamación se debe en gran parte a que los párpados son estructuras con una buena inervación y vascularización, lo que permite la llegada de células defensivas inflamatorias del sistema inmune que causan la blefaritis. Esta inflamación puede ser debida a numerosas causas, desde enfermedades infecciosas, trastornos del sistema inmunitario, alergias, traumatismos a enfermedades congénitas o tumores.

Debido a que los párpados tienen contacto directo con la córnea y la conjuntiva, la inflamación en los mismos promueve que se produzcan de forma secundaria enfermedades en dichas estructuras oculares como conjuntivitis, queratitis o úlceras.

Tipos de blefaritis en perros según la causa

Lo más común es clasificar la blefaritis en perros según la causa que la provoca. De este modo, son varios los tipos existen, aunque destacan los siguientes por ser los más habituales:

Blefaritis infecciosa canina

A su vez, la blefaritis infecciosa en perros puede tener distintos orígenes y ser, por tanto, una de las siguientes:

  • Bacteriana: una bacteria llamada Staphylococcus aureus suele ser la responsable de la infección de los párpados (en concreto de sus glándulas) con la formación de orzuelos. En estos casos de blefaritis bacteriana, los perros pueden manifestar secreción purulenta, rojez e irritación. Se diagnostica mediante una citología, cultivo y antibiograma. En cachorros también se desarrolla una blefaritis purulenta como parte de una pioderma juvenil.
  • Parasitaria: puede ser por parásitos externos como Demodex canis o Sarcoptes scabiei, que provocan la inflamación por excavación de galerías en capas profundas de la piel o por alteración de los folículos pilosos. El primero no causa picor y produce lesiones también en otros lugares diferentes a los párpados, en cambio, el segundo produce mucho picor. Se diagnostican mediante raspados cutáneos (profundos en caso de Demodex). También puede ser causada por parásitos internos como el responsable de la leishmaniosis canina (Leishmania infantum), que causarán lesiones escamosas, nódulos (blefaritis granulomatosa o blefaroconjuntivitis granulomatosa), uveitis y úlceras; normalmente no causa dolor ni picor. En este caso, se transmite a través de los dípteros flebotomos y la infección parasitaria es endémica en la región mediterránea, por lo que es necesario visitar esta región para contraerla. El diagnóstico es mediante serología y biopsia cutánea.
  • Fúngica: producida mediante los hongos dermatofitos responsables de la tiña (Microsporum canis, Microsporum gypseum o Trichophyton mentagrophytes) o las levaduras del género Malassezia. El diagnóstico se lleva a cabo mediante muestra de pelos y cultivo fúngico.
Blefaritis en perros - Síntomas y tratamiento - Tipos de blefaritis en perros según la causa

Blefaritis inmunomediada o por hipersensibilidad

En estos casos, la blefaritis en perros puede ser debida a una reacción adversa o alérgica al alimento, hipersensibilidad a antígenos ambientales, fármacos o a la picadura de insectos. Es habitual observar que el perro tiene el párpado de abajo hinchado, así como el superior, cuando la causa es una reacción alérgica.

La blefaritis también puede ser debida a enfermedades inmunomediadas como el lupus eritematoso sistémico, que produce alteraciones cutáneas generalizadas, entre ellas afectación palpebral, o pénfigo (el de tipo vulgar afecta a las uniones mucocutáneas y puede producir lesiones en el párpado como vesículas, ampollas y collaretes).

Blefaritis congénita

Enfermedades que aparecen desde el nacimiento como entropión (párpado dirigido hacia el interior de la región ocular), triquiasis (pestañas dirigidas hacia el interior del ojo) o lagoftalmia (incapacidad de cerrar el ojo por completo) pueden producir blefaritis en el perro.

Otras causas de blefaritis en perros

Los tipos de blefaritis canina son los más habituales, sin embargo, existen otras causas que pueden provocar que el párpado del perro esté hinchado o inflamado:

  • Tumores: se observará una masa en el párpado que puede llegar a ulcerarse. El diagnóstico se basa en una citología y biopsia.
  • Traumatismos: golpes, fibras vegetales, exposición a humos o ambientes irritantes pueden causar inflamación en esta región.

Síntomas de blefaritis en perros

Según la gravedad del proceso, nuestro perro puede presentar, además de la hinchazón de la zona palpebral, los siguientessignos clínicos:

  • Enrojecimiento, picor y costras en el borde del párpado.
  • Secreción purulenta.
  • Alopecia en la zona afectada.
  • Cambios en la pigmentación.
  • Nódulos que pueden alcanzar los 5 mm (blefaritis granulomatosa) que también pueden afectar a la conjuntiva (blefaroconjuntivitis granulomatosa).
  • Pústulas o pápulas.
  • Escamas.
  • Erosiones.
  • Úlceras.

Si notas que tu perro tiene el párpado hinchado, úlceras, la zona enrojecida o presenta secreción, es fundamental acudir al veterinario para que realice el diagnóstico, confirme que se trata de blefaritis y encuentre la causa para tratarla.

¿Cómo curar la blefaritis en perros? - Tratamiento

Sin duda, lo que va a curar los párpados inflamados de tu perro van a ser los tratamientos que te receten en un centro veterinario. Generalmente, se palian los signos clínicos mediante el uso de antiinflamatorios y antibióticos de cobertura para evitar infecciones secundarias. No obstante, dependiendo del tipo de blefaritis el tratamiento variará:

  • En casos de blefaritis bacteriana, se debe realizar un antibiograma para aplicar el tratamiento antibiótico adecuado.
  • Si la blefaritis es parasitaria o fúngica, se deben usar los tratamientos antiparasitarios y antimicóticos adecuados según el agente, así como una limpieza y desinfección del ambiente del animal. Además, hay que tener en cuenta que los hongos dermatofitos responsables de la tiña, que hemos comentado que también pueden producir blefaritis en perros, son zoonóticos, es decir, se transmiten a las personas. Debido a este potencial zoonótico, es especialmente importante en estos casos acabar con los dermatofitos en casa, aspirando diariamente y eliminando la bolsa del aspirador, desinfectando los utensilios de limpieza y descanso del animal a diario, pulverizando moquetas, alfombras, sofás y jaulas al menos dos veces a la semana con lejía 1/100 o solución de enilconazol para el ambiente en forma de aerosol.
  • En casos de blefaritis inmunomediadas es necesario la terapia inmunosupresora con corticoides. Así mismo, en hipersensibilidad alimentaria hay que detectar el alérgeno alimentario, es decir, la proteína que está causando la reacción adversa y eliminarla de la dieta.
  • Si la blefaritis es causada por un tumor o una enfermedad congénita, la cirugía es el tratamiento de elección.

Remedios caseros para la blefaritis en perros

Si te das cuenta de que tu perro tiene el párpado hinchado por la inflamación, lo que hay que hacer es llevarlo a un centro veterinario para que diagnostique correctamente el tipo de blefaritis y la trate adecuadamente. Ahora bien, si ese mismo día no puedes ir, puedes hacer algo para evitar en cierta medida que empeore.

Lo primero y esencial es mantener la zona limpia de suciedad y restos de costras, sangre y residuos de la calle. Para ello se puede usar suero fisiológico, que, aunque realmente es un tratamiento médico, generalmente todos lo tenemos en casa.

Otro de los tratamientos caseros para la blefaritis en perros que se pueden hacer es aplicar algún tipo de infusión en la zona una o dos veces al día con una gasa estéril de forma suave y sin frotar. Tras hacer la infusión es importante dejar que se enfríe para no irritar la zona y favorecer sus propiedades, pero evitando la fermentación con la que solo se empeoraría el proceso al transformarse en un caldo lleno de bacterias. Por eso no es lo mejor en aquellos casos en los que haya abscesos por blefaritis bacteriana, puesto que se puede empeorar el estado del párpado si no se realiza correctamente. Se pueden probar las siguientes plantas en infusiones:

  • Manzanilla: por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y analgésicas.
  • Eufrasia: se trata de la planta más conocida para la salud ocular. Puede resultar efectiva en casos de blefaritis y conjuntivitis. Tiene propiedades antiinflamatorias, astringentes y calmantes.

Se puede tratar de limpiar la zona con agua floral de hamamelis por sus propiedades antiinflamatorias, antihemorrágicas, antioxidantes, antisépticas y cicatrizantes. Hoy en día es frecuente encontrarla en herbolarios y en diversas presentaciones de productos limpiadores y toallitas oculares para perros y gatos, a veces junto a eufrasia.

Aunque los remedios mencionados pueden ayudar a paliar los síntomas de la blefaritis canina, recuerda que no son el tratamiento más adecuado. Estos remedios deben ser únicamente una emergencia o un complemento al tratamiento veterinario, el cual estará destinado a tratar la causa que está provocando la inflamación.

Blefaritis en perros - Síntomas y tratamiento - Remedios caseros para la blefaritis en perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Blefaritis en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas oculares.

Consejos
  • Llevar a tu perro al veterinario como primera opción ante el descubrimiento de una hinchazón en el párpado.
  • Puedes aplicar remedios naturales como complemento de limpieza antes de poder llevarlo a un centro veterinario.
  • Vigilar que durante el paseo no se golpee ni rastree la hierba donde pueda dañarse la zona.
  • Mantener la zona limpia y evitar que se rasque, si es necesario, ponerle un collar isabelino para evitarlo.
  • Aplicar correctamente el tratamiento indicado y no descuidarlo.
Bibliografía
  • S. M. Turner. (2010). Oftalmología de pequeños animales. ELSEVIER España, S.L. Travessera de Gràcia, 17-21 – 08021 Barcelona, España.
  • MA T. Peña , M. Leiva. (2007). Canine conjunctivitis and blepharitis. ELSEVIER.
  • C. Weingart, B. Kohn, M Siekierski, R. Merle, M. Linek. (2019). Blepharitis in dogs: a clinical evaluation in 102 dogs. Veterinary Dermatology.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Angel
Muy útil..!

Blefaritis en perros - Síntomas y tratamiento
1 de 5
Blefaritis en perros - Síntomas y tratamiento

Volver arriba