menu
Compartir

Encefalopatía hepática en perros - Síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 8 julio 2021
Encefalopatía hepática en perros - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

La encefalopatía hepática en los perros consiste en un acúmulo de tóxicos en sangre que deberían haber sido metabolizados por el hígado y eliminados por el riñón. Se habla especialmente del amoniaco, que produce urea, aunque también hay otras toxinas como mercaptanos, escatoles, indoles y ácidos grasos de cadena corta.

Este acúmulo de tóxicos en sangre llega al sistema nervioso central, afectando a las neuronas y a los neurotransmisores y ocasionando la sintomatología neurológica. Generalmente se debe a un problema hepático que impide la metabolización correcta, aunque también puede producirse a consecuencia de una comunicación vascular inadecuada o de un déficit enzimático del ciclo de la urea.

Continua leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer en qué consiste la encefalopatía hepática en perros, sus síntomas, su diagnóstico y su tratamiento.

Qué es la encefalopatía hepática

La encefalopatía hepática surge de un desorden metabólico en el hígado del perro que tiene como consecuencia la acumulación de compuestos tóxicos en la sangre. Cuando estos tóxicos llegan al sistema nervioso central, se desencadenan signos neurológicos.

Hay que saber que el hígado es un órgano clave en el organismo, pues se encarga de metabolizar y de limpiar la sangre de sustancias y productos de desecho que provienen del metabolismo de las células. En concreto, en las mitocondrias de las células del hígado tiene lugar el ciclo de la urea. En este ciclo el exceso de amoniaco se convierte en aminoácidos de provecho o en la urea que formará parte de la orina en los riñones.

Por este motivo, cuando este "punto de limpieza" falla por diferentes causas, se acumulan en la sangre los compuestos de desecho y las toxinas que deberían ser eliminadas por la orina. Al no hacerlo es como llegan al cerebro, dañando sus células y provocando cambios en los neurotransmisores. La consecuencia son los signos de la encefalopatía.

Entre los compuestos tóxicos que se acumulan destaca el amoniaco (NH3) y, generalmente, su acumulación deriva de una hepatopatía. Otros compuestos tóxicos que pueden producir esta encefalopatía son los indoles, los mercaptanos, los escatoles y los ácidos grasos de cadena corta.

Causas de encefalopatía hepática

La encefalopatía hepática en los perros engloba causas derivadas de anomalías vasculares, deficiencias enzimáticas del ciclo de la urea o daño hepático. Entre ellas podemos encontrar:

  • Cirrosis hepática.
  • Enfermedad hepatobiliar.
  • Intoxicaciones, medicamentos o infecciones que causen fallo hepático.
  • Shunt portosistémico intra o extrahepático.
  • Hepatitis crónica.
  • Deficiencia de la enzima sintetasa de arginosuccinato, lo que puede causar destrucción hepatocelular e hiperamoniemia.

Síntomas de encefalopatía hepática en perros

La encefalopatía hepática en los perros se puede dividir en cuatro etapas de menor a mayor gravedad:

  • Al comienzo del problema, el perro se encontrará desorientado, sin apetito, irritable y torpe.
  • Según va empeorando el cuadro, el perro presentará head pressing, que es el choque de la cabeza contra la pared, marcha en círculos, ataxia, letargia e incluso ceguera.
  • Cuando el cuadro es más grave, el perro se mostrará confuso, con estupor, incoordinación, inactividad, hipersalivación, convulsiones e incluso agresiones.
  • Finalmente, la acumulación de tóxicos causa tantos daños que el perro entra en coma y se produce la muerte.
  • También pueden apreciarse signos no neurológicos, como pérdida de peso, poliuria-polidipsia, vómitos, diarrea y ascitis en los casos más avanzados de enfermedad hepática. Los cachorros con shunts portosistémicos congénitos tienen menos de un año, generalmente son los más pequeños de la camada y presentan una apariencia general pobre.
Encefalopatía hepática en perros - Síntomas y tratamiento - Síntomas de encefalopatía hepática en perros

Diagnóstico de encefalopatía hepática canina

El diagnóstico se debe basar en la sintomatología del animal, la anamnesis al cuidador y las pruebas de diagnóstico complementario. Síntomas neurológicos con signos de debilidad y pérdida de peso, con o sin signos hepáticos, hacen muy probable este problema, pero para confirmarlo se deben hacer las siguientes pruebas:

  • Hemograma: mostrará una anemia no regenerativa de leve a moderada.
  • Bioquímica sanguínea: se podrán ver alteraciones como hipoalbuminemia, disminución de la urea, aumento del amoniaco, aumento de la AST, ALT y fosfatasa alcalina e incremento de la bilirrubina si el fallo hepático es muy grave. Algunos perros pueden presentar hipoglucemia e hipercolesterolemia en ayunas.
  • Análisis de orina: la orina puede estar diluida y tener cristales de biurato amónico.

Por otra parte, para diagnosticar un shunt portosistémico se deben medir los niveles de amoniaco y ácidos biliares en ayuno y posprandiales. Si hay shunt, estos ácidos aumentarán sus niveles pospandriales. Si los niveles aumentan en más de 100 umol/L en un cachorro, es un fuerte indicio de que padece un shunt portosistémico congénito. El diagnóstico se confirma con la ecografía abdominal y la ecografía Doppler para localizar el vaso sospechoso y la comunicación y dirección del flujo de sangre.

Tratamiento de la encefalopatía hepática en perros

Ante una encefalopatía hepática hay que actuar rápido. Muchos perros se tendrán que quedar ingresados en el centro veterinario, donde les pondrán fluidoterapia y oxígeno. Una vez que el perro ha sido desintoxicado, se deberá tratar la enfermedad que ha producido la encefalopatía hepática para que el organismo se recupere y no vuelva a ocurrir.

Los tratamientos incluyen desde medicación hasta intervenciones quirúrgicas, especialmente en el shunt portosistémico. Cuando el perro tiene el hígado afectado se debería reducir el aporte de proteínas, para disminuir el trabajo del hígado, pero no bajando de 2,1 g de proteína por kg de peso del perro al día.

Encefalopatía hepática en perros - Síntomas y tratamiento - Tratamiento de la encefalopatía hepática en perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Encefalopatía hepática en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades neurológicas.

Bibliografía

Ruiz, R., Espada I. y Peñalba, B. Medicina interna de pequeños animales. Universitat Autònoma de Barcelona, Servei de publicacions.

Uranovet (2019). Encefalopatía hepática. Disponible en: https://www.uranovet.com/es/uranolab/fichas-clinicas-veterinarias/encefalopatia-hepatica

Vasco, J. A. (2017). Encefalopatía hepática. Disponible en: http://repository.lasallista.edu.co/dspace/bitstream/10567/2196/1/ENCEFALOPATIA_HEPATICA.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Encefalopatía hepática en perros - Síntomas y tratamiento
1 de 3
Encefalopatía hepática en perros - Síntomas y tratamiento

Volver arriba