Compartir

¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer?

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. Actualizado: 24 abril 2018
¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer?

Ver fichas de Gatos

A muchos tutores les resulta curioso constatar que sus mininos no quieren comer durante su ausencia o "exigen" su vigilancia mientras disfrutan de sus alimentos. Por lo general, este comportamiento deriva de un hábito adquirido durante la crianza de tu felino. No obstante, también es importante averiguar si tu minino se siente seguro y cómodo en el hogar o si se muestra muy tímido, miedoso o pasa gran parte del tiempo escondido.

¿Te sientes identificado con esta situación, ya hablemos de un gato sociable o de uno con miedos? ¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer? Descúbrelo en ExpertoAnimal, a continuaciónte explicamos los motivos de este comportamiento felino y también ofrecemos algunos tips para hacer con que tu minino pueda comer cuando está solo. ¡No te lo pierdas!

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato no quiere comer?

Los gatos son animales de costumbres

Los gatos han ganado una extendida "mala fama" de ser exigentes y algo caprichosos en relación a su paladar y a sus hábitos alimenticios. No obstante, debemos considerar que muchos de estos supuestos "caprichos", en realidad, son creados o favorecidos por algunas costumbres que nosotros mismos añadimos a la rutina de nuestros mininos. Si tu gato quiere que lo acompañes a comer o que lo observes mientras se alimenta, es muy probable que este hábito haya sido implementado durante su crianza y educación temprana. ¿Pero por qué sucede? Te explicamos…

Primero, es importante entender que los felinos se aferran a una rutina como una forma de preservar su salud y bienestar, así como para evitar situaciones peligrosas o desfavorables. Si bien los hábitos comprenden gran parte de la rutina de los gatos, ella también abarca sus alimentos, sus horarios, sus juguetes, los estímulos y objetos de su ambiente, y hasta los demás individuos que componen su entorno.

Cuando adoptamos a un minino, es natural que queramos garantizar que nuestro nuevo compañero reciba los mejores cuidados y reciba una alimentación adecuada para fortalecer su organismo y se desarrolle con buena salud. Por ello, muchos tutores suelen observar y acompañar a sus gatos (especialmente a los cachorros) mientras ellos se alimentan.

Si bien esta actitud no esté equivocada ni sea "mala" (ya que realmente es esencial garantizar que nuestras mascotas coman regularmente), puede ser la explicación de por qué tu gato quiere que lo acompañes a comer. Los gatitos se acostumbran a contar con la presencia de su tutor durante su alimentación y mantienen este hábito durante su fase adulta. Luego, pueden negarse a comer cuando están solos en casa.

¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer? - Los gatos son animales de costumbres

Todos los animales necesitan un ambiente seguro para alimentarse

En estado silvestre, el momento de alimentarse es extremadamente delicado para los felinos, ya que se tornan más vulnerables a diversos peligros, como el ataque de depredadores. Para ingerir su alimento, el animal debe exponerse y sus sentidos no podrán estar tan enfocados en su entorno (comer también requiere una dosis de concentración y dedicación). En este momento, cualquier "ataque sorpresa" podría resultar letal, ya que el animal está algo distraído con su comida y puede volverse más lento que de costumbre, no teniendo tiempo de escapar o de defenderse.

Aunque nuestro hogar no se parezca casi nada a un hábitat salvaje, nuestros mininos también se sentirán más vulnerables al momento de alimentarse. Por ello, deben contar con un ambiente tranquilo y positivo, donde se sientan seguros para consumir sus alimentos y disfrutar de una óptima nutrición. Para muchos gatos, la presencia de su tutor es esencial para generar esta sensación de seguridad que necesitan para disfrutar de su comida.

Sabemos que es muy gratificante sentir que nuestros felinos nos quieren y que nuestra presencia les genera buenos sentimientos, como seguridad, confianza y paz. Pero es importante preguntarnos por qué un gato no consigue sentirse seguro cuando está solo en el hogar.

Si recién adoptaste a un minino, es posible que tu pequeño todavía no se haya adaptado a su nuevo hogar, por lo cual puede no sentirse totalmente seguro o cómodo para alimentarse cuando está solo. En ExpertoAnimal, te contamos cuánto tiempo necesita un gato para adaptarse a un nuevo hogar y ofrecemos algunos tips para favorecer su proceso adaptativo. ¡No te lo pierdas!

¿Qué debo hacer si mi gato quiere que lo acompañe a comer?

Si bien muchos tutores "normalizan" el hecho de que sus gatos no coman cuando están solos, es importante tener cuidado al reforzar este comportamiento. En el día a día, puede parecer que este hábito no impacta negativamente en la nutrición de tu minino. No obstante, el problema suele aparecer cuando los tutores quieren irse de vacaciones o cuando pasan largas horas fuera de casa.

Si te ausentas por mucho tiempo y tu gato no quiere comer solo, ello significa que su organismo deberá experimentar un ayuno prolongado. Al quedar muchas horas sin comer, los animales acumulan fluidos digestivos en su estómago. Ello provoca una intensa irritación e inflamación de las mucosas estomacales, y puede hacer con que tu gato vomite bilis. Si los ayunos prolongados son frecuentes, esta inflamación puede generar también ulceras en el tracto intestinal, perjudicando la salud de tu minino.

Entonces, ¿qué debemos hacer que nuestro gato no quiere comer solo? Antes de nada, necesitaremos tener mucha paciencia, pues cambiar hábitos nunca es algo fácil. Para quitar este hábito de nuestro minino, empezaremos por cambiar su comedero de lugar adentro del hogar. Por ejemplo: si el comedero de tu gato suele quedar en el comedor, lo moveremos a la cocina o a otra habitación. Es importante elegir un ambiente limpio, seguro y bien acondicionado, donde el gato pueda sentirse seguro para ingresar y alimentarse. También debe estar lejos del arenero o del agua.

En principio, haremos este movimiento del comedero mientras estamos en casa, pero no deberemos permanecer en la misma habitación donde ubicamos el comedero. El objetivo es hacer con que tu minino aprenda, poco a poco, a comer en un sitio donde no cuente con tu compañía. Cuando observes que tu felino ya se siente cómodo comiendo solo en la otra habitación, podrás pasar para el "próximo nivel" de adaptación. Ahora, dejarás su alimento favorito servido en su comedero (en la misma habitación elegida durante la primera etapa), pero deberás irte de la casa.

Para estimular su apetito y su curiosidad, podemos ofrecerle algún paté o una sabrosa comida húmeda casera, que cuente con sus aromas, sabores y texturas favoritas. Los felinos, en estado silvestre, comen la carne de sus presas mientras todavía conserva su temperatura corporal (entre 36,5ºC e 38ºC). Por ello, si podemos templar suavemente el alimento antes de ofrecerlo a nuestro minino, ello resultará muy benéfico para despertar su interés por la comida.

Si este proceso no resulta eficaz, lo mejor será buscar la orientación profesional de un experto en etología felina. Como siempre mencionamos, cada felino es un individuo singular, que demuestra una personalidad única. Por ello, es importante contar con la ayuda de un profesional para comprender mejor el comportamiento de tu minino y establecer un proceso adaptativo adecuado a sus necesidades especificas.

¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer? - ¿Qué debo hacer si mi gato quiere que lo acompañe a comer?

Enriquecer el ambiente de tu minino también ayudará…

Al contar con un ambiente enriquecido, donde encuentre juguetes, rascadores, complementos y estímulos sensoriales que le permitan ejercitar su cuerpo y su mente, tu gato gastará más energía y, luego, deberá sentir la necesidad de comer para saciar su hambre y reponer los nutrientes esenciales para su organismo. Además, una buena estimulación física y mental es esencial para preservar su buena salud y prevenir los problemas de comportamiento asociados al estrés y al aburrimiento.

¿Tu gato no come y tiene otros síntomas?

Si observas que tu gato no quiere comer o presenta síntomas como vómitos, diarreas, letargo o cambios de comportamiento, no dudes en consultar tu veterinario de confianza. Algunas enfermedades pueden alterar el apetito de tu minino y afectar su tracto digestivo. Además, la acumulación de bolas de pelos en su tracto intestinal también puede hacer con que un gato deje de comer repentinamente. En ambos casos, es fundamental contar con la experiencia del veterinario para establecer un tratamiento adecuado.

También es importante poner atención a la calidad de la comida que proporcionamos a nuestros mininos. Si ofreces un pienso de baja calidad a tu gato, es muy posible que lo rechace. Por ello, recuerda preferir piensos de alta gama (línea Premium) como base de la dieta de tu felino. Además, puedes considerar iniciarlo en una dieta BARF, que ofrece numerosos beneficios para su salud, como facilitar el proceso digestivo, evitar la formación de sarro y fortalecer su sistema inmunológico.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
silvia08
puede que lo que quiera sea que comes al lado de el🐱🐈

¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer?
1 de 3
¿Por qué mi gato quiere que lo acompañe a comer?

Volver arriba