Enfermedades infecciosas

Viruela del mono en perros y gatos - Síntomas, contagio y tratamiento

 
Cristina Pascual
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 27 mayo 2022
Viruela del mono en perros y gatos - Síntomas, contagio y tratamiento

Con motivo de los casos de viruela del mono acontecidos en España y otros países del mundo, han sido muchos los cuidadores de perros y gatos que se han planteado la posible susceptibilidad de sus animales a la enfermedad. Lo cierto es que, en la actualidad, la información relativa a esta enfermedad en animales de compañía es escasa. Por ello, en aplicación del principio de precaución, diversas autoridades sanitarias nacionales e internacionales han propuesto una serie de recomendaciones como medidas de prevención de riesgo.

Si te interesa saber qué se conoce en la actualidad sobre la viruela del mono en perros y gatos, así como sus posibles síntomas, contagio y tratamiento, no dudes en acompañarnos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal.

Índice

  1. ¿Qué es la viruela del mono?
  2. Causa de la viruela del mono en perros y gatos
  3. Síntomas de la viruela del mono en perros y gatos
  4. Diagnóstico de la viruela del mono en perros y gatos
  5. Contagio de la viruela del mono en perros y gatos
  6. Tratamiento de la viruela del mono en perros y gatos
  7. Prevención de la viruela del mono en perros y gatos

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono, también conocida como viruela símica, es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la viruela del mono, perteneciente al género Orthopoxvirus. Se trata de una enfermedad zoonósica, lo que significa que se puede transmitir de los animales a las personas. A pesar de su nombre, los monos no son el reservorio principal de la enfermedad, sino que parece que este papel lo juegan los pequeños roedores, como ardillas, lirones, ratas y ratones.

La viruela del mono se detectó por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo y, hasta le fecha, se ha considerado una enfermedad endémica en zonas selváticas del continente africano, donde se producen miles de casos todos los años. Fuera de África, únicamente se habían documentado brotes en EEUU, Reino Unido, Singapur e Israel, todos ellos vinculados a casos importados o a contacto con animales procedentes de zonas endémicas. Sin embargo, recientemente se han identificado casos de esta enfermedad en diversos países del mundo, siendo España, Portugal y Reino Unido los más afectados.

La susceptibilidad de algunas especies animales (como conejos, perros de las praderas, erizos y cobayas) se ha demostrado experimentalmente y en algunos brotes específicos. En lo que respecta a los perros y gatos, la evidencia disponible es muy escasa, aunque todo apunta a que el riesgo de infección es bajo debido a que, hasta la fecha, no se ha notificado ningún caso de viruela del mono en perros ni gatos.

No obstante, en base al principio de precaución, diversas autoridades sanitarias nacionales e internacionales han recomendado el aislamiento de todas las mascotas mamíferas (especialmente los roedores) que hayan podido tener contacto con personas enfermas o sospechosas de estar infectadas, debido a que existe un riesgo potencial de transmisión de la enfermedad de las personas a los animales.

Causa de la viruela del mono en perros y gatos

Como ya hemos mencionado, el agente causal de la viruela del mono es un virus del género Orthopoxvirus. A este mismo género pertenecía el virus causante de la viruela humana, enfermedad erradicada a nivel mundial en 1980.

El virus de la viruela del mono tiene dos linajes filogenéticos, asociados a las dos regiones de África más afectadas:

  • El linaje de África central: el cual se ha relacionado con una enfermedad más grave y transmisible.
  • El linaje de África occidental: aparentemente menos patogénico. El nuevo brote parece asociarse a este linaje.

 

Síntomas de la viruela del mono en perros y gatos

Hasta le fecha, no se ha notificado ningún caso de infección por viruela del mono en perros ni gatos a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Por este motivo, no se conocen con precisión los signos clínicos con los que podría cursar esta patología en nuestras mascotas, aunque se intuye que el cuadro clínico podría ser similar al que sufren otras especies susceptibles.

En general, la viruela del mono cursa con una sintomatología parecida a la producida por la viruela humana, aunque con carácter más leve. Los signos clínicos más frecuentes son:

  • Lesiones cutáneas: máculas, pápulas, pústulas, vesículas y costras.
  • Fiebre.
  • Anorexia.
  • Letargo.

Diagnóstico de la viruela del mono en perros y gatos

La prueba laboratorial de elección para diagnosticar la viruela del mono es la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), debido a su alta sensibilidad y especificidad, aunque también pueden utilizarse otras pruebas como la inmunohistoquímica o la microscopía electrónica.

En concreto, las muestras de elección para realizar el diagnóstico son las lesiones cutáneas, incluyendo las costras o el líquido de las vesículas o pústulas.

 

Contagio de la viruela del mono en perros y gatos

La transmisión de la viruela del mono se puede producir por:

  • Contacto directo con sangre, fluidos corporales o lesiones cutáneas de individuos infectados, incluidas personas.
  • Contacto cercano con secreciones respiratorias de individuos infectados.
  • Contacto con objetos contaminados (fómites).
  • Consumo de carne de animales infectados.

Teniendo en cuenta las posibles vías de transmisión del virus, podemos intuir que los perros y gatos expuestos a mayor riesgo de infección son:

  • Aquellos que conviven con cuidadores infectados por el virus
  • Aquellos que tienen hábitos de caza y pueden tener acceso a roedores.

¿La viruela del mono se contagia entre animales y personas?

Como hemos comentado sí, la viruela del mono es una enfermedad zoonósica, por lo que el contagio se puede producir de personas a animales y a la inversa. Aunque los perros y los gatos no son los más afectados, es igualmente importante tomar las medidas preventivas que explicaremos.

Tratamiento de la viruela del mono en perros y gatos

En la actualidad no existe ningún tratamiento específico para la viruela del mono, aunque existen agentes antivirales como el tecovirimat que han sido recientemente autorizados para su uso frente a la viruela del mono debido a su eficacia experimental.

Pese a que no exista un tratamiento curativo, en los individuos infectados es necesario instaurar una terapia de soporte para aliviar los síntomas, controlar las complicaciones y prevenir las secuelas. El tratamiento de soporte se basa en:

  • Fluidoterapia, para mantener el nivel de hidratación.
  • Tratamiento de las lesiones cutáneas, para evitar infecciones bacterianas secundarias.
  • Antibacterianos, en caso de infecciones bacterianas secundarias.

Prevención de la viruela del mono en perros y gatos

Como hemos mencionado, hasta la fecha no se han detectado casos de viruela del mono en perros ni gatos. Sin embargo, dada la susceptibilidad de múltiples especies animales demostrada tanto de forma natural como experimental, las autoridades sanitarias han recomendado adoptar una serie de medidas preventivas con todas las mascotas mamíferas que se hayan visto potencialmente expuestas al virus.

Las principales medidas de prevención incluyen:

  • Cuarentena: los perros y gatos de cuidadores infectados por al viruela del mono deben realizar una cuarentena de 21 días, de forma que no entren en contacto con otras personas o animales en este periodo.
  • Monitorización: durante la cuarentena, se debe monitorizar el estado de salud de los animales a fin de detectar posibles síntomas compatibles con la infección (fiebre, anorexia, letargia, lesiones cutáneas, etc.). Cualquier signo de enfermedad debe comunicarse de inmediato al veterinario/a habitual, quien deberá notificarlo a las autoridades competentes en materia de sanidad animal.
  • Limpieza y desinfección: todas las superficies y utensilios que hayan podido contaminarse a partir del cuidador infectado, deben limpiarse y desinfectarse convenientemente. El virus de la viruela es relativamente resistente a la inactivación física y química, aunque existen desinfectantes eficaces como el hipoclorito sódico (lejía) al 1 %, la solución de hidróxido sódico al 0,8 %, los compuestos de amonio cuaternario y la cloramina T al 0,2 %.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Viruela del mono en perros y gatos - Síntomas, contagio y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades infecciosas.

Bibliografía
  • European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC). (2022). Monkeypox multi-country outbreak
  • World Health Organization. (2022). Monkeypox

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Viruela del mono en perros y gatos - Síntomas, contagio y tratamiento