Compartir
Compartir en:

Mi gato me roba comida, ¿por qué?

Mi gato me roba comida, ¿por qué?

Ver fichas de Gatos

¿Algún día te has encontrado a tu gato subido en la encimera de la cocina intentando robar un trozo de comida que está desprotegida?, ¿o a punto de subir en la mesa para robarte la comida de tu plato? Pues si las respuestas son afirmativas no te preocupes más porque en ExpertoAnimal vamos a explicarte los posibles motivos por lo cuales tu gato te roba comida y cómo corregir ese comportamiento inadecuado.

Educar a un gato desde que es pequeño es primordial para conseguir que tu mascota entienda lo que puede o no puede hacer y cómo debe comportarse y convivir con su familia humana. Pero hay veces que los animales aprenden conductas indeseadas y molestas para nosotros. Por ello en este artículo titulado "Mi gato me roba comida , ¿por qué?" descubrirás los factores que pueden haber fomentado este comportamiento y sabrás cómo reeducar a tu gato para que deje de robar comida.

¿Por qué los gatos roban comida?

Sabemos que el hecho de que tu minino aproveche el menor descuido para robar algún trozo de comida que hayas dejado sin protección sobre la encimera de la cocina o que directamente se suba encima de la mesa cuando tú estás comiendo para pedirte y/o robarte comida es una situación muy molesta pero, ¿por qué roban comida los gatos?

Para conocer la respuesta a esta pregunta es necesario revisar el comportamiento de nuestra mascota y los hábitos que ha adquirido para con nosotros, sus dueños. Quizás el problema haya empezado por nosotros o quizás no, pero lo que sí es seguro es que esta es una conducta que hay que parar y corregir cuanto antes, porque puede llegar a convertirse en un contratiempo grave si se pasa por alto, o si por ejemplo, el gato ingiere sin querer algún alimento tóxico para su organismo.

A continuación, revisaremos los posibles motivos por lo cuáles los gatos roban comida.

No les gusta su comida para gatos

Uno de los principales motivos por lo que los gatos roban comida es que no les gusta la suya, es decir, que el pienso o la comida húmeda que tienen a su disposición no les gusta o no les satisface completamente, y por eso roban la comida de donde pueden y cuando pueden.

Recordemos que los gatos son animales carnívoros estrictos, por lo que se recomienda darles un pienso que contenga principalmente carne y que no esté mezclado con otros productos alimenticios como harinas refinadas, cereales, etc... Si crees que el pienso que le estás dando a tu felino no es el más adecuado y notas que no le acaba de gustar porque se lo deja y/o no se lo come bien, lo ideal es que cambies de marca, le compres un pienso de más calidad y vayas probando hasta conseguir el mejor pienso para tu gato, o mejor aún, puedes probar a elaborar tu propia comida casera para gatos.

También es posible que el pienso o la comida húmeda que le das le guste, pero tu minino no se la coma porque está reblandecida por dejarla todo el día a su disposición en el comedero. Los gatos son animales muy sibaritas y no se comen todo lo que les echen si no está a sus gusto. Por eso en estos casos, la solución es muy fácil: simplemente sírvele la cantidad de comida diaria que le toca (según su edad y peso corporal) en su momento y una vez coma, retírasela. Así no quedará comida a la intemperie y no se reblandecerá.

Asimismo, podríamos pensar también que nuestro felino no se come su comida, no porque esté reblandecida o porque no hayamos encontrado su pienso perfecto, sino porque le gusta más la que hay en nuestro plato encima de la mesa. Pero la verdad es que esto no es así. No hay nada que le guste más a los gatos que la comida que está pensada específicamente para ellos.

Tiene un mal hábito

Si ya has encontrado el mejor pienso/comida húmeda para tu mascota y aún así tu gato roba comida, es posible que el problema vaya más allá y sea un mal hábito que haya adquirido con el tiempo.

Es posible que en algún momento de su vida, nuestro minino se haya subido a la mesa mientras estábamos comiendo y le hayamos dado un trocito del bistec o del atún que estábamos comiendo. En ese momento empezó el refuerzo del mal hábito, ya que el gato entendió que era normal comer la comida de nuestro plato y más aún si se la ofrecemos nosotros. Si esta situación se ha repetido más de una vez a lo largo del tiempo, es muy lógico que el gato robe comida de la cocina o de la mesa aunque nosotros no estemos sentados, porque para él es una conducta aprendida.

La solución para acabar con un mal hábito es crear una nuevo, así que en el siguiente apartado explicaremos cómo hacerlo.

¿Cómo lo solucionamos?

La verdad es que no es fácil enseñar un nuevo hábito a cualquier animal, y menos a los gatos que todos sabemos lo especiales que son, así que lo ideal siempre es educarlos desde que son pequeños porque cuanto antes aprendan mejor y también tener muchísima paciencia con ellos. Pero si tu gato ya es adulto y roba comida, tranquilo porque aún hay esperanza.

En primer lugar, nosotros debemos concienciarnos y ayudarle a erradicar ese mal hábito evitando dejar comida desprotegida por la mesa o por la cocina (aunque sean restos) y también no ofreciéndole ningún tipo de comida de nuestra mano mientras estamos comiendo.

Asimismo, si por lo que sea un día nos despistamos y vemos que el felino se está acercando sigilosamente para robar algún resto de comida que nos hemos olvidado de guardar o que se sube a la mesa con esa intención, lo que tenemos que hacer es regañarle diciéndole "NO" de manera firme y serena, y alejarlo de ese lugar cogiéndolo en brazos y no dejándolo entrar hasta que no haya ningún alimento disponible, así el gato entenderá poco a poco que eso no puede hacerlo.

Otra forma de que el minino entienda que no puede robar comida es reforzando su conducta cuando coma de su comedero. Así pues, una vez que haya acabado de comer (que no significa que se ha acabado toda la comida sino que ya ha terminado de hacer la acción) y no antes, porque es mejor no interrumpirlos cuando están haciendo algo bien, podemos premiarle esa buena conducta acariciándolo, jugando con él o dándole alguna chuchería gatuna. Obviamente, la comida que le demos debe ser saludable y lo más apetitosa posible para nuestra mascota, así las posibilidades de que robe comida serán cada vez menos numerosas.

mojándole con un pulverizador de agua cada vez que tenga la intención de hacerlo. Los chorros de agua es una cosa que les molesta mucho y si cada vez que quieran robar algún alimento le pulverizamos un buen chorro de agua, poco a poco el gato entenderá por instinto que no debe acercarse más a la comida que no es la suya.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato me roba comida, ¿por qué?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Mi gato me roba comida, ¿por qué?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi gato me roba comida, ¿por qué?
1 de 3
Mi gato me roba comida, ¿por qué?