Compartir

Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento

 
Por Manuel F. Faneite P., Veterinario. 22 abril 2020
Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento

Ver fichas de Perros

Es importante saber que algunas patologías o condiciones que afectan frecuentemente al humano también aparecen en perros. La mayoría de las veces el tutor de una mascota ignora que su perrito puede sufrir ciertos síndromes o enfermedades, ya que piensa erróneamente que son exclusivas de otras especies, y este descuido puede traer como consecuencia un mal manejo de los hábitos alimenticios o físicos de su mejor amigo.

En este artículo de ExpertoAnimal, hablaremos sobre el ictus en perros, una patología muy popular en humanos, que frecuentemente los tutores de caninos ignoran.

¿Qué es un ictus en perros?

El ictus se define como una interrupción del flujo sanguíneo hacia un área específica del cerebro. Debido a que la oxigenación cerebral se ve comprometida, las células de dicho órgano se ven afectadas y en algunos casos pueden dejar de funcionar. Existen dos tipos de ictus que debemos aprender a diferenciar para tener un manejo más adecuado de la situación:

  • Ictus Isquémico o embólico: estamos en presencia de un ictus isquémico cuando alguna arteria es obstruida por un coágulo o un émbolo, limitando de forma parcial o total el flujo sanguíneo, lo que trae como consecuencia la disminución de la cantidad de oxígeno que llega al cerebro.
  • Ictus hemorrágico: es producido cuando se rompe un vaso sanguíneo trayendo como consecuencia una hemorragia cerebral.

Algo muy parecido es el Infarto en perros - Síntomas y qué hacer.

Síntomas de ictus en perros

La presentación de esta patología suele preocupar de sobremanera al tutor de la mascota, ya que tiene signos y síntomas muy característicos que aparecen de forma abrupta. Los signos neurológicos que el perro con ictus puede presentar se relacionarán íntimamente con el área del cerebro que se vea afectada. Los signos y síntomas de un ictus en perros son los siguientes:

Una gran pista para el tutor, es que en el ictus embólico los signos aparecen de forma brusca y rápidamente alcanzan su máxima expresión, a diferencia que en el ictus hemorrágico, en el que suelen tener un inicio y un desarrollo retardado.

Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento - Síntomas de ictus en perros

Causas del ictus en perros

Son muchas las causas que pueden generar esta patología tanto en caninos como en humanos. Cualquier condición que sea capaz de generar un coágulo de sangre lo suficientemente importante como para comprometer el flujo sanguíneo cerebral, podrá ser culpable directo de un ictus. Entre las causas más frecuentes tenemos:

  • Neoplasias: se define como una formación anormal de tejido, que puede ser de carácter tumoral maligno o benigno. Una neoplasia es capaz de causar tanto obstrucciones como coágulos que puedan viajar a través del torrente sanguíneo y comprometer la oxigenación del cerebro.
  • Endocarditis: la afección del pericardio, que puede llegar a convertirse en una infección bacteriana, puede ser causante de coágulos que terminen restando eficacia al riego sanguíneo cerebral, trayendo un ictus como consecuencia.
  • Migración o émbolo de parásitos: algunos parásitos (como por ejemplo la dirofilaria o gusano del corazón), son capaces de migrar por el torrente sanguíneo o formar un émbolo en caso de que se agrupen, obstruyendo así el trayecto de la sangre derivada al cerebro.
  • Formación de coágulos post quirúrgicos: en algunas ocasiones, pueden aparecer coágulos sanguíneos luego de que el paciente sea intervenido de manera quirúrgica.
  • Enfermedad de von Willebrand: es un trastorno hematológico que retrasa la coagulación debido a la falta de ciertas proteínas. Esta condición podría facilitar un ictus hemorrágico.
  • Trombocitopenia: se refiere a plaquetas bajas en perros, que pueden traer como consecuencia ictus hemorrágicos por estar comprometida la coagulación. En este caso, podemos mencionar una enfermedad muy común en perros llamada ehrlichiosis canina, que en ocasiones suele causar trombocitopenia.
  • Hipertensión arterial: los perros que suelen manejar valores de presión arterial más elevados de lo normal son candidatos a padecer un ictus. En esta misma línea podremos nombrar también la enfermedad renal crónica o la arteriosclerosis, ya que son patologías asociadas a hipertensión arterial.

Si sospechas que tu can no se encuentra bien, puedes consultar este otro artículo de ExpertoAnimal sobre Síntomas de un perro enfermo.

Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento - Causas del ictus en perros

Diagnóstico de ictus en perros

Al ser una condición tan grave y con tantas causas posibles, el practicante veterinario estará prácticamente obligado a realizar todos o casi todos los exámenes complementarios existentes para recopilar la mayor cantidad de información posible. Primero que todo debe diagnosticar el tipo de ictus que cursa el perro, y la primera pista sobre ese diagnóstico presuntivo la obtendrá en la anamnesis. La evaluación complementaria que más se recomienda para diagnosticar definitivamente un ictus es la tomografía computarizada.

A la hora de buscar la causa probablemente el médico veterinario procederá a realizar hematología, química sanguínea y urianálisis, buscando recopilar información importante (allí podría entrar el recuento de plaquetas). Un hemocultivo nunca estará de más, sobre todo cuando se quiere descartar un émbolo séptico. También es propicio medir los tiempos de coagulación y realizar pruebas endocrinológicas que puedan orientar al veterinario a la causa del ictus. Obligatoriamente deberá realizar pruebas hemodinámicas como la medición de la presión arterial, ecocardiograma y electrocardiograma, así como también deberá realizar rayos X y ecografías para descartar alguna neoplasia que pueda ser la culpable del ictus.

En este otro artículo también te explicamos ¿Cómo interpretar un análisis de sangre en perros?

Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento - Diagnóstico de ictus en perros

Tratamiento para ictus en perros

Esta patología no tiene tratamiento específico para ser revertida. La mayoría de las veces la terapia que se realiza es de sostén, mientras se diagnostica a ciencia cierta el tipo de proceso que está ocurriendo en el paciente. Las terapias de sostén en este caso no son un protocolo y deben ser amoldadas a cada paciente según las necesidades que este requiera abastecer.

La prevención es la mejor manera de combatir dicho evento. El tutor de una mascota que ha sobrevivido a un ictus, debe tomar las consideraciones necesarias y mejorar los hábitos de su mejor amigo para reducir las posibilidades de que esto vuelva a suceder. De igual forma, el tutor de un perrito que no ha sufrido dicha enfermedad, debe informarse para darle a su mascota más calidad de vida. La dieta adecuada, el ejercicio frecuente y las visitas periódicas al médico veterinario, son la base de estos hábitos que podrán salvar la vida de tu canino.

Para mejorar su dieta, te recomendamos apostar por un pienso natural como los que encontrarás en Los mejores piensos naturales para perros.

¿Puede recuperarse un perro de un ictus?

El pronóstico está basado en las áreas del cerebro que pudieron ser afectadas, en el tipo de ictus y en cuán grave fue el daño a las células cerebrales. Los ictus que tienen mejor pronóstico son los isquémicos, mientras que el ictus hemorrágico suele ser de pronóstico oscuro.

En algunos casos, cuando hablamos del perrito ya recuperado, puede cursar con secuelas permanentes o correr con la suerte y la atención temprana de volver totalmente a la normalidad.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades neurológicas.

Bibliografía
  • Wessmann A, Chandler K, Garosi L. (2009). Ischaemic and haemorrhagic stroke in the dog. The Veterinary Journal.

Escribir comentario sobre Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento
1 de 4
Ictus en perros - Síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba