menu
Compartir

Mastocitoma en gatos - Síntomas, tratamiento y pronóstico

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 7 abril 2021
Mastocitoma en gatos - Síntomas, tratamiento y pronóstico

Ver fichas de Gatos

El mastocitoma en gatos se puede presentar en dos formas diferentes: cutánea y visceral. El mastocitoma cutáneo es el más frecuente y es el segundo tipo de cáncer maligno más prevalente en el gato. El mastocitoma visceral ocurre principalmente en el bazo, aunque también se puede dar en otras localizaciones como el intestino.

El diagnóstico se realiza por citología o biopsia, en casos de mastocitoma cutáneo, y por citología, analítica sanguínea y diagnóstico por imagen en el mastocitoma visceral. El tratamiento es mediante cirugía en ambos casos, aunque en ciertos tipos de mastocitoma visceral no está indicado, usando fármacos quimioterápicos y de soporte para mejorar la calidad de vida del gato con mastocitoma. Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer más sobre el mastocitoma en gatos, sus síntomas, tratamiento y pronóstico.

¿Qué es el mastocitoma en gatos?

El mastocitoma es un tumor que consiste en una multiplicación exagerada de mastocitos. Los mastocitos son unas células originadas en la médula ósea a partir de precursores hematopoyéticos y se pueden encontrar en piel, tejido conjuntivo, tracto gastrointestinal y aparato respiratorio.

Son unas células defensivas de primera línea frente a agentes infecciosos y sus gránulos tienen sustancias que median reacciones alérgicas e inflamatorias, como la histamina, FNT-α, IL-6, proteasas, etc.

Cuando se produce un tumor de estas células se liberan de forma exagerada las sustancias contenidas en sus gránulos, causando efectos locales o sistémicos que pueden dar lugar a muchos signos clínicos diferentes, según su localización.

Mastocitoma en gatos - Síntomas, tratamiento y pronóstico - ¿Qué es el mastocitoma en gatos?
Imagen: Assets

Tipos de mastocitoma en gatos

En los gatos, el mastocitoma puede ser cutáneo, cuando se localiza en la piel; o visceral, cuando se encuentra en vísceras internas.

Mastocitoma cutáneo

Es el segundo tumor maligno más frecuente en los gatos, y el cuarto entre todos los tumores felinos. Los gatos siameses parecen más predispuestos a padecer mastocitoma cutáneo. Existen dos formas de mastocitoma cutáneo según sus características histológicas:

  • Mastocítica: ocurre especialmente en gatos sobre los 9 años y se divide en forma compacta (la más frecuente y benigna, hasta el 90% de los casos) y forma difusa (más maligna, infiltrando y causando metástasis).
  • Histiocítica: esta ocurre entre los 2 y los 10 años.

Mastocitoma visceral

Estos mastocitomas se pueden encontrar en órganos parenquimatosos como:

  • Bazo (más frecuente).
  • Intestino delgado.
  • Nódulos linfáticos mediastínicos.
  • Nódulos linfáticos mesentéricos.

Afectan especialmente a los gatos mayores entre 9 y 13 años de edad.

Síntomas del mastocitoma en gatos

Según el tipo de mastocitoma en gatos, los síntomas pueden variar, como veremos a continuación.

Síntomas del mastocitoma cutáneo en gatos

Los mastocitomas cutáneos en el gato pueden ser masas únicas o múltiples (20 % de los casos). Se pueden encontrar en la cabeza, cuello, tórax o extremidades, entre otros.

Consiste en nódulos que suelen ser:

  • Definidos.
  • 0,5-3 cm de diámetro.
  • No pigmentados o rosados.

Otros signos clínicos que pueden aparecer en la zona del tumor son:

  • Eritema.
  • Ulceración superficial.
  • Picor intermitente.
  • Autotraumatismos.
  • Inflamación.
  • Edema subcutáneo.
  • Reacción anafiláctica.

Los nódulos de los mastocitomas histiocíticos suelen desaparecer de forma espontánea.

Síntomas del mastocitoma visceral en gatos

Los gatos con mastocitoma visceral presentan signos de enfermedad sistémica como:

  • Vómitos.
  • Depresión.
  • Anorexia.
  • Pérdida de peso.
  • Diarrea.
  • Hiporexia.
  • Dificultad respiratoria si hay efusión pleural.
  • Esplenomegalia (aumento del tamaño del bazo).
  • Ascitis.
  • Hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado).
  • Anemia (14-70 %).
  • Mastocitosis (31-100 %).

Cuando un gato presenta alteraciones en el bazo, como aumento de tamaño, nódulos o afectación general del órgano, en lo primero que hay que pensar es en un mastocitoma.

Mastocitoma en gatos - Síntomas, tratamiento y pronóstico - Síntomas del mastocitoma en gatos

Diagnóstico del mastocitoma en gatos

La realización del diagnóstico dependerá del tipo de mastocitoma que el veterinario sospeche que puede padecer el felino.

Diagnóstico del mastocitoma cutáneo en gatos

El mastocitoma cutáneo en gatos se sospecha ante la aparición de algún nódulo de las características anteriormente descritas, confirmándose mediante una citología o biopsia.

El mastocitoma histicítico es el más difícil de diagnosticar por citología por sus características celulares, la granularidad vaga y la presencia de células linfoides.

Hay que tener en cuenta que en el granuloma eosinofílico felino también pueden aparecer mastocitos, lo que puede dar un diagnóstico erróneo.

Diagnóstico del mastocitoma visceral en gatos

El diagnóstico diferencial del mastocitoma visceral felino, especialmente el de bazo, incluye los siguientes procesos:

  • Esplenitis.
  • Bazo accesorio.
  • Hemangiosarcoma.
  • Hiperplasia nodular.
  • Linfoma.
  • Enfermedad mieloproliferativa.

El hemograma, la bioquímica y las pruebas de imagen son claves para diagnosticar el mastocitoma visceral:

  • Análisis de sangre: en la analítica sanguínea, la mastocitemia y la anemia pueden hacer sospechar. Especialmente la presencia de mastocitemia, siendo característico de este proceso en los gatos.
  • Ecografía abdominal: la ecografía abdominal permite detectar esplenomegalia o una masa intestinal y buscar metástasis en nódulos linfáticos mesentéricos u otros órganos, como el hígado. También permite ver alteraciones en el parénquima del bazo o nódulos.
  • Radiografía torácica: la radiografía torácica permite observar el estado de los pulmones, buscando metástasis, derrame pleural o alteraciones en el mediastino craneal.
  • Citología: la citología mediante aspiración con aguja fina en el bazo o intestino puede diferenciar un mastocitoma de otros de los procesos descritos en el diagnóstico diferencial. Si se realiza en líquido pleural o peritoneal se pueden observar mastocitos y eosinófilos.
Mastocitoma en gatos - Síntomas, tratamiento y pronóstico - Diagnóstico del mastocitoma en gatos

Tratamiento del mastocitoma en gatos

El tratamiento a seguir también presentará algunas variaciones según el tipo de mastocitoma a tratar.

Tratamiento del mastocitoma cutáneo en gatos

El tratamiento del mastocitoma cutáneo se realiza con la cirugía de extirpación, incluso en los casos de formas histiocíticas, que tienden a remitir de forma espontánea.

La cirugía es curativa y se debe realizar mediante resección local, en casos mastocíticos, y con márgenes más agresivos en casos difusos. En general, se sugiere la extirpación local con márgenes entre 0,5 y 1 cm para cualquier mastocitoma cutáneo diagnosticado mediante citología o biopsia.

Las recidivas en los mastocitomas cutáneos son muy raras, incluso en escisiones incompletas.

Tratamiento del mastocitoma visceral en gatos

La extirpación quirúrgica del mastocitoma visceral se realiza en los gatos con masa intestinal o en el bazo sin metástasis en otras localizaciones. Antes de la extirpación, se aconseja el uso de antihistamínicos como la cimetidina o clorferamina para reducir el riesgo de degranulación de mastocitos, que causaría problemas como úlceras gastrointestinales, anomalías de la coagulación e hipotensión.

El tiempo medio de supervivencia tras una esplenectomía es entre los 12 y 19 meses, pero los factores de pronóstico negativo se encuentran gatos con anorexia, con bastante pérdida de peso, con anemia, mastocitemia y metástasis.

Tras la cirugía se suele administrar quimioterapia complementaria con prednisolona, vinblastina o lomustina.

En casos de metástasis o afectación sistémica, se puede usar prednisolona por vía oral a dosis de 4-8 mg/kg cada 24-48 horas. Si se necesita un agente quimioterápico adicional, se puede usar clorambucilo por vía oral a dosis de 20 mg/m2 cada dos semanas.

Para mejorar la sintomatología de algunos gatos, se pueden usar fármacos antihistamínicos para reducir la acidez gástrica en exceso, las náuseas y el riesgo de úlcera gastrointestinal, antieméticos, estimulantes del apetito o analgésicos.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mastocitoma en gatos - Síntomas, tratamiento y pronóstico, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Harvey, A., Tasker, S. (Eds). (2014). Manual de Medicina Felina. Ed. Sastre Molina, S.L. L ́Hospitalet de Llobregat, Barcelona, España.
  • Grupo Asís. Mastocitoma felino. Disponible en: https://issuu.com/editorialservet/docs/argos_220_mr/s/10700653
  • Avepa. Mastocitoma canino y felino. Disponible en: https://ddd.uab.cat/pub/clivetpeqani/11307064v28n2/11307064v28n2p135.pdf
  • N. Del Castillo. Mastocitoma en el gato. Disponible en: https://www.avepa.org/pdf/vocalias/MTC.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Mastocitoma en gatos - Síntomas, tratamiento y pronóstico
Imagen: Assets
1 de 4
Mastocitoma en gatos - Síntomas, tratamiento y pronóstico

Volver arriba