menu
Compartir

¿Los perros pueden comer gambas o camarones?

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 30 junio 2023
¿Los perros pueden comer gambas o camarones?

Ver fichas de Perros

Probablemente sepas que la mayoría de los pescados son alimentos aptos para los perros, puesto que a menudo encontramos en el mercado piensos que incluyen estos productos en sus listas de ingredientes. Sin embargo, los mariscos suelen ocasionar más dudas al respecto. Por ejemplo, ¿sabes si pueden comer gambas los perros?

Si quieres descubrirlo, acompáñanos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que explicaremos si los perros pueden comer gambas o camarones.

¿Pueden comer gambas los perros o no?

Como respuesta rápida, debemos decir que sí, los perros pueden comer gambas o camarones, puesto que estas no contienen ningún compuesto que resulte tóxico para su organismo. Sin embargo, es importante hacer una serie de puntualizaciones al respecto, puesto que este alimento puede ocasionar ciertos problemas para la salud de los perros si no se administra de la manera adecuada o si se aporta en cantidades excesivas.

Las gambas o camarones son alimentos con un alto valor nutritivo; son ricas en proteínas y tienen un bajo contenido de ácidos grasos saturados. Sin embargo, existen dos motivos por los que no se deben aportar a los perros en grandes cantidades:

  • Tienen una elevada concentración de colesterol (unos 200 mg/1000 kcal, lo que supone más del doble del contenido de colesterol de las carnes rojas).
  • Tienen un contenido elevado de purinas, unos compuestos que se transforman en ácido úrico y que pueden favorecer la aparición de cálculos de urato en la orina.

Por este motivo, aunque los perros pueden comer camarones, no es recomendable que los consuman como parte de su dieta habitual.

¿Los perros pueden comer gambas y camarones cocidos o pelados?

Las gambas únicamente deben ofrecerse cocidas y peladas. Las gambas crudas pueden contener microorganismos capaces de ocasionar una toxiinfección alimentaria en los perros, por ello siempre deben ofrecerse cocinadas.

También es importante pelarlas, puesto que el caparazón o exoesqueleto es muy rígido (debido a su alto contenido en quitina) y puede suponer un riesgo de asfixia u ocasionar importantes lesiones en la mucosa oral o digestiva. Por tanto, recuerda que los perros pueden camarones sin cáscara, pero no sin pelar.

Como decíamos en la introducción, te damos más detalles sobre "¿Los perros pueden comer pescado?".

¿Los perros pueden comer gambas o camarones? - ¿Pueden comer gambas los perros o no?

Beneficios de los camarones y gambas para perros

Como hemos adelantado, los camarones son alimentos con un buen valor nutricional, que pueden aportar ciertos beneficios cuando se incluyen en la dieta de los perros:

  • Tienen un valor energético moderado, puesto que su contenido en hidratos de carbono es nulo y su contenido graso es bajo, por lo que incluir los camarones en la dieta de los perros no implica un incremento excesivo del contenido calórico de su ración.
  • Son alimentos proteicos, con un contenido en proteína muy similar al de las carnes y los pescados. Además, al tratarse de proteína animal, tiene un buen valor biológico, es decir, es rica en aminoácidos esenciales.
  • Aporta cantidades apreciables de vitaminas (concretamente, vitamina B3 o niacina, y vitamina B12 o cianocobalamina) y de minerales (como yodo, calcio, potasio, fósforo, selenio, etc.). Te hablamos de la "Vitamina B para perros: dosis, beneficios y usos".

Cantidad de camarones o gambas para perros

Como ya hemos mencionado, los perros pueden comer gambas o camarones, pero estos no deben forma parte de su dieta habitual, debido a su elevado contenido en colesterol y purinas.

De forma puntual, puedes incluir este alimento en la dieta de tu perro a modo de premio o recompensa, siempre que a tu mascota le guste. Por ejemplo, una cantidad apropiada sería ofrecer una gamba (en perros pequeños) o dos gambas (en perros medianos o grandes), una o dos veces al mes.

¿Cómo darle camarones o gambas a mi perro?

Antes de ofrecerle este alimento a tu perro, es importante que prestes atención a las siguientes indicaciones para garantizar que su aporte resulta seguro.

  1. En primer lugar, debes seleccionar gambas o camarones que estén frescos. Las gambas son alimentos perecederos, con una vida útil corta, por lo que es importante garantizar su frescura para evitar posibles intoxicaciones alimentarias.
  2. Una vez seleccionadas, debes pelar las gambas retirando la cabeza, el caparazón y la cola.
  3. Por último, debes cocinar las gambas. La mejor opción es cocerlas en agua hirviendo (sin sal) durante 2-3 minutos, hasta que su carne se vuelva opaca. Una vez cocidas, déjalas enfriar y córtalas en pequeños trozos para aportárselas a modo de premio a tu mascota.

Efectos secundarios de las gambas para perros

Aunque las gambas sean un alimento apto para los perros, pueden producir ciertos efectos indeseables sobre la salud de los perros, especialmente si no se aportan de la manera adecuada:

  • Atragantamiento o asfixia: la cabeza y el caparazón de las gambas suponen un riesgo de atragantamiento o asfixia para los perros, por ello es importante pelar las gambas antes de ofrecerlas.
  • Lesiones en la mucosa oral o gastrointestinal: de igual manera, la cabeza y el caparazón pueden ocasionar úlceras en la boca o en la mucosa digestiva de los perros. Si, por accidente, tu perro se ha comido la cáscara o la cabeza de una gamba y te estás preguntando ¿qué hago si mi perro se ha comido la cabeza de una gamba?, lo recomendable es que, durante las horas posteriores a la ingesta, prestes atención a la posible aparición de síntomas digestivos como falta de apetito, diarrea, vómitos, etc. Ante la aparición de cualquiera de estos signos, debes acudir a tu veterinario/a de confianza para que valore el estado de salud de tu mascota y los posibles efectos de la ingesta accidental.
  • Alergia alimentaria: los mariscos tienen un gran poder antigénico, lo que los convierte en uno de los alimentos que más alergias alimentarias generan.
  • Cálculos urinarios: como ya hemos mencionado, el elevado contenido en purinas puede favorecer la aparición de cálculos urinarios de urato.

Contraindicaciones de las gambas para perros

Existen determinadas situaciones en las que el aporte de gambas o camarones puede estar contraindicado, como por ejemplo en:

  • Perros con alergias o intolerancias alimentarias.
  • Perros con un aparato digestivo especialmente sensible a los cambios de dieta.
  • Perros con patologías digestivas.
  • Perros con problemas urinarios, especialmente en razas como el dálmata, que están predispuestas a formar cálculos de urato.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer gambas o camarones?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Gamba (Aristeus antennatus). Disponible en: https://www.mapa.gob.es/es/ministerio/servicios/informacion/gamba_tcm30-102911.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los perros pueden comer gambas o camarones?
1 de 2
¿Los perros pueden comer gambas o camarones?

Volver arriba