menu
Compartir

Psitacosis o clamidiosis aviar - Síntomas y tratamiento

 
Por Mariana Castanheira, Veterinaria. 8 septiembre 2021
Psitacosis o clamidiosis aviar - Síntomas y tratamiento

La clamidiosis o psitacosis es una de las enfermedades más comunes en las aves. Dentro de las aves que pueden habitar en nuestros hogares o jardines, siempre con las condiciones óptimas (sin estar confinadas en una jaula), las pistácidas, como las cacatúas ninfas y los periquitos australianos, se encuentran entre las que más suelen infectarse con Clamydophila psittaci, por lo que si convives con un ave de esta especie, debes estar muy atento/a a los síntomas.

Dado que la clamidiosis es una zoonosis, es decir, se puede transmitir a los humanos, es aún más importante que los cuidadores de aves conozcan esta enfermedad, sepan detectar sus síntomas y actúen en caso de contagio. Por ello, en este artículo de ExpertoAnimal te explicaremos todo sobre la clamidiosis aviar, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la psitacosis o clamidiosis aviar?

La clamidiosis es una enfermedad causada por bacterias intracelulares de la familia Chlamydiaceae. Según la clasificación actual, esta familia se divide en dos géneros: Chlamydia y Chlamydophila. Es dentro de este segundo grupo donde se encuentra Chlamydophila psittaci, la especie responsable de la clamidiosis en las aves psitácidas, por lo que es responsable de la clamidiosis en las cacatúas. Anteriormente, esta bacteria se llamaba Chlamydia psittaci.

¿La clamidiosis aviar se contagia a humanos?

Sí, la psitacosis o clamidiosis en las aves, también llamada clamidiofilosis, ornitosis o fiebre de los loros, es una zoonosis, es decir, las aves portadoras de esta bacteria pueden transmitirla a los humanos. Esta transmisión ocurre por contacto directo entre humanos y aves o por inhalación de partículas presentes en la orina o polvo de las plumas.

De todos modos, la incidencia de psitacosis o clamidiosis aviar en humanos es muy baja, a pesar de que existen miles de aves portadoras de esta enfermedad. La mayoría de las personas son resistentes a las bacterias a menos que el sistema inmunológico esté comprometido. En cualquier caso, es importante alertar sobre el hecho de que la transmisión es posible, ya que algunos casos de clamidiosis en humanos pueden ser fatales si no se tratan adecuadamente.

Los síntomas de la clamidiosis en humanos son:

  • Dolores de cabeza severos.
  • Malestar general.
  • Escalofríos.
  • Mialgia.

Los casos graves incluso pueden causar neumonía, ya que el pulmón es uno de los órganos más afectados [1] . Sin embargo, en la mayoría de los casos, la clamidiosis en humanos puede ser asintomática o tener síntomas similares a una gripe leve.

Síntomas de clamidiosis en aves

Como otras aves psitácidas, las cacatúas y los periquitos pueden infectarse con C. psittaci, aunque no son las únicas, ya que la psitacosis o clamidiosis aviar también afecta especialmente a las palomas y a los pavos. En cualquier caso, las aves infectadas por esta bacteria pueden ser asintomáticas, es decir, pueden no presentar síntomas, a pesar de ser portadoras y, por tanto, pueden infectar a otras aves y humanos. Las cacatúas, por ejemplo, pueden vivir muchos años como portadoras sin mostrar ningún síntoma.

Los problemas surgen cuando el sistema inmunológico del ave está inactivo. Los síntomas de clamidia en avespueden ser:

  • Diarrea o heces acuosas.
  • Conjuntivitis y secreciones oculares.
  • Estornudos y secreción nasal.
  • Apatía.
  • Anorexia.
  • Pérdida de peso.
  • Somnolencia.

Los síntomas de la psitacosis o clamidiosis aviar, tanto en cacatúas como en periquitos o palomas, no son muy específicos y, además, pueden verse afectados diferentes órganos, como el hígado, el bazo, el sistema respiratorio y el tracto gastrointestinal. Por ello, es fundamental consultar con a tu veterinario de confianza si convives con una de estas aves y notas algún cambio en su comportamiento.

Es importante recordar que ningún ave debe permanecer confinada en una jaula las 24 horas del día. Si has encontrado un ave malherida, has acudido al veterinario y has decidido cuidarla, ten presente que necesitará disponer de espacio y cierta libertad para poder volar; la jaula debe ser simplemente su refugio, el lugar al que acudir si quiere esconderse o descansar. Consulta nuestra guía sobre Cómo cuidar una cacatúa ninfa o carolina.

Diagnóstico de clamidiosis aviar

Dado que los signos clínicos de la clamidiosis en las aves son inespecíficos, el diagnóstico se vuelve más complicado. Por ello, se necesitan pruebas de laboratorio para confirmar que se trata de esta enfermedad. Tu veterinario/a puede utilizar las siguientes pruebas para llegar a un diagnóstico definitivo de clamidiosis aviar:

  • Radiografía.
  • Ultrasonido.
  • Análisis de enzimas hepáticas.
  • Recuento de glóbulos blancos.

Aunque son más costosos y suele ser necesario un laboratorio fuera de la clínica, existen métodos de laboratorio que permiten el aislamiento de C. psittaci. Uno de los métodos de diagnóstico más fiables es la detección directa de ADN de Chlamydophila mediante la técnica de PCR.

Tratamiento para la clamidiosis en aves

Tanto si una cacatúa ninfa como si una paloma o un periquito sufre esta enfermedad, el tratamiento veterinario es fundamental. Existen diferentes protocolos de tratamiento para la psitacosis o clamidiosis aviar y el veterinario/a elegirá el que mejor se adapte a cada caso.

El tratamiento más común es la terapia con antibióticos, que puede ser oral, soluble en agua o inyectable. Si solo hay un ave enferma en el hogar, es probable que la opción inyectable sea la mejor debido a su efectividad. Sin embargo, si hay más de un ave contagiada, la opción soluble puede ser más práctica, aunque es difícil controlar la cantidad de agua que bebe cada ave.

Por otro lado, como hemos comentado en el apartado destinado a los síntomas, la región ocular a menudo se ve afectada por clamidia, provocando secreción ocular. Por ello, si es el caso de tu ave, el veterinario/a puede recetar el antibiótico en forma de gotas para poder aplicarlo directamente sobre los ojos.

Además del tratamiento con antibióticos para eliminar las bacterias, es posible que se necesiten otros tratamientos para aliviar los síntomas.

La duración del tratamiento y el pronóstico son muy variables y dependen principalmente de lo temprano que se detecte la clamidiosis aviar. Si conviven varias aves juntas, es recomendable separar aquellas que presenten signos clínicos de las que parezcan sanas hasta que finalice el tratamiento. Generalmente, después de 45 días de tratamiento, las aves deben volver a examinarse.

Prevención de la psitacosis en aves

Como ya hemos comentado, las aves pueden transmitir esta bacteria a otras aves a través de secreciones nasales, orales o fecales. Por este motivo, es fundamental mantener limpio el entorno de las aves en todo momento. En los lugares con muchas aves, el riesgo de psitacosis existente es mucho mayor y se debe redoblar el cuidado. La limpieza regular debe incluir bebederos y comederos, no solo el área donde hay desechos.

Otra medida preventiva es controlar el número de aves. Una alta densidad de población aumenta el riesgo de clamidiasis y hace que sea más difícil mantener todo desinfectado. Siempre que decidas adoptar o acoger una nueva ave, déjala en cuarentena antes de presentarla al resto de aves. De esta manera, podrás detectar cualquier signo clínico antes de correr el riesgo de transmitir cualquier enfermedad a otras aves sanas. Esto es especialmente importante para aquellas asociaciones o centros de rescate que recogen aves en condiciones comprometidas con el fin de ayudarlas. En casos particulares, nuevamente, insistimos en la importancia de disponer del suficiente espacio en casa para que el ave o las aves puedan disfrutar de una buena calidad de vida.

Por último, visitar regularmente a un veterinario de animales exóticos es una medida preventiva más que recomendable. No solo los perros y gatos necesitan atención veterinaria. En las aves, las visitas periódicas también permiten identificar de forma precoz cualquier cambio o problema, mejorando el pronóstico.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Psitacosis o clamidiosis aviar - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades bacterianas.

Referencias
  1. Moschioni, C. Faria, H. Reis, MS Silva. E. (2001) Neumonía severa por Chlamydia psittaci. Revista de neumología.
Bibliografía
  • Grespan, A. (2009). Clamidiosis en cacatúas (Nymphicus hollandicus): perfil del propietario y ensayo terapéutico. Tesis de maestria. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad de San Pablo.
  • Silva, S. (2013). Evaluación clínica, de laboratorio y detección de chlamydophila psittaci en cacatúas (Nymphicus hollandicus) del distrito federal, Brasil . Tesis de Maestría en Sanidad Animal. Facultad de Agronomía y Medicina Veterinaria de la Universidad de Brasilia.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Psitacosis o clamidiosis aviar - Síntomas y tratamiento
Psitacosis o clamidiosis aviar - Síntomas y tratamiento

Volver arriba