Compartir

Dexametasona en perros - Dosis, usos y efectos secundarios

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 30 septiembre 2020
Dexametasona en perros - Dosis, usos y efectos secundarios

Ver fichas de Perros

En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos de la dexametasona en perros. Al ser un fármaco que se encuentra en los botiquines caseros de numerosos hogares, no pocos cuidadores deciden por su cuenta administrárselo al perro si les parece que está sufriendo un episodio alérgico o detectan alguna inflamación. Las contraidicaciones y los efectos secundarios que repasamos a continuación dan idea del riesgo de esta decisión. Por ello, insistimos en la importancia de que el consumo de medicamentos se restrinja tan solo a aquellos prescritos por el veterinario.

Sigue leyendo y descubre todo lo que debes saber sobre la dexametasona para perros, sus usos, sus efectos secundarios y mucho más.

¿Qué es la dexametasona?

La dexametasona es un glucocorticoide sintético que deriva del cortisol. Destaca por su efecto antiinflamatorio, pero no es el único. No es un fármaco que pueda darse sin control veterinario, ya que afecta de múltiples formas al organismo, por lo que hay que administrarlo con cuidado, seguimiento y realizando una retirada paulatina en los casos en los que su consumo ha sido prolongado. Los efectos de la dexametasona son los siguientes:

  • Aumenta de glucosa y aminoácidos en sangre y glucógeno en el hígado.
  • Antiinflamatorio.
  • Antialérgico.
  • Inmunodepresor, afectando a la producción de anticuerpos.
  • Repercute sobre la ACTH, que es la hormona que controla la producción de cortisol.

La dexametasona para perros se comercializa en diferentes presentaciones, como la inyectable por vía intramuscular, intravenosa o intraarticular, que suele administrar el propio veterinario en la clínica. También hay dexametasona en comprimidos que pueden darse por vía oral. La dexametasona en perros actúa con rapidez, en tan solo unos minutos si se inyecta. Se excreta por la orina y por la bilis.

Usos de la dexametasona en perros

La dexametasona está indicada para diferentes procesos inflamatorios y alérgicos. También puede recetarse en caso de traumatismos o cuando el perro se encuentra en estado de shock o colapso circulatorio. La dexametasona está orientada a mejorar síntomas, no a curar, por lo que el veterinario debe diagnosticar y completar el tratamiento en cada caso. Se utiliza, básicamente, para disminuir una inflamación, una reacción alérgica o una actividad excesiva del sistema inmunitario, pero tiene múltiples efectos en el organismo.

Para identificar una reacción alérgica, no te pierdas este artículo: "Alergia en perros - Síntomas y tratamiento".

Dexametasona en perros - Dosis, usos y efectos secundarios - Usos de la dexametasona en perros

Dosis de dexametasona en perros

La dosis de dexametasona para perros va a depender del peso del animal y de la presentación del fármaco que escoja el veterinario. Además, hay que tener en cuenta que existe un rango de mayor a menor dosis efectiva y segura. Por eso es tan importante que el veterinario, en función de la situación concreta de cada perro, sea quien establezca la dosis, ya que variará según el diagnóstico.

A modo de ejemplo, la dexametasona inyectable de 2 mg por ml puede administrarse a razón de 0,05-0,2 mg por kg de peso en una única dosis. Dados los múltiples y potencialmente graves efectos secundarios de la dexametasona, para los tratamientos más largos o a medio plazo el veterinario buscará la dosis mínima y efectiva con el objetivo de reducir estos inconvenientes.

Contraindicaciones de la dexametasona en perros

Hay algunas circunstancias en las que la dexametasona no es el fármaco más adecuado para el perro o, al menos, debe manejarse con precaución. No olvides la importancia de utilizar la dexametasona exclusivamente si te la ha recetado el veterinario. Los casos en los que la dexametasona en perros está contraindicada son los siguientes:

  • Diabetes mellitus, pues funciona como antagonista de la insulina.
  • Nefritis crónica, que es la inflamación del riñón.
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Osteoporosis.
  • Infecciones víricas activas.
  • Infecciones sistémicas causadas por hongos.
  • Infecciones bacterianas sin tratamiento establecido.
  • Úlceras gastrointestinales.
  • Úlceras corneales.
  • Demodicosis o sarna demodécica.
  • Inmunosupresión, al reducir la respuesta inmunitaria.
  • Gestación, ya que podría afectar a los cachorros y provocar malformaciones, abortos, partos prematuros, complicaciones en el parto, muerte fetal, retención placentaria o inflamación uterina.
  • Lactancia, pues puede disminuir la producción.
  • Vacunación. Hay que esperar dos semanas tras la vacunación para poder administrar dexametasona.
  • Por supuesto, no debe darse a perros con alergia a este medicamento.

Además, si nuestro perro está ya tomando alguna medicación y el veterinario lo desconoce, debemos comunicárselo, pues podrían producirse interacciones entre los fármacos. Por último, en ocasiones la dexametasona se emplea como recurso de urgencia, aun en animales que, en principio, no deberían ser tratados con ella. Esta decisión es competencia exclusiva del veterinario, que valorará las ventajas y los inconvenientes de la administración.

Dexametasona en perros - Dosis, usos y efectos secundarios - Contraindicaciones de la dexametasona en perros

Efectos secundarios de la dexametasona en perros

Normalmente, una única dosis de dexametasona no suele producir efectos adversos, pero los tratamientos prolongados sí se relacionan con la aparición de problemas, incluso de gravedad. Así, la dexametasona puede causar hiperadrenocorticismo iatrogénico, más conocido como síndrome de Cushing, durante y después de su administración. Pero hay otros efectos secundarios, como los siguientes:

  • Poliuria, que consiste en un aumento en la cantidad de orina eliminada.
  • Polidipsia, que es el incremento en la ingesta de agua.
  • Polifagia o consumo mayor de alimentos.
  • Retención de líquidos, sobre todo si el tratamiento es prolongado.
  • Úlceras gastrointestinales.
  • Aumento de enzimas hepáticas y del tamaño del hígado.
  • Hiperglucemia transitoria, que es una elevación de la glucosa en la sangre.
  • Retraso en la cicatrización de heridas.
  • Debilitamiento de las defensas.
  • Empeoramiento de infecciones.

Por todo ello, insistimos la dexametasona para perros deben ser administrada únicamente bajo prescripción veterinaria.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dexametasona en perros - Dosis, usos y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

Escribir comentario sobre Dexametasona en perros - Dosis, usos y efectos secundarios

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Dexametasona en perros - Dosis, usos y efectos secundarios
1 de 3
Dexametasona en perros - Dosis, usos y efectos secundarios

Volver arriba