Compartir

Adiestrar un husky siberiano

Zorayda Coello
Periodista especializada en el mundo animal
Adiestrar un husky siberiano

Ficha del animal: Husky siberiano

El husky siberiano es una animal cuya belleza atrae fácilmente, pues su parentesco con el lobo hace que su apariencia sea diferente a la de otros perros. Muchos pueden verse llamados a adoptar un perro de esta raza, pero antes de decidirse a hacerlo existen ciertos factores que es necesario tener en cuenta.

En Experto Animal queremos que tengas a mano toda la información necesaria sobre los animales que te interesan, sus comportamientos y la mejor forma de cuidarlos.

Es por eso que en esta ocasión te presentamos una guía sobre cómo adiestrar un husky siberiano, pues la naturaleza de estos caninos a veces hace esta tarea un poco más complicada que con otras razas.

También te puede interesar: 10 curiosidades sobre el husky siberiano

Conoce a tu perro

El husky siberiano es una raza de perro caracterizada por ser atlética, independiente y de instintos primitivos. Además, como tienen una personalidad tan independiente, adiestrarlos suele ser más difícil que a otras razas, pues intentan tomar sus propias decisiones y explorar aquello que sucede a su alrededor.

Por otro lado, necesitan una estimulación mayor que otros animales, pues deben quemar las grandes cantidades de energía que acumulan, por lo que sacarlos a pasear, trotar y jugar con ellos son actividades diarias que debes entender y aceptar cuando decides adoptar uno. La ausencia de estos estímulos los convierte en animales destructivos.

Es importante que sepas que es una raza de perro caracterizada por tener una extraña habilidad para el escapismo, así que probablemente tengas que implementar ciertas medidas de seguridad en tu hogar para evitar accidentes, como que el animal se extravíe saliendo a la calle.

Adiestrar un husky siberiano - Conoce a tu perro

Primeros pasos

Ante todo, para que tu husky siberiano tenga una conducta irreprochable, lo más importante es darle la educación adecuada. No comprenderá de una día para otro lo que quieres ni logrará retener todas las órdenes, pero con constancia y los refuerzos positivos constantes, lograrás que no solo se porte bien, sino que además crearás un vínculo afectivo muy fuerte con tu perro.

El momento ideal para comenzar el entrenamiento es entre los 3 y 4 meses de edad, pero no desesperes: si tu husky es mayor, con las indicaciones adecuadas también lograrás corregir esas conductas que consideras indeseadas. Antes de comenzar con el proceso de educación/adiestramiento de tu husky siberiano, hay ciertas cosas que debes tener en cuenta:

  • Definir qué es lo que quieres enseñarle: Si quieres que aprenda a sentarse, a echarse, que no se suba a los muebles, que no tire la correa cuando lo paseas, que no escarbe en el jardín, que pueda quedarse solo, etcétera.
  • Establecer qué palabra corresponderá a cada orden: Utiliza palabras sencillas, como "Bien", "Aquí", "Quieto", etcétera, definiendo cuál sonido será el que acompañe a la acción que quieras que realice. Si cambias de palabra solo confundirás a tu perro y no entenderá lo que quieres que haga. Estas palabras deben ser decididas con el resto de los miembros del núcleo familiar.
  • Llegar a concesiones con la familia: Desde antes de la llegada del perro al hogar, es necesario establecer con las otras personas que habitan la casa cuáles cosas le serán permitidas y cuáles no, pues no tiene sentido tratar de enseñar al husky a subirse al sofá mientras otro miembro de la familia se lo permite.
  • ¿Quién educará y adiestrará al perro? Es muy recomendable que el adoptante principal sea quién practique obediencia diaria con el perro, aunque toda la familia debe practicarla de vez en cuando. No se recomienda enviar al husky a programas de entrenamiento con profesionales adiestradores a menos que su amo también vaya a asistir a las sesiones, pues de lo contrario, a la vuelta al hogar, no sabremos comunicarnos de igual forma que el adiestrador.
  • Darle un lugar: Cuando se haya decidido adoptar al perro, es necesario establecer qué sitio de la casa será destinado para su descanso, pues al final del día el can querrá retirarse a un espacio que considere suyo. Se le puede "amoblar" con una manta o cama para perro y algunos juguetes. Este rincón debe ser seleccionado en un sitio de la casa que tenga poco tránsito, aunque sin aislarlo del resto de la familia, pues esta situación le produce ansiedad. No olvides que un husky siberiano (ni cualquier otro perro) no debe vivir en el jardín.
  • Nunca maltrates a tu perro: Ya sea durante el proceso de adiestramiento o en la vida diaria, nunca pero nunca agredas a tu perro, ni verbal ni físicamente, ni siquiera cuando regreses a casa y descubras que destruyó tu colección favorita o ensució el suelo. Recuerda que es un ser vivo que siente al igual que tú y que debe ser tratado con respeto y cariño.
Adiestrar un husky siberiano - Primeros pasos

Inicia el adiestramiento

El momento más recomendable para que tu husky asimile las instrucciones que quieres que aprendas es al final del día, cuando ya haya gastado su energía en juegos y paseos. De lo contrario, su espíritu hiperactivo le impedirá seguir lo que dices.

1. Educarle paso a paso

En las rutinas de entrenamiento, no agobies a tu husky con decenas de instrucciones al día ni lo hagas repetir una y otra vez las mismas acciones cuando veas que no logras el resultado deseado. De 5 a 10 minutos, unas dos veces al día, serán más que suficientes. Recuerda que el adiestramiento debe ser una diversión para a él, a través de la cual sea educado, nunca debes convertir las sesiones en algo de lo que quiera huir.

Si notas que por más que repites cierta instrucción no la sigue como debería, deja el entrenamiento hasta allí y continúa el día siguiente. Así evitarás que frustración se apodere de ti y se refleje en tu voz, y ambos podrán descansar.

Después de cada sesión, satisfactoria o no, pasa tiempo de calidad con tu perro, acariciándolo y permaneciendo a su lado durante un rato. Esto estrechará el vínculo entre ustedes. Cuando se trate de sacarlo a pasear, deberás hacerlo con una correa, para evitar que se aleje de ti gracias a su espíritu aventurero y curioso.

2. Premia el aprendizaje

El refuerzo positivo es sumamente importante para fijar lo aprendido. Cuando tu husky cumpla la orden de la manera esperada, prémialo con alguna golosina que tengas preparada para ese propósito. Los premios debes tenerlos a mano, pues es necesario que se los ofrezcas inmediatamente después del éxito obtenido, para que comprenda cuál fue la conducta deseada.

A medida que avances en el entrenamiento, los premios con comida serán alternados o reemplazados por las caricias y las palabras positivas, que le traerán la misma satisfacción a tu perro.

3. No le castigues, oriéntale

Nunca debes recurrir al castigo físico ni tampoco gritar o reñir a tu perro con la voz furiosa, pues esto solo lo confundirá. Cuando tu perro lleve a cabo una conducta indebida en nuestra presencia sí podemos decir un "No" o "Eh" seco y firme para que deje de hacerlo. Si por ejemplo, le observamos mordisqueando nuestros zapatos, le reprenderemos con un "No" pero pasado un minuto o dos le ofreceremos un mordedor para que pueda seguir mordisqueando si lo desea.

Si, por ejemplo, llegas a casa y tu perro ha hecho sus necesidades en el suelo, de nada servirá regañarlo, pues no comprenderá a que te refieres. Nunca restriegues su cara en el suelo ni nada por el estilo, pues resulta humillante para el animal y tú no quieres eso. Lo mejor es que recojas el desastre con calma y procedas con el entrenamiento para enseñarle qué lugar debe considerar su baño.

Mientras practiques obediencia, resulta efectivo retenerle los bocadillos hasta que obedezca la orden correctamente. No le premies si no ha hecho lo que debería.

4. Habla con tu perro

Durante todo el proceso de entrenamiento, no olvides hablar con tu husky usando un tono de voz pausado y tranquilo. El sonido de tu voz lo calmará y hará que se acostumbre fácilmente a distinguir las distintas modulaciones que utilizas para dar cada orden.

Utiliza palabras simples y cortas cuando te dirijas a él, y dilas de manera afable, para que pueda aumentar la confianza que tiene en ti al tiempo que aprende tus instrucciones.

Adiestrar un husky siberiano - Inicia el adiestramiento

5. La socialización

Para que tu perro aprenda a relacionarse correctamente con niños, adultos, todo tipo de mascotas y hasta que tenga una actitud positiva en todo tipo de entornos (lejos del miedo y la agresividad) será muy importante socializarle desde cachorro. Se trata de un proceso en el que le enseñaremos y le presentaremos todo tipo de seres vivos y objetos, para que en su etapa adulta no tenga miedos y pueda relacionarse correctamente.

No obstante, socializar un perro adulto es más complicado, por lo que si tu perro se lleva mal con otros perros, tiene miedo de los niños y hasta ladra a bicicletas, sería ideal que consultaras con un especialista etólogo o un educador canino.

6. Las órdenes básicas y avanzadas

Enseñar las órdenes básicas de obediencia a tu perro es fundamental para su seguridad y para la de otras personas y animales que puedan encontrarse con él. Por esa razón, así como para mejorar vuestra relación, es importante enseñar a nuestro husky las órdenes más básicas: sentarse, venir, quedarse quieto... También será útil enseñarle órdenes más complejas que nos ayuden en nuestro día a día.

Enseñar obediencia mejora las habilidades caninas del perro, mejora su estimulación mental y le divierte, algo muy positivo en su día a día. Además, le encantará que pases tiempo con él. La obediencia es una de las mejores herramientas para mejorar la salud mental del perro.

7. Combina adiestramiento y ejercicio

Una forma excelente de combinar adiestramiento y ejercicio es iniciarse en el agility. Se trata de un deporte en el que perro y humano deben seguir un recorrido de obstáculos que el perro debe ser capaz de sortear. Se premia el nivel de obediencia así como la rapidez del perro. Es sin duda uno de los deportes más indicados.

Recuerda siempre que la clave del éxito para el bien adiestramiento de tu husky se encuentra en la paciencia, el respeto y el amor.

Si deseas leer más artículos parecidos a Adiestrar un husky siberiano, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Escribir comentario sobre Adiestrar un husky siberiano

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
8 comentarios
Su valoración:
Eduardo
Hola tengo un Husky de 11 meses, el problema que tengo es que me muerde durante los paseos, esto no lo hacia antes. Solemos recorrer entre 4 y 5 km diarios. He tratado de analizar el porque de su cambio de comportamiento, a veces pienso que es porque quiere que lo suelte, otras veces parece que esta cansado y otras porque no le deje comer algo que se encontro en la calle o perseguir a un perro. No se que hacer.

Lo he llegado ha soltar en lugares amplios pero cerrados y me sigue, pero tengo miedo de hacer esto en la calle porque le gusta morder bolsos. Uso pechera o arnes durante los pasesos, antes usaba collar pero parecia que se iba a asfixiar porque tira mucho.

¿Sera buena idea usar una correa larga? ¿Debe usar collar? ¿Que hago cuando me quiere atacar?
Zorayda Coello
Hola, Eduardo. Siendo un problema se ha manifestado recientemente, debes averiguar la causa del mismo. Puede que se deba a razones de salud, por lo que te recomiendo acudir a tu veterinario.
Jorge Alfredo Perales
Tengo un Husky hembra de 5 meses. La pregunta es si no deben vivir en el jardín, entonces significa que hay que acostumbrarlo a vivir dentro de la casa?
Zorayda Coello
Hola, Jorge. Debe existir un equilibrio entre el tiempo que pasa dentro de casa y el que pasa en el jardín. Saludos.
elmelfo
muy bueno
sabie
Hermoso!!!😍
Su valoración:
SENDI MELISSA
acabo de adoptar un husky siberiano tiene 10 meses es hembra pero tengo una perrita chihuahua la cual nunca le permitimos socializar con mas perros así que ahora es un caos porqué la chihuahua es muy agresiva con la husky
Zorayda Coello
Hola, Sendi. Se trata de un comportamiento normal; además, los perros de raza pequeña suelen ser bastante celosos. Para atravesar esta etapa en paz y que tus mascotas se lleven bien, te recomiendo nuestros artículos Convivencia entre un nuevo cachorro y un perro adulto e Introducir un segundo perro en casa.
jeannette guadalupe ruiz gutierrez
tengo problema con mi husky que cada que lo saco se quiere comer la basura y x mas que le digo que no entiene al igual que sigue haciendo del baño en la casa
Zorayda Coello
Vigila si tu perro siente que le falta comida, tal vez esto provoque sus ganas de alimentarse de la basura apenas sale de casa. Puedes probar a distribuir la cantidad de alimento que le das habitualmente en porciones a lo largo del día, para que se de cuenta de que no le falta comida. De igual forma, cuando se acerque a los cubos de basura durante los paseos dile NO de forma firme y tira de su correa para alejarlo.
ana judith valencia
mi perro mata gatos temo que lo envenenen que hago
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Ana Judith, lo único que te podemos recomendar es que intentes evitar que tu perro ataque a los gatos mediante el uso del bozal y, sobre todo, con la ayuda de un etólogo o adiestrador canino profesional. ¡Un saludo!
Su valoración:
Lara
Mi husky siempre fue diferente.tenia 3meses y siempre era particularmente inteligente.decidia por si misma pero me obedecia ciegamente. Aprendia aquello que le interesaba con dos o tres repeticiones, sienta, echa, quieta, no, bien, muerta y ademas andaba suelta, si le entraban ganas de correr, le decia solo "adios" y me daba la vuelta, al segundo estaba conmigo. Fue el perro mas rapido del grupo de gente que ibamos a la playa(aun estaba permitido por las noches llevarlos a correr a la arena) y jugaba a las cogidas con los demas perros, nunca pudieron cogerla. Fue noble, defensora, adorable, se creia un humano y me entendia gestos como silencio (el dedo en los labios)y actuaba sin que se la oyera, ven aqui con el dedo, ambos combinados, brazos abiertos y venia y se dejaba abrazar y si tocaba baño (1 o 2 veces al año) primero atarla y luego coger el material, si te veia con una toalla en la mano, se escondia o se iba por ahi hasta que pensaba que ya se habia olvidado, no le gustaba el agua, pero si acostarse con la barriga al sol. Me dio 10 años espectaculares de vida y se fue de repente, sobre ella ahora crece un rosal blanco(se enterro en la finca), estos 20 años sin ella han sido muy muy tristes a pesar de todo y la sigo añorando (y eso que tengo una yorkie que a veces se le parece, pero no es Ella)
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Lara, lamentamos mucho tu pérdida y te agradecemos que compartas tu historia con nosotros. Cada perro es único e insustituible, por ello debemos querer y valorar a todos los canes que pasen por nuestras vidas. Estamos seguros de que tu husky también fue muy feliz a tu lado, y que tu yorkie también lo es. ¡Un saludo!

Adiestrar un husky siberiano
1 de 5
Adiestrar un husky siberiano

Volver arriba