Compartir

Tularemia en conejos - Síntomas y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 25 julio 2018
Tularemia en conejos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Conejos

Aunque la tularemia es una enfermedad presente en Asia, Europa y América del Norte, por suerte no es muy común y si nuestro conejo permanece en el interior del hogar va a ser difícil que la contraiga. Aun así, en este artículo de ExpertoAnimal hablaremos de la tularemia en conejos, cómo se produce, cuáles son sus síntomas y cómo podemos tratarla y prevenirla. De esta manera evitaremos que nuestro conejo contraiga una patología que puede resultar mortal y que, además, es un zoonosis, es decir, una enfermedad transmisible a los humanos.

¿Qué es la tularemia?

Se trata de una enfermedad bacteriana provocada por la Francisella tulariensis. Puede afectar a lagomorfos y roedores, que van a actuar como reservorio, y a ganado, gatos, perros o seres humanos. Además, puede transmitirse de manera directa al entrar en contacto con animales o ambientes contaminados o mediante la intervención de un vector, es decir, una animal intermediario que puede ser una garrapata, un mosquito o tábanos.

La bacteria es muy resistente en el ambiente, aguantando incluso temperaturas bajo cero y limpiezas con lejía. Puede vivir semanas o meses. En cambio, muestra sensibilidad a desinfectantes comunes y a la luz del sol. La principal característica de la tularemia en conejos es que estos pueden permanecer asintomáticos y morir de manera repentina.

¿Cómo se contagia la tularemia en conejos?

Los conejos pueden contraer la tularemia al entrar en contacto con ambientes contaminados, ya que la bacteria puede encontrarse en el suelo, en vegetación o en el agua. También puede producirse el contagio si ingieren alimentos o agua infectada. Pero, además, la tularemia en conejos puede contraerse por inhalación y, muy importante, por la picadura de vectores.

Un conejo que tengamos dentro de casa va a ser difícil que pueda enfermar, pero no por ello debemos descuidar su protección. La tularemia puede afectar a los seres humanos, que se van a contagiar, básicamente, de la misma manera que los conejos, es decir, por picaduras, mordeduras, contacto con objetos contaminados que produzcan rozaduras o cortes. La bacteria también puede ingresar al organismo por vía conjuntival, respiratoria o digestiva, provocando una sintomatología diferente.

Tularemia en conejos - Síntomas y tratamiento - ¿Cómo se contagia la tularemia en conejos?

Síntomas de la tularemia en conejos

La tularemia en conejos puede pasar asintomática y producir un cuadro de infección generalizada que llega a causar la muerte súbita del animal. En los casos más leves podremos observar síntomas como fiebre, debilidad generalizada, úlceras o abcesos. Además, el comportamiento del conejo puede cambiar. Los enfermos tienden a agruparse y presentan una capa de pelo áspero, con mal aspecto.

En los seres humanos suele producir escalofríos, dolores en músculos y articulaciones, cefaleas, vómitos, etc. Así mismo, dependiendo del punto de entrada se manifestarán síntomas específicos. Por ejemplo, en el caso de picaduras de vectores, puede haber úlceras y necrosis en el punto de inoculación e inflamación del ganglio más cercano. Si la entrada es por vía respiratoria se produce neumonía. Por vía digestiva, gastroenteritis. Los individuos que superan la tularemia mantienen inmunidad durante años, aunque, pasado un tiempo, podría producirse una nueva infección.

Tratamiento de la tularemia en conejos

La tularemia en conejos, como enfermedad bacteriana que es, se combate con antibióticos que debe recetar el veterinario una vez confirmado el diagnóstico. De momento, no existe vacuna para la tularemia. Dado que se trata de una patología potencialmente mortal, la prevención resulta nuestra mejor arma. En el siguiente apartado detallaremos las medidas preventivas.

¿Cómo prevenir la tularemia en conejos?

Para evitar la tularemia en conejos pero, también, en seres humanos, conviene observar las siguientes pautas:

  • Evitar el contacto con animales que desconozcamos y tengan mal aspecto.
  • Mantener a los conejos en el interior.
  • Lavarse bien las manos.
  • No beber aguas de las que se desconozca la procedencia.
  • Lavar bien frutas y verduras.
  • Cocinar adecuadamente las carnes.
  • Desparasitar o emplear repelentes para evitar la transmisión por vectores. Para ello, recomendamos revisar el artículo "Los mejores productos para desparasitar conejos".
  • Utilizar guantes si debemos manipular cadáveres o animales aparentemente enfermos.
  • Como siempre, acudir al veterinario o médico ante cualquier síntoma sospechoso.

Consulta el artículo sobre "Las enfermedades más comunes en conejos" para ofrecer una correcta medicina preventiva general a tu peludo compañero, ya que no solo la tularemia puede afectarles.

Tularemia en conejos - Síntomas y tratamiento - ¿Cómo prevenir la tularemia en conejos?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tularemia en conejos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades bacterianas.

Escribir comentario sobre Tularemia en conejos - Síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Tularemia en conejos - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Tularemia en conejos - Síntomas y tratamiento

Volver arriba