Compartir

Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

Por Carolina Costa, Veterinaria. 10 abril 2019
Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento
Imagen: superatuenfermedad.com

Ver fichas de Gatos

El síndrome vestibular en gatos es una de las disfuciones más comunes que padecen los felinos. Podemos advertirlo cuando observamos que el individuo mantiene la cabeza inclinada, se tambalea al caminar o tiene una falta importante de coordinación motora. Si bien los síntomas son fáciles de reconocer, no siempre es fácil hallar la causa que la provoca, por ello en muchos cuadros se diagnostica como "síndrome vestibular idiopático felino".

En este artículo de ExpertoAnimal detallaremos en profundidad que es el síndrome vestibular felino explicándote las causas que pueden provocarlo y el tratamiento que deberá ofrecer el tutor al felino que lo padece.

También te puede interesar: El síndrome vestibular en perros

¿Qué es el síndrome vestibular en gatos?

Para comprender mejor qué ocurre ante un caso de síndrome vestibular en gatos, así como en el de un síndrome vestibular en perros, es necesario hablar del sistema vestibular.

Entendemos como sistema vestibular el conjunto de órganos del oído responsables de asegurar la posición corporal y mantener el equilibrio del cuerpo de un individuo, mediante el ajuste de la posición de los ojos, el tronco y las extremidades. Este sistema puede dividirse en dos componentes:

  • Periférico, ubicado en el oído interno.
  • Central, ubicado en el tronco cerebral y cerebelo.

Si bien es cierto que existen pocas diferencias entre los síntomas clínicos que aparecen en un cuadro de síndrome vestibular periférico o en un cuadro de síndrome vestibular central, es muy importante localizar correctamente la lesión, pues solo de este modo podremos saber si es más o menos grave.

A continuación hablaremos del conjunto de síntomas clínicos que suelen aparecer de repente y que se deben, precisamente, a los cambios producidos en el sistema vestibular. Provocan, entre otros, inestabilidad y falta de coordinación.

Queremos señalar también que, si bien no es un síndrome fatal, puede deberse a una causa adyacente que requiera tratamiento urgente, por lo que es muy importante consultar con el veterinario si observamos cualquiera de los síntomas que mencionaremos en el siguiente apartado.

Causas del síndromde vestibular en gatos

Las infecciones, como una otitis media o interna, son la causa principal de este síndrome, no obstante, a pesar de que los tumores no son muy comunes, también se deben considerar en gatos de edad avanzada. No obstante, en muchos casos no es posible averiguar qué está provocando el síndrome vestibular en gatos y, por lo tanto, se diagnostica como "síndrome vestibular idiopático felino".

A continuación mencionaremos otras causas del síndrome vestibular en gatos:

  • Anomalías congénitas: ciertas razas muestran predisposición a desarrollar este síndrome, tales como los gatos siameses, los gatos persas y los gatos birmanos. Estos animales pueden mostrar síntomas desde el nacimiento hasta unas pocas semanas de edad. Estos animales no deben reproducirse en ningún caso.
  • Causas infecciosas y causas inflamatorias: la otitis del oído medio y/o anterior son infecciones que que se originan en el canal auditivo externo y pueden avanzar hacia el interior. Suelen estar causadas por bacterias, hongos y ectoparásitos, tales como los ácaros en los gatos Otodectes Otodectes, que provocan picor, enrojecimiento del oído, llagas, cerumen excesivo y otras molestias. Otras enfermedades como la peritonitis infecciosa felina, la toxplasmosis, la criptococosis y la encefalitis parasitaria son otros ejemplos que pueden provocar esta enfermedad.
  • Pólipos nasofaríngeos: son pequeñas masas compuestas por tejido fibroso vascularizado que crecen progresivamente ocupando la nasofaringe y pudiendo alcanzar el oído medio. Es común en gatos de entre 1 y 5 años y puede detectarse con estornudos, ruidos respiratorios y disfagia (dificultad para tragar).
  • Traumatismos en la cabeza: las lesiones traumáticas en el oído interno o medio pueden afectar el sistema vestibular periférico. En estos casos, los animales también pueden desarrollar el síndrome de Horner. Si se sospecha que el animal ha padecido algún tipo de trauma o traumatismo, se deberá comprobar el posible hinchazón en la cara, heridas abiertas o hemorragias en el calan auditivo.
  • Ototoxicidad y reacciones alérgicas a medicamentos: los síntomas de ototoxicidad pueden ser uni o bilaterales, dependiendo de la vía de administración y de la toxicidad del fármaco. Los medicamentos, como ciertos antibióticos, administrados por vía sistémica o por vía tópica directamente en la oreja o oído del animal, pueden causar lesiones en los constituyentes del oído de su mascota. Los fármacos quimioterápicos o diuréticos, como la furosemida, también pueden ser ototóxicos.
  • Metabólicas o nutricionales: la deficiencia de taurina y el hipotiroidismo en gatos son dos ejemplos comunes que pueden provocar letargo, debilidad generalizada, pérdida de peso y mal estado del pelo, además de los posibles síntomas vestibulares. Pueden causar síndrome vestibular periférico o central, ya sea agudo o crónico.
  • Neoplasias: muchos tumores pueden crecer y comprimir las estructuras de su alrededor. Si hacen presión sobre uno o más componentes del sistema vestibular pueden causar también este síndrome. Es una causa común en los gatos de edad avanzada.
  • Causa idiopática: tras descartar todas las causas posibles, se determinará como "síndrome vestibular idiopático felino", es decir, sin causa conocida. Puede parecer extraño pero es bastate común.
Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - Causas del síndromde vestibular en gatos
Imagen: Canal de Kong Yuen Sing en YouTube

Síntomas del síndrome vestibular en gatos

Pero, ¿cómo podemos detectar lesiones en el sistema vestibular? A continuación repasaremos los síntomas del síndrome vestibular en gatos más comunes:

  • Inclinación de la cabeza: el grado de inclinación puede variar. Podemos observar una pequeña inclinación perceptible, a través de una oreja más baja, hasta inclinaciones pronunciadas de la cabeza. También es posible que el animal tenga dificultades para mantenerse en pie.
  • Ataxia: es la falta de coordinación motora. En la ataxia felina el gato muestra un desplazamiento descoordinado e inestable, llegando incluso a caminar en círculos (circling) generalmente hacia el lado afectado. Tiende a caer también hacia el lado de la lesión, aunque en casos muy puntuales puede hacerlo también hacia el lado no afectado.
  • Nistragmo: es un movimiento continuo, rítmico e involuntario de los ojos. Puede ser horizontal, vertical, rotacional o la unión de los tres tipos. Es un síntoma muy sencillo de identificar en un animal: basta con observarlo detenido, en una posición normal, entonces podremos observar movimientos continuos, como si estuvieran temblando.
  • Estrabismo: puede ser posicional o espontáneo (cuando se eleva la cabeza del animal). Los ojos no presentan una posición centrada normal.
  • Otitis externa, media o interna: la otitis en los gatos puede ser un síntoma de síndrome vestibular en los gatos, conviene tratarlo urgentemente.
  • Vómitos: aunque es poco frecuente, puede ocurrir.
  • Ausencia de sensibilidad facial: este síntoma, acompañado de la atrofia de los músculos masticadores, es difícil de detectar. El animal no siente dolor pero es posible de detectar cuando observamos al animal de frente y observamos que los músculos están más desarrollados en un lado que en el otro.
  • Síndome de Horner: el síndrome de Horner en gatos es la consecuencia de la pérdida de inervación del globo ocular, una lesión de los nervios faciales y de los ojos. Se caracteriza por la miosis, anisocoria (pupilas de distinto tamaño), ptosis (caída del párpado superior), exoftalmos (el globo ocular se hunde dentro de la órbita) y protusión del tercer párpado (el tercer párpado queda visible, cuando normalmente no lo está) del lado de la lesión vestibular.

Es importante señalar que rara vez hay una lesión vestibular bilateral. Cuando se presenta esta lesión, que es debido al síndrome vestibular periférico, los animales se muestran reacios a caminar, se desequilibran hacia los dos lados, caminan con los miembros alejados para mantener el equilibrio y hacen movimientos exagerados y amplios de la cabeza para girar, no presentando, normalmente, inclinación de la cabeza ni nistragmo.

Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - Síntomas del síndrome vestibular en gatos
Imagen: @DoveLewis en Twitter

Diagnóstico del síndrome vestibular en gatos

No existe una prueba específica que nos permita diagnosticar el síndrome vestibular en gatos. La mayoría de los veterinarios lo diagnostican mediante la observación de síntomas clínicos y en el examen físico. A partir de estos simples y esenciales pasos, es posible realizar un diagnóstico provisional.

Durante la realización del examen físico, el veterinario debe realizar pruebas auditivas y exámenes neurológicos para comprobar la extensión y localizar la lesión. También pueden solicitarse exámenes complementarios que ayuden a encontrar la causa del problema, tales como citologías, cultivos de oído, análisis de sangre, análisis de orina, así como TAC o RM.

Tratamiento del síndrome vestibular en gatos

El tratamiento del síndrome vestibular felino y el pronóstico dependerán directamente de la causa adyacente y la gravedad del cuadro. Es importante señalar que, incluso después del tratamiento, el gato puede permanecer con la cabeza ligeramente inclinada.

No obstante, como la mayoría de las veces se produce por causa idiopática, no existe ningún tratamiento o cirugía específica. Sin embargo, los animales suelen recuperarse rápidamente porque este síndrome se resuelve por sí mismo (self-resolving condition) y los síntomas desparecen con el tiempo.

Nunca debemos olvidar mantener una higiene regular de los oídos, utilizando productos y materiales adecuados que no provocar lesiones en el canal auditivo.

Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento del síndrome vestibular en gatos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades neurológicas.

Bibliografía
  • LeCouteur, R. A. (2003) Feline vestibular diseases – new developments. Journal of Feline Medicine and Surgery. Elsevier Science Ltd, 5, 101-108
  • Lowrie, M. (2012) Vestibular Disease: Diseases Causing Vestibular Signs. Neurology, Compendium, 34 (7), disponível em: http://www.vetfolio.com/neurology/vestibular-disease-diseases-causing-vestibular-signs-compendium
  • Rossmeisl Jr, J. H. (2010) Vestibular Disease on Dogs and Cats. Vet Clin Smal Animal. Elsevier Inc, 40 , 81-100.

Escribir comentario sobre Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Susana
muy completo gracias

Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento
Imagen: superatuenfermedad.com
Imagen: Canal de Kong Yuen Sing en YouTube
Imagen: @DoveLewis en Twitter
1 de 4
Síndrome vestibular en gatos - Causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba