Compartir

¿Por qué mi gato me huele la nariz?

Por Mercè Garcia, Editora de ExpertoAnimal. 4 diciembre 2018
¿Por qué mi gato me huele la nariz?

Ver fichas de Gatos

Los gatos poseen un olfato muy desarrollado gracias a sus más de 67 millones de receptores olfativos. En comparación, los humanos tenemos tan solo 5 millones. La privilegiada nariz de los felinos hace que este sentido y las conductas relacionadas formen parte implícita del lenguaje y la comunicación de los gatos, no obstante, en algunas ocasiones, el significado de ciertos comportamientos puede convertirse en una incógnita para los tutores.

Si has llegado hasta aquí, te estarás preguntando, ¿por qué mi gato me huele la nariz? Debes saber que este comportamiento es muy habitual y que está relacionado con el apego. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

El sentido del olfato en los gatos

Los gatos utilizan el sentido del olfato para extraer información, pues de este modo conocen los cambios que se han producido en el entorno y en los diversos individuos con los que conviven. En ocasiones, los gatos llegan incluso a analizar una sustancia "degustándola", lo que se conoce como flehmen. Podemos apreciar esta conducta felina, presente también en otras especies, cuando el gato eleva los belfos y abre la boca, enseñando los dientes, para que el aroma llegue hasta el órgano de Jacobson, también conocido como órgano vomeronasal.

Sin embargo, es importante señalar que esta conducta va mucho más allá del simple hecho de informarse, pues también forma parte del patrón de comportamiento afectivo. Además de asearse y frotarse, un gato puede olisquear ciertas partes del cuerpo como una forma más de interacción social. De hecho, si convives con varios gatos, habrás observado conductas similares. Esta intención de recopilar información explica perfectamente por qué los gatos se huelen la boca o, aún más curioso, por qué los gatos se huelen el ano.

¿Por qué mi gato me huele la nariz? - El sentido del olfato en los gatos

¿Por qué mi gato busca mi nariz?

Las interacciones sociales son especialmente importantes para los felinos domésticos, así como el enriquecimiento ambiental. Todo ello repercute directamente en el bienestar y la estabilidad emocional. Si bien los juegos de caza o el cepillado son rutinas básicas que debemos proporcionar a un gato para una adecuada relación afectiva, existen muchos otros comportamientos que resultan importantes, como es el echo de "oler".

Cuando los gatos huelen nuestra nariz, así como otras zonas del cuerpo, debemos saber que nos están saludando de forma amigable, lo que se traduce además como una relación sana, positiva y un vínculo fuerte.

Esta argumentación daría respuesta también a otras preguntas relacionadas como "por qué mi gato me huele la boca" o "por qué mi gato me huele la cara cuando duermo". Son conductas que el gato lleva a cabo para familiarizarse con los nuevos olores, mantener un acercamiento con su humano y construir lazos afectivos.

Observaremos además otras señales, como orejas levantadas y relajadas, boca abierta, bigote relajado, cola levantada y una forma de caminar tranquila.

¿Por qué mi gato me huele la nariz? - ¿Por qué mi gato busca mi nariz?

¿Por qué mi gato lame y muerde mi nariz?

Puede ocurrir que, además de acercarse a tu nariz, tu gato llegue a tocar tu nariz con su nariz, o aún peor: que la lama y la muerda. Debemos saber que muchos gatos muerden a sus cuidadores como una invitación al juego, aunque cuando es demasiado brusca, esta conducta puede estar provocada por errores en la socialización del gato cachorro o debido a una separación prematura de su madre y hermanos.

Si bien un mordisco suave no debe interpretarse de forma negativa, cuando se produce un mordisco fuerte nos encontramos ante una conducta indeseada y dolorosa que no debe ser ignorada, especialmente si el gato convive con niños pequeños. En este caso aconsejamos detener la interacción y marcharnos del lugar, para que el gato comprenda que, cuando se produce un mordisco, la atención, el juego y el afecto terminan.

Además, debemos evitar jugar con nuestras manos y pies, pues de este modo el felino comprenderá que las partes de nuestro cuerpo no se muerden ni arañan. Lo ideal es que, en el momento de jugar con un gato, utilicemos juguetes que hagan de intermediario entre nuestro cuerpo y el gato, además, el felino podrá morderlos a voluntad, fomentando así las conductas naturales propias de la especie.

Otros comportamientos curiosos de los gatos

Ahora ya conoces los motivos que animan a tu gato a oler tu nariz, tu cara y otras zonas del cuerpo. No obstante, con el objetivo de que aprendas más sobre los felinos, te vamos a mostrar otras conductas curiosas que quizás no sabes interpretar:

¿Por qué mi gato me trae peluches?

Esta conducta está estrechamente relacionada con la caza. Cuando un gato nos trae un animal muerto o un peluche, nos está ofreciendo un valioso regalo. Algunos expertos teorizan acerca de este comportamiento y sugieren que el gato nos considera unos pésimos cazadores, sin embargo, no hay pruebas científicas sobre ello.

¿Por qué mi gato me toca la cara?

Algunos gatos utilizan las patas cuando se relacionan con sus cuidadores, este gesto sugiere que el gato busca captar nuestra atención. Suele mostrarse en una sesión de caricias, acompañado del ronroneo. Esta explicación también es válida cuando nos preguntamos por qué mi gato me tapa la boca.

¿Por qué mi gato me amasa y se excita?

La conducta de amasar se inicia cuando el gato es un cachorro y estimula a su madre para la producción de leche. En su etapa adulta, el gato sigue manteniendo este comportamiento, ya que le genera placer y bienestar. Es un comportamiento muy positivo que evidencia el bueno vínculo entre tutor y felino.

¿Por qué mi gato me lame?

Los gatos también utilizan el lamido para socializar. Es una conducta muy positiva que evidencia el buen vínculo entre tutor y felino. Es uno de los gestos de afecto más naturales, pues se asocia al grooming. Algunos gatos también nos lamen cuando dormimos. Debemos prestar atención a esta conducta cunado se realiza de forma compulsiva y ansiosa, consultando con un veterinario si fuese muy exagerada.

¿Por qué mi gato me huele la nariz? - Otros comportamientos curiosos de los gatos

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato me huele la nariz?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Beaver, Bonnie V. Feline Behavior-E-Book. Elsevier Health Sciences, 2003.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi gato me huele la nariz?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Ana
Me gusta aprendo nuevas cosas sobre gatos y me viene muy bien para mi gato
Su valoración:
Maria Jimenez
wow muy interesante

¿Por qué mi gato me huele la nariz?
1 de 4
¿Por qué mi gato me huele la nariz?

Volver arriba