Compartir

Problemas dentales en gatos

 
Por VETFORMACIÓN, Formación profesional de Auxiliar Veterinario. 20 octubre 2020
Problemas dentales en gatos

Ver fichas de Gatos

Los problemas dentales en gatos incluyen algunas de las enfermedades más frecuentes en la práctica veterinaria. Debido a su localización y los síntomas tardíos, es difícil detectar estas patologías en casa. Por este motivo, se desarrollan rápidamente y pueden causar graves daños en la boca del felino, incluyendo la caída de los dientes. Para evitar llegar a este punto, la prevención es fundamental.

La mayor parte de los problemas bucales felinos se pueden prevenir con una higiene adecuada, tanto doméstica como profesional. Además, es aconsejable revisar la boca del felino de manera rutinaria para detectar, a tiempo, la enfermedad. ¿Quieres saber cómo? En este artículo de ExpertoAnimal hemos reunido los principales problemas dentales en gatos, con sus causas, síntomas y tratamientos.

Enfermedad periodontal felina

La enfermedad periodontal felina es la patología más común en los gatos. Aparece en torno al 80 % de los felinos domésticos mayores de 2 o 3 años. Se trata de una serie de procesos patológicos que afectan a las estructuras que sujetan los dientes a la boca, como las encías, los ligamentos periodontales y el hueso alveolar.

Como la mayor parte de los problemas dentales en gatos, esta enfermedad aparece por falta de higiene. Los restos de comida y ciertas sustancias de la saliva se acumulan en los dientes, favoreciendo el establecimiento de bacterias que forman las conocidas placas. Si la enfermedad progresa, las bacterias entran en el hueco alveolar y comienzan a afectar a las encías, los ligamentos y huesos, produciendo una periodontitis. Poco a poco, los dientes pierden su sujeción y, finalmente, se caen.

Durante este proceso, la ausencia de oxígeno en el hueco alveolar favorece la aparición de bacterias anaerobias, que liberan compuestos azufrados malolientes. Por ello, el principal síntoma de la periodontitis es la halitosis o mal olor de boca. Otros síntomas son la aparición de placas y cálculos en los dientes, la dificultad para comer e, incluso, la anorexia.

Para evitar la aparición de este tipo de problemas dentales en gatos es muy importante la limpieza diaria de los dientes. Además, se recomienda una limpieza profesional anual para eliminar la placa y los cálculos. Cuando la gingivitis ya existe, es necesario aplicar fármacos, como antibióticos y antiinflamatorios. Si la periodontitis está muy avanzada, también puede ser necesaria la extracción de los dientes afectados e, incluso, una intervención quirúrgica más profunda.

Problemas dentales en gatos - Enfermedad periodontal felina

Lesión resortiva felina

La lesión resortiva felina es uno de los principales problemas bucales en gatos. Se calcula que aparece hasta en un 75 % de los felinos, siendo más común en los ancianos. Se trata de la destrucción de los tejidos dentales calcificados, es decir, el esmalte, la dentina y el cemento. Su causa es la activación anormal de unas células conocidas como odontoclastos, que comienzan a destruir el cuello y la raíz de los dientes.

Aún se desconoce el motivo por el que se activan estas células, aunque se ha asociado con otros problemas dentales en gatos, como la periodontitis. También se ha relacionado con ciertos virus, como el de la inmunodeficiencia felina, el herpesvirus y el calicivirus felino. Otros autores defienden que puede deberse a fallos en la mineralización de los dientes, bien sean de origen genético o debido a una dieta deficiente en minerales.

En cuanto a los síntomas, los gatos con resorción dental felina se muestran desganados, con falta de apetito, halitosis, exceso de salivación, sacudidas de la cabeza y pérdida de peso. Ante la detección de cualquiera de estos síntomas, es fundamental acudir al veterinario para una detección precoz. El tratamiento suele consistir en la extracción del diente afectado, con una posterior biopsia para determinar la causa.

Si te está gustando este artículo es porque te interesa el bienestar animal. ¿Quieres dedicarte a ayudar a los animales? Con el curso de Auxiliar Técnico Veterinario de VETFORMACIÓN podrás hacerlo en tan solo 8 meses. Cuenta con una bolsa de empleo y 300 horas de prácticas en una clínica veterinaria de tu elección. No te pierdas esta oportunidad y ayuda a los animales a recuperar su salud.

Problemas dentales en gatos - Lesión resortiva felina

Gingivoestomatitis felina

La gingivoestomatitis es uno de los principales enfermedades bucales en gatos. Se trata de una inflamación muy grave de la boca que puede aparecer localmente, o bien, afectar a toda la cavidad oral, incluyendo las encías, la faringe e, incluso, la lengua. Cuando la enfermedad progresa, puede llegar a afectar a los tejidos que rodean a los dientes, causando una mucositis alveolar.

La causa de la gingivoestomatitis es una infección, que puede ser bacteriana o vírica. Las bacterias que se han relacionado con este tipo de problemas bucales en gatos son Pasteurella multocida y Tannerella forsythia. Entre los virus se encuentran el calicivirus, el virus de la inmunodeficiencia y el virus de la leucemia felina. Sin embargo, la causa de la gravedad de la enfermedad no son los microorganismos, sino la reacción descontrolada del sistema inmunitario del gato cuando los detecta en las mucosas o la placa.

Como consecuencia de la inflamación, el gato presenta lesiones en la boca que le impiden asearse y comer con normalidad. Se muestra desaseado, pierde peso y babea. En cuanto al tratamiento, consiste en la limpieza de los dientes y la administración de antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos. En casos graves, puede ser necesario extraer los dientes afectados u otro tipo de intervención quirúrgica.

Expansión alveolar felina

Otros problemas dentales en gatos son los que afectan al hueso sobre el que se asientan los dientes: el hueso alveolar. Es el caso de la expansión alveolar u osteítis alveolar crónica, una patología común en gatos ancianos.

En esta enfermedad, el hueso alveolar se expande como consecuencia de una fibrosis, una inflamación o debido a la proliferación anormal del tejido óseo. Este crecimiento del hueso presiona a los dientes que se ven obligados a desplazarse. Además, suelen volverse más duros debido a un aumento del cemento. Cuando la enfermedad avanza, puede aparecer una lesión resortiva e, incluso, periodontitis.

El tratamiento de esta patología consiste en la extracción de los dientes afectados, o bien, su elevación u odontoplastia, que permiten adaptarlos al hueco disponible.

¿Cómo evitar problemas dentales en gatos?

Dado que las enfermedades bucodentales en gatos expuestas en los apartados anteriores pueden llegar a ser graves y perjudicar notablemente la calidad de vida del animal, la prevención es siempre la mejor solución. Para ello, recomendamos mantener una adecuada salud bucodental desde que el animal es cachorro, ya que así podrá acostumbrarse mejor a que manipulemos su boca y dientes. Si has adoptado a un gato adulto, también es posible educarlo con mucha paciencia y constancia. En este caso, deberás ir poco a poco y presentar al animal las herramientas y productos de higiene para que las huela e interactúe con ellas. En ese momento, deberás premiarlo con palabras de ánimo, caricias, golosinas o lo que consideres más adecuado para lograr que el gato relacione ese producto con estímulos positivos. Conforme pasen los días, podrás acercar los productos a la boca y premiar. Este proceso puede llevarte tiempo hasta que consigas introducir, por ejemplo, un cepillo de dientes y cepillar. Es muy importante no forzar al animal porque corres el riesgo de echar por tierra todo lo logrado hasta el momento.

Ahora bien, ¿cómo mantener la boca y los dientes del gato sanos y evitar los problemas dentales?

  • Cepillado diario: de la misma forma que nosotros nos cepillamos los dientes para mantenerlos sanos, es importante fijar este hábito en la rutina de nuestros gatos. Para ello, usaremos una pasta de dientes especial para gatos, jamás la nuestra porque puede resultar dañina. Consulta "Cómo limpiar los dientes a tu gato".
  • Espráis y colutorios dentífricos: se suelen diluir en agua y permiten mantener a raya la formación de sarro de una manera más sencilla. No sustituyen el cepillado, pero sí pueden usarse ambos métodos de forma complementaria y alternándolos.
  • Algas en polvo: conocidas también como dentífricos PlaqueOff, estas algas se mezclan con la comida habitual del gato y ayudan a retirar el sarro creado y a prevenir que se siga desarrollando.
  • Juguetes: en el mercado encontramos juguetes diseñados con el fin de evitar la formación de placa bacteriana. Así mismo, los juguetes hechos con cuerda también ayudan a mantener la salud dental.
  • Snacks: tanto su estructura como su composición están pensadas para prevenir la formación de sarro en los gatos y, por ende, el desarrollo de problemas dentales. Algunos pueden usarse a diario, mientras que otros deben ser de uso esporádico.

Para una adecuada higiene bucodental lo ideal es establecer una rutina que combine varios de los métodos mencionados. Por ejemplo, los juguetes pueden formar parte del enriquecimiento ambiental del gato, los cepillados pueden ser diarios o intercalarse con los colutorios y las algas en polvo. Por supuesto, ante la duda, siempre es aconsejable consultar con el veterinario.

Problemas dentales en gatos - ¿Cómo evitar problemas dentales en gatos?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Problemas dentales en gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades bacterianas.

Bibliografía
  • Reiter, A. M., Johnston, N., Anderson, J. G., Soltero‐Rivera, M. M., & Lobprise, H. B. (2019). Domestic Feline Oral and Dental Diseases. Wiggs's Veterinary Dentistry: Principles and Practice, 439-461.
  • Stepaniuk, K. (2019). Periodontology. Wiggs's Veterinary Dentistry: Principles and Practice, 81-108.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Problemas dentales en gatos
1 de 4
Problemas dentales en gatos

Volver arriba