menu
Compartir

Patas hinchadas en perros - Causas y qué hacer

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 31 enero 2022
Patas hinchadas en perros - Causas y qué hacer

Ver fichas de Perros

Las patas hinchadas en los perros son un motivo frecuente de consulta en la clínica de pequeños animales. Las causas que pueden producir este signo son múltiples y pueden relacionarse con la alteración de diversos órganos, aparatos o sistemas. Analizar la forma en la que aparece y evoluciona la hinchazón, ayudará a orientar el diagnóstico y a instaurar el tratamiento más adecuado.

Si quieres conocer más acerca de las patas hinchadas en perros, sus causas y qué hacer, acompáñanos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, donde además también te explicamos los síntomas y cómo prevenir la hinchazón en las patas de tu perro.

Causas de las patas hinchadas en perros

Las causas que pueden originar la hinchazón de las extremidades de los perros son múltiples y pueden estar relacionadas con distintos órganos, aparatos y sistemas. En este primer apartado, recogemos las principales etiologías de las patas hinchadas en los perros.

Edema

El edema consiste en el acúmulo patológico de líquido a nivel del espacio intersticial y de las cavidades orgánicas (como el abdomen o el tórax). Cuando el edema se produce a nivel de las extremidades, se habla de edema periférico. Generalmente, la hinchazón comienza en la zona distal de la extremidad (es decir, en la zona más alejada del tronco del animal) y, a medida que va progresando, se va extendiendo hacia la proximal (la zona más cercana al tronco del animal).

Las causas que pueden originar el edema son muy numerosas y pueden afectar a diversos órganos. A continuación, recogemos las más importantes:

  • Insuficiencia cardiaca congestiva derecha: se puede producir en casos de estenosis pulmonar, comunicación interventricular, pericardiopatías, etc. Cuando el lado derecho del corazón no funciona correctamente, se produce un acúmulo de sangre en el sistema venoso, lo que aumenta la presión hidrostática y favorece la salida de líquido desde el interior de los vasos sanguíneos hacia el intersticio, apareciendo así el edema. Además, en esta situación se activa el eje renina-angiotensina-aldosterona, lo que favorece la retención de agua y sodio y potencia la aparición de edemas.
  • Insuficiencia hepática: cuando el hígado no funciona correctamente, no es capaz sintetizar la cantidad suficiente de albúmina, de manera que disminuyen los niveles de esta proteína en sangre (hipoalbuminemia). Como consecuencia, se produce una disminución de la presión oncótica, lo que favorece la salida de líquido del interior de los vasos sanguíneos al espacio intersticial, produciéndose así el edema. Si quieres saber más sobre la Insuficiencia hepática en perros: síntomas y tratamiento, puedes leer este artículo de ExpertoAnimal que te recomendamos.
  • Síndrome nefrótico: cuando se altera la permeabilidad de los glomérulos renales se produce la salida de proteínas al espacio intersticial. En concreto, se produce la salida de la albúmina, dado que es la proteína más pequeña. Como consecuencia, se produce una hipoalbuminemia, una disminución de la presión oncótica y, finalmente, un edema en el espacio intersticial.
  • Desnutrición: en perros desnutridos o con dietas carenciales que no aportan un nivel adecuado de proteínas, se produce una disminución de las proteínas plasmáticas (hipoproteinemia), lo que se traduce en una disminución de la presión oncótica y en la aparición de edema. No dudes en echarle un vistazo a los Cuidados y alimentación de un perro desnutrido, aquí.
  • Enfermedades digestivas: tanto las patologías que producen una disminución de la absorción de proteínas a nivel intestinal (como parasitosis intensas o tumores malignos), como las patologías que dan lugar a una pérdida de proteínas por vía digestiva (como la Enfermedad Inflamatoria Intestinal o IBD) originan una disminución de las proteínas plasmáticas (hipoproteinemia), que da lugar una disminución de la presión oncótica y la aparición de edemas.
  • Alteración de las paredes vasculares: cuando las células endoteliales se lesionan, que son las que forman las paredes de los vasos sanguíneos, se produce la salida de líquido desde el interior de los vasos hacia el intersticio, apareciendo el edema. Esta alteración de las paredes de los vasos sanguíneos se puede producir por irritantes químicos, toxinas bacterianas, virus, venenos de reptiles (especialmente de serpientes) y anoxia (falta de riego sanguíneo a una zona).

Linfedema

El linfedema se define como el acúmulo de fluido en el espacio intersticial, debido al mal funcionamiento del sistema linfático. Puede estar causado por anomalías congénitas que afectan al sistema linfático, o ser secundario a otros procesos patológicos como neoplasias, inflamaciones, traumatismos o infecciones.

El principal signo clínico asociado al linfedema es la hinchazón de la zona afectada. Al igual que en el edema, la hinchazón comienza en la zona distal de la extremidad y, a medida que va progresando, se va extendiendo hacia la proximal. En concreto, en los perros se afectan con más frecuencia las extremidades posteriores.

Descubre más información sobre el Linfedema en perros: causas, síntomas y tratamiento en este otro artículo que te sugerimos.

Artritis

La artritis consiste en un proceso inflamatorio que afecta a las articulaciones, concretamente al cartílago articular y a la membrana sinovial. Las artritis pueden estar causadas por microorganismos patógenos (como bacterias y micoplasmas) o tener un origen no infeccioso, como es el caso de la artritis reumatoide o las artritis inmunomediadas asociadas a inflamaciones crónicas, leishmaniosis o neoplasias.

A diferencia de los casos de edema o linfedema, en los que observa una hinchazón que se va extendiendo progresivamente por la extremidad, en el caso de la artritis únicamente se observa un engrosamiento o hinchazón a nivel de la articulación afectada. Además, en los casos de artritis suelen aparecer otros signos clínicos como cojera, marcha anormal, calor y dolor a la palpación.

Si quieres saber más sobre la Artritis en perros: signos clínicos y tratamiento, no dudes en echarle un vistazo a este otro artículo que te recomendamos.

Reacciones alérgicas

Las reacciones alérgicas producidas por la picadura de algunos insectos (como abejas, avispas o arañas), así como las alergias a determinados medicamentos (especialmente vacunas) pueden producir la inflamación e hinchazón de la cara y el cuerpo, incluyendo las extremidades. En estos casos, la hinchazón suele ir acompañada de picor, enrojecimiento de la piel y pápulas.

Enfermedades del desarrollo

Existen algunas enfermedades del desarrollo esquelético que pueden producir un engrosamiento de las extremidades. Una de las más importantes es la osteopatía metafisaria, también llamada osteodistrofia hipertrófica.

Se trata de una patología que afecta fundamentalmente a cachorros de entre 3 y 7 meses, de razas grandes como el Weimaraner o el Gran Danés. Suele estar asociada a una alimentación inadecuada de los cachorros (por hipernutrición, exceso de proteínas o de calcio), aunque también parece estar relacionada con la vacunación tetravalente y con infecciones por el virus del moquillo.

Normalmente se afectan las metáfisis de los huesos largos como el cúbito/radio o la tibia. Además de la hinchazón a nivel de las metáfisis de los huesos, se puede observar dolor, fiebre y anorexia.

Te dejamos más información sobre la Anorexia en perros: causas, diagnóstico y tratamiento, en este post de ExpertoAnimal.

Tumores óseos

En los perros, los tumores óseos se pueden clasificar en dos grandes grupos:

  • Tumores óseos primarios: son aquellos que tienen su origen en el propio hueso. Los osteosarcomas son los más frecuentes, aunque también se pueden observar fibrosarcomas, condromas y condrosarcomas, entre otros.
  • Tumores óseos secundarios o metastásicos: se producen por metástasis a partir de tumores malignos presentes en otras zonas del organismo. En los perros, los tumores que metastatizan a hueso con mayor frecuencia son los carcinomas de glándula mamaria, hígado, pulmón y próstata.

Independientemente del tipo concreto de tumor óseo, se podrá observar una hinchazón alrededor del hueso afectado y un grado de cojera variable.

En este punto, debemos mencionar una patología que, pese a no tener un origen tumoral, cursa de una forma muy similar a los tumores. Se trata de la osteopatía hipertrófica, una enfermedad en la que se produce una proliferación de la capa más externa de los huesos (el periostio). Generalmente, aparece como respuesta a una patología en otra región del organismo (como tumores pulmonares, granulomas o dirofilariosis), aunque su patogenia no está del todo clara. La parte positiva es que, una vez que se elimina la causa primaria, las lesiones en el hueso desaparecen.

Procesos inflamatorios

Los procesos inflamatorios a nivel de los tejidos blandos de las extremidades pueden dar lugar a una hinchazón focal. A diferencia de otros procesos en los que se produce un engrosamiento más amplio o generalizado, en estos casos se observa una hinchazón en forma de nódulo, bien delimitado.

En función de la cronicidad del proceso inflamatorio, podemos diferenciar:

  • Abscesos: en casos de inflamaciones agudas por infecciones bacterianas.
  • Piogranulomas: en inflamaciones subagudas causadas por cuerpos extraños (como espigas).
  • Granulomas: en procesos inflamatorios crónicos ocasionados por hongos o parásitos.

Así mismo, los traumatismos por caídas, golpes, atropellos, o peleas entre perros también pueden dar lugar a una hinchazón de las extremidades debido al proceso inflamatorio que se produce como consecuencia del trauma. Además, cuando estos traumatismos dan lugar a una fractura, la inflamación de los tejidos blandos que rodean el hueso fracturado es aún más llamativa.

Patas hinchadas en perros - Causas y qué hacer - Causas de las patas hinchadas en perros

Síntomas de las patas hinchadas en perros

En la primera parte de este artículo hemos hablado de forma general sobre las distintas causas que pueden producir la hinchazón de las patas de los perros. Sin embargo, en cada proceso la hinchazón aparece y evoluciona de una manera diferente. De esta manera:

  • En el caso de edema o linfedema: lo habitual es que se afecte más de una extremidad. En estos casos, la hinchazón comienza en la zona distal de las extremidades (parte más alejada del tronco) y va progresando hacia proximal (parte más cercana al tronco). Además, es característico que, cuando se presiona el tejido afectado firmemente con el dedo, se produce un hundimiento (conocido como fóvea) que persiste unos segundos después de quitar el dedo.
  • En el caso de tumores óseos, traumatismos y fracturas: únicamente se observa hinchazón en la extremidad afectada.
  • En las artritis: la hinchazón queda circunscrita únicamente a la articulación afectada. Del mismo modo, en enfermedades del desarrollo como la osteopatía metafisaria, la hinchazón se observa solo a nivel de las metáfisis afectadas.
  • En el caso de procesos inflamatorios locales: como abscesos, granulomas o piogranulomas, se observa una hinchazón localizada, a modo de nódulo.

Además, dependiendo de la causa que origine la hinchazón, se podrán observar síntomas muy diferentes y asociados a distintos órganos y sistemas. Será fundamental tener en cuenta el conjunto de signos clínicos que presenta el animal para orientar el diagnóstico e instaurar el tratamiento más adecuado.

¿Cómo prevenir las patas hinchadas en perros?

Por desgracia, muchas de las causas que pueden originar la hinchazón de las patas de los perros, como los tumores, las alergias o los procesos inmunomediados, no se pueden prevenir. Sin embargo, existen otras patologías que cursan con este signo, que se pueden evitar teniendo en cuenta una serie de medidas preventivas:

  • Cumplir con el calendario de vacunación y desparasitación: con esta sencilla medida preventiva se podrán evitar todas las causas infecciosas y parasitarias que pueden asociarse a la aparición de patas hinchadas en los perros. Consulta aquí el Calendario de vacunas para perros.
  • Ofrecer una dieta adecuada: como hemos explicado, la desnutrición puede causar edema y, por tanto, hinchazón de las extremidades. En el extremo contrario, la hipernutrición en cachorros puede originar enfermedades del desarrollo que también cursan con hinchazón de las extremidades. Por ello, resulta fundamental aportar una dieta equilibrada y acorde a las necesidades de cada animal.
  • Revisiones veterinarias rutinarias: mediante las revisiones rutinarias es posible detectar de forma temprana algunas de las patologías que hemos descrito en este artículo, antes incluso de que lleguen a producir la hinchazón de las extremidades. Realizar un diagnóstico precoz de estas patologías permitirá instaurar un tratamiento adecuado y prevenir la aparición de este y otros signos clínicos.

¿Qué hacer si mi perro tiene las patas hinchadas?

Como hemos explicado a lo largo del artículo, son múltiples las causas que pueden originar la hinchazón de las patas de los perros. Algunas de ellas, se asocian a procesos leves y transitorios que se resuelven de forma espontánea o con un tratamiento sintomático.

Sin embargo, otros procesos pueden llegar a ser graves y comprometer la vida del animal. Por ello, siempre que detectes que tu perro tiene las patas hinchadas, es importante que acudas a tu veterinario/a de confianza. Con un correcto protocolo diagnóstico, podrá determinar la causa de esta alteración e instaurar un tratamiento para las patas hinchadas acorde a la causa.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Patas hinchadas en perros - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Nelson, R.W., Couto, C.G. (2010). Medicina interna de pequeños animales. Barcelona Elsevier/Mosby.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Patas hinchadas en perros - Causas y qué hacer
1 de 2
Patas hinchadas en perros - Causas y qué hacer

Volver arriba