menu
Compartir

¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 21 julio 2021
¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira?

Ver fichas de Conejos

Es bien conocido que los conejos son unos animales activos y curiosos, que no pueden estar quietos mucho tiempo, aunque su jaula sea pequeña. Adoran salir de ella para jugar o interactuar con sus cuidadores. Por este motivo, si observas que tu conejo está menos activo o que incluso no se mueve, empieza a preocuparte porque seguramente algo le está ocurriendo.

Continua leyendo este artículo de ExpertoAnimal para saber por qué tu conejo no se mueve pero sí respira, así como qué hacer para ayudar a que vuelva a tener la misma energía y vitalidad de siempre.

También te puede interesar: Mi gato está decaído y no se mueve - Causas

¿Por qué mi conejo no se mueve?

Que un conejo deje de moverse puede ser debido a múltiples causas. Lo primero que podemos pensar cuando un conejo ha dejado de moverse es que padece una grave enfermedad, pero esto no siempre es cierto, ya que la inmovilidad también puede explicarse por situaciones ambientales, circunstancias del momento o accidentes. En general, cuando un conejo se deja de mover, pero sigue respirando, se debe a causas como las siguientes:

  • Traumatismo.
  • Edad avanzada.
  • Parálisis.
  • Estrés.
  • Golpe de calor.
  • Hipotermia.
  • Anorexia por enfermedad.

En cualquier caso, lo importante es acudir al veterinario de exóticos, pues las causas son múltiples y las consecuencias pueden ser muy graves, por lo que actuar rápido es fundamental para conseguir que nuestro conejo se recupere.

¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira? - ¿Por qué mi conejo no se mueve?

Traumatismos

Traumas, accidentes, caídas de gran altura o ataques de otros animales pueden hacer que nuestro conejo no se mueva debido al impacto y a los posibles daños internos. Frecuentemente se pueden fracturar huesos y el animal experimenta tanto dolor que es incapaz de moverse. Por lo tanto, si sospechas que tu conejo se encuentra en alguna de las situaciones mencionadas, llévalo con urgencia al veterinario, pues seguramente necesite una estabilización rápida, ya que su vida está en peligro.

Edad avanzada

Como ocurre en todos los organismos vivos, conforme pasan los años las estructuras envejecen y sufren daños, como artrosis o desgastes, y, además, se observa una menor vitalidad y energía, que se puede manifestar en menos movimiento y, en definitiva, en que el conejo pase más horas del día estático y sin moverse.

Ten en cuenta que el envejecimiento es progresivo. Si ves que tu conejo mayor ha cambiado de comportamiento de un día para el otro, puede estar pásandole algo más, independientemente de la edad. En este artículo puedes descubrir cuáles son las enfermedades más comunes de los conejos.

Parálisis

Los conejos pueden sufrir parálisis de diferentes orígenes que explican que respiren, pero no se muevan. Estas parálisis pueden prevenirse vigilando que no se dañen la columna, no se caigan ni golpeen, ofreciendo una alimentación equilibrada y desparasitando con la regularidad que nos marque el veterinario. Las parálisis que afectan a los conejos son:

  • Parálisis neurológica: cuando el conejo sufre una lesión en la columna que afecta a la médula espinal o a los nervios periféricos de las extremidades, puede presentar paresia o parálisis, además de otros signos neurológicos. Pasteurella multocida es una bacteria que puede causar encefalitis en los conejos y parálisis secundaria.
  • Parálisis nutricional: si nuestro conejo no lleva una dieta variada y equilibrada que le asegure la obtención de todos los nutrientes que necesita en sus correctas proporciones para garantizar su bienestar, salud y calidad de vida, puede presentar déficits de minerales o de vitaminas como las del complejo B, lo que causa parálisis. En nuestro artículo sobre la cantidad de comida diaria para conejos te explicamos cómo debe ser una dieta equilibrada para esta especie.
  • Parálisis parasitaria: parásitos que afectan a los conejos, como Encephalitozoon cuniculi o Toxoplasma gondii, pueden hacer que pierdan movilidad en sus patas traseras, con lo que apenas se podrán mover. Los conejos parasitados generalmente presentan un sistema inmune débil, no siguen una dieta adecuada y no se desparasitan con frecuencia. Además de la pérdida de movilidad, el conejo puede mostrar el abdomen abultado, dolorido y duro.
¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira? - Parálisis

Estrés

Aunque los gatos son por excelencia los animales que consideramos más sensibles al estrés, en los conejos también debemos tener mucho cuidado y hay que evitarles todo estrés no necesario. Así, si has observado que tu conejo, además de reducir su movimiento, ha empezado a mostrar comportamientos compulsivos, como mover las orejas o rascarse, puede ser estrés. En este artículo te ayudamos a reconocer 5 signos de estrés en conejos.

Para prevenir esta situación la recomendación es jugar con él y establecer y mantener un vínculo afectivo, que es el que va a permitir que el conejo se sienta seguro y feliz a tu lado. También debes evitar los ruidos, los gritos y los cambios frecuentes de rutina, alimento o de ambiente en el hogar.

Golpe de calor

Las temperaturas extremas pueden aumentar la temperatura corporal de nuestros conejos y provocar un golpe de calor. Los conejos sufren cuando la temperatura ambiente supera los 28 ºC y se encuentran al límite entre los 21-27. La alta temperatura ambiental puede hacer que el conejo se mantenga estirado, estático, deshidratado y aletargado, además de presentar signos más graves como:

  • Orejas rojas.
  • Hipersalivación.
  • Jadeo.
  • Debilidad.
  • Desorientación.
  • Temblores.
  • Convulsiones.
  • Shock.
  • Muerte.

Podemos evitar el golpe de calor adoptando medidas como las que explicamos en el artículo ¿Cómo refrescar a un conejo?

¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira? - Golpe de calor

Hipotermia

En algunas ocasiones notarás que «mi conejo no se mueve y está frío», ya que, aunque es menos frecuente, los conejos también pueden sufrir por las bajas temperaturas, de ahí la importancia de mantener una temperatura ambiente ideal. Así, unas temperaturas muy frías causan hipotermia y daños en el organismo de los conejos, si su temperatura corporal desciende de 36 ºC. En estos casos manifestarán los siguientes signos clínicos:

  • Reducción de la frecuencia cardiaca.
  • Midriasis.
  • Desorientación.
  • Letargia.
  • Piel seca.
  • Orejas frías.
  • Inmovilidad.
  • Desmayo.
  • Colapso.
  • Shock.
  • Muerte.
¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira? - Hipotermia

Anorexia por enfermedad

Una enfermedad interna debilitante y/o dolorosa activa los mecanismos de fase aguda, presentándose la pérdida de apetito o anorexia como signo de malestar. Esta situación en conejos causa debilidad, depresión y poca energía, lo que lleva a que los animales se muestren débiles y no se muevan. Multitud de problemas y de enfermedades pueden hacer que tu conejo deje de comer. Destacamos:

Por lo tanto, si además de la inmovilidad y la pérdida del apetito ves que el conejo muestra otros signos de enfermedad, como debilidad, pérdida de peso, inflamación, bultos, diarrea, dificultad respiratoria, tos, fiebre, secreción nasal, etc. puede indicar que presenta alguna enfermedad que necesita el diagnóstico y el tratamiento del veterinario.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Autor desconocido. Patología de los conejos. Disponible en: https://ddd.uab.cat/pub/cunicultura/cunicultura_a1980m8v5n26/cunicultura_a1980m8v5n26p148.pdf
  • Lebas, F., Coudert, P., Rochambeau, H. y Thébault, R. G. El conejo, cría y patología. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.
  • Wegler, M. (2008). El conejo enano. Editorial Hispano Europea.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira?
1 de 5
¿Por qué mi conejo no se mueve pero sí respira?

Volver arriba