Compartir

5 consejos para proteger a los gatos del calor

María Besteiros
Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina
5 consejos para proteger a los gatos del calor

Ver fichas de Gatos

Con la llegada del buen tiempo hacen también su aparición las altas temperaturas y, con ello, la preocupación de los cuidadores por mantener a su gato bien lejos de los peligros del calor. Para conseguirlo, en este artículo de ExpertoAnimal vamos a recopilar los mejores consejos para proteger a los gatos del calor.

De esta forma, además de mantener su bienestar, vamos a evitar que pueda sufrir el tan temido, y potencialmente mortal, golpe de calor. La prevención es la herramienta básica, como veremos, para no correr riesgos innecesarios. ¡Sigue leyendo!

1. La prevención del golpe de calor

¿A los gatos les gusta el calor? Sí, por supuesto, les encanta tumbarse al sol aprovechando cualquier rayo o al calor de un radiador, como podremos ver si convivimos con ellos. Pero cuando las temperaturas son elevadas, también ellos tienen que protegerse del sol, ya que un calor excesivo puede causar graves complicaciones, como el golpe de calor, que es un problema potencialmente mortal para nuestro gato. A consecuencia de la exposición de las altas temperaturas se produce la hipertermia, es decir, el aumento de su temperatura corporal, lo que desencadena una serie de reacciones en el organismo que pueden terminar en su muerte.

Un gato que está sufriendo un golpe de calor mostrará síntomas como jadeo, dificultades respiratorias, coloración rojo intenso de las mucosas, fiebre, vómitos, hemorragias e incluso shock que puede provocar la muerte. Debemos procurarle atención veterinaria urgente.

Además del golpe de calor, la exposición directa al sol puede provocar, al igual que ocurre en los humanos, quemaduras, sobre todo en nariz y orejas y en gatos de pelaje blanco. Para evitar estas graves consecuencias en los apartados siguientes vamos a explicar consejos para proteger a los gatos del calor.

5 consejos para proteger a los gatos del calor - 1. La prevención del golpe de calor

2. Proporcionar al gato un ambiente fresco

La temperatura ideal para los gatos, es decir, su temperatura corporal normal es algo más elevada que la de los humanos pero hay que tener en cuenta sus dificultades para autorrefrigerarse. Lo que los humanos hacemos con facilidad a través del sudor, para los gatos es más complejo porque deben lamerse para refrescarse con su saliva. También pueden sudar pero solo por las almohadillas.

Por eso no es necesario que nos preguntemos cuánta temperatura aguanta un gato, pues va a ser similar a la que podamos soportar nosotros. Así, la temperatura ideal para un gato va a ser, también, la ideal para nosotros, tanto en verano como en invierno. Para el caso que nos ocupa, estos son algunos consejos extra para proteger a los gatos del calor que podemos aplicar a su entorno:

  • Al gato le va a ir bien cualquier medida que tomemos para mantener una temperatura agradable en nuestro hogar, lo que puede incluir el uso de recursos como el aire acondicionado o los ventiladores.
  • Es buena idea mantener las persianas bajadas o las cortinas corridas en las estancias donde esté dando con más fuerza el sol.
  • Es recomendable abrir las ventanas para ventilar y refrescar la casa. Teniendo gatos es imprescindible tomar precauciones para evitar que se caigan, ya que es habitual que los gatos salten por ventanas y balcones. De hecho, es tan frecuente que se conoce como síndrome del gato paracaidista y puede resultar en graves consecuencias e incluso la muerte, por ello es vital instalar protecciones en las ventanas como mosquiteras.
  • Siempre que dejemos a nuestro gato solo debe disponer de un lugar sombreado y con acceso a agua fresca. El baño suele ser un buen sitio ya que las baldosas se mantienen frías y no es raro ver a los gatos dormir también en lugares como el lavado o el bidé.
  • Si el gato tiene la posibilidad de salir al exterior en una zona que controlemos, como un patio o jardín, también debemos asegurarle la posibilidad de sombra y agua.
  • Por último, evitemos ejercicios, juegos bruscos o carreras en los momentos de máximo calor.

3. Asegurar la hidratación adecuada

Dentro de los consejos para proteger a los gatos del calor el papel del agua es fundamental para refrescar a un gato en verano. A veces los gatos son reacios a beber, por lo que es importante que les incitemos al consumo de agua. Es conocido que les atrae el agua en movimiento, como puede ser la que corre del grifo o de las fuentes especiales para ellos que pueden usarse como bebederos.

En la época de calor debemos asegurarnos de que el agua se mantiene fresca, para lo que podemos cambiarla varias veces al día. A algunos gatos les gusta jugar con cubitos de hielo, lo que también puede ser un truco para que se refresquen y beban más agua. Ofrecerles comida húmeda o caldos para beber también pueden ayudarles a mantener su hidratación, especialmente importante en gatos con problemas renales o los más pequeños, ancianos, braquicéfalos o enfermos, al constituir una población más vulnerable.

5 consejos para proteger a los gatos del calor - 3. Asegurar la hidratación adecuada

4. Los baños del gato en verano

El manto de nuestro animales cumple un importante papel a la hora de resguardarlos del sol, por este motivo, en los consejos para proteger a los gatos del calor no pueden faltar los relativos al cuidado de su pelo. Como decimos, el pelaje les ayuda a aislarse del calor y protege la piel de las quemaduras solares. Aunque los gatos mantienen una escrupulosa rutina de acicalamiento, podemos ayudarles con un cepillado frecuente. De esta manera les ayudamos a eliminar el pelo muerto.

También podemos bañar a nuestro gato en verano pero puede ser más refrescante que nos limitemos a pasarle una toalla mojada con agua fresca (que no helada) o nuestra propia mano por el lomo y la cabeza. De esta forma el agua va a actuar como si se tratase de su propia saliva y la evaporación sobre su cuerpo le ayudará a sentirse fresco.

Además, si a nuestro gato le gusta el agua podemos ofrecerle un barreño o pequeña piscina con unos centímetros de agua, de forma que le cubra solo la parte inferior de las patas, para que puedan jugar con el agua y refrescarse como consideren. Colocaremos esta piscina, que puede ser de pequeño tamaño, en un balcón o patio o incluso en el interior de la bañera o plato de ducha, si queremos evitar que moje el suelo.

5. Los viajes en verano

Por último, si nos desplazamos en temporada de calor con nuestro gato, aunque solo sea para trasladarlo al veterinario, debemos seguir algunos consejos para proteger a los gatos del calor, como puede ser viajar en las horas más frescas del día, es decir, a primera de la mañana, última de la tarde o noche.

Si el viaje es largo debemos parar cada poco tiempo para ofrecerle agua y/o refrescarlo. Si vamos con él de vacaciones tenemos que anotar los teléfonos de los veterinarios de la zona, incluyendo los que ofrecen servicios de urgencias. Es fundamental, también, que jamás dejemos solo a nuestro gato en el coche cuando la temperatura es alta, pues podría fallecer por un golpe de calor, como hemos explicado.

5 consejos para proteger a los gatos del calor - 5. Los viajes en verano

Si deseas leer más artículos parecidos a 5 consejos para proteger a los gatos del calor, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre 5 consejos para proteger a los gatos del calor

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
mapicapach
muchisimas gracias ,e sirbe de mucho vuestro articulo😀

5 consejos para proteger a los gatos del calor
1 de 4
5 consejos para proteger a los gatos del calor

Volver arriba