Remedios caseros para el resfriado del gato

Remedios caseros para el resfriado del gato

¿Sabías que existen remedios caseros para el resfriado del gato? Los felinos son propensos a las enfermedades respiratorias, la más común el resfriado.

¿Has visto a tu gatito menos activo de lo normal, buscar calor, lagrimear y estornudar? Seguramente, esté resfriado.

Es un problema leve aunque no por ello menos importante. A continuación desde ExpertoAnimal te informamos sobre el resfriado en gatos y los remedios que puedes ofrecerle en casa, antes de acudir al veterinario.

El resfriado en felinos

Esta enfermedad respiratoria puede ser simple y pasajera, pero si no ayudamos a nuestro compañero a superarla tratándole los síntomas puede haber complicaciones y acabar dándose enfermedades secundarias de las vías respiratorias. Para el resfriado no hay una cura directa, es decir, se cura dejando que el virus haga su proceso y padeciendo los síntomas de la forma más llevadera posible hasta que la enfermedad termina, generalmente, en unos 10 días. Al tratarse de una enfermedad leve podemos intentar seguir un tratamiento sintomático desde casa, pero siempre teniendo en cuenta que si nuestra mascota empeora en seguida debemos acudir al veterinario.

Esta enfermedad en gatos no tiene nada que ver con la que se da en humanos, por lo que no nos podemos contagiar mutuamente.

El resfriado suele darse en los meses de invierno debido a las bajas temperaturas, pero también es muy común durante los meses de calor debido a las corrientes de aire y los cambios de temperatura bruscos. Como la mayoría de enfermedades respiratorias que se dan en los gatos el resfriado, así como el virus de la gripe felina, son enfermedades altamente contagiosas entre ellos. Debido a esto si detectamos que uno de nuestros felinos domésticos se encuentra en proceso de resfriado y convive con más, deberemos aislarlo lo máximo posible durante el proceso viral y sobre todo lavarnos bien las manos antes y después de estar con él.

En gatos adultos y sanos el proceso durará alrededor de 10 días, pero en gatitos pequeños, madres lactantes, individuos enfermos y ejemplares viejos, un simple resfriado puede complicarse y derivarse a problemas más graves como por ejemplo una neumonía. Por esto recomendamos que si su gato cumple el perfil de alguno de los ejemplares más débiles ante un resfriado, llévelo directamente a su especialista veterinario de confianza. En cambio, si nuestro gato goza normalmente de buena salud y es adulto, podremos ayudarle en casa de forma más tranquila y económica, pudiendo ayudarle a superar el resfriado antes de los 10 días de media que suele durar el proceso.

El hecho de que nuestro amigo se resfríe nos indica que lo más probable es que haya estado bajo de defensas debido a alguna carencia en su alimentación. Por lo que deberemos reforzarle el sistema inmunológico y revisar que no tenga algún otro problema o enfermedad que pueda haberle causado la bajada de defensas.

La mejor prevención es seguir el calendario de vacunación que nuestro veterinario nos indique para nuestra mascota. Además siempre deberemos tener cuidado con las corrientes de aire y los cambios de temperatura bruscos.

Síntomas del resfriado en gatos

Para detectar si nuestro gato está resfriado debemos fijarnos en los síntomas, que por suerte son bastante evidentes y claros:

  • Respiración dificultosa
  • Secreción nasal y ocular
  • Fiebre leve
  • Estornudos
  • Leve letargo
  • Leve pérdida de apetito
  • Ligera conjuntivitis e hinchazón del tercer párpado
  • Irritación de garganta
  • Tos

¿Cómo ayudar a mi gato a superar el resfriado?

Pasamos a explicar una serie de remedios y cosas básicas para tratar los síntomas tan molestos del resfriado de nuestro compañero enfermo. Pero tendremos presente que si hay que proporcionarle algún tipo de medicación es de extrema importancia que la recete e indique su dosis el veterinario, ya que hay que recordar que los gatos son muy sensibles a la medicación y corremos el riesgo de intoxicarlos si les subministramos medicamentos humanos y/o de la forma que a nosotros nos pueda parecer correcta, así que siempre debemos acudir al veterinario en estos casos.

Los cuidados y remedios que puedes darle a tu gatito enfermo de resfriado son:

  • Tenemos que ayudarle a comer, ya que por sí mismo comerá muy poco o nada debido a la desgana que provoca el proceso viral. Como es vital que el animal siga nutriéndose para que sus sistema inmunológico se fortalezca, debemos ayudarle estimulando su apetito o bien dándole la comida nosotros mismos. Como debido al resfriado le costará notar olores y sabores, dale comida caliente la cual desprende mucho más olor o bien, ofrécele comida que aun fría tenga un fuerte olor, como el atún enlatado. Puedes remojar su pienso habitual con un caldo de pollo que reblandecerá el granulado y dará mucho más sabor a éste facilitando que nuestro gato lo ingiera. Si observas que le cuesta tragar debido a una irritación de la garganta te recomendamos que le tritures la comida y así le resultará mucho más sencillo tragarla y digerirla. Si aún así no come por sí mismo, debemos acercarle la comida a la boca y nariz e incluso abrirle un poco la boca y hacerle probar un poquito, quizás así se le abra un poco le apetito. Otra forma es untarle la comida en una patita delantera, ya que así se la lamerá para limpiarse y le entrarán ganas de empezar a comer algo.
  • Es muy importante que le proporciones calor tanto con la temperatura ambiental como con mantas en las que pueda acurrucarse y dormir.
  • Debemos proporcionarle agua fresca abundante ya que este proceso vírico produce deshidratación con facilidad.
  • Evítale todas las posibles corrientes de aire que pueda haber en casa. Las corrientes de aire son completamente indeseables pues solo empeorarán su estado.
  • Ayúdale a limpiarse los ojos y la nariz a menudo para que no se le acumulen lágrimas y mocos molestos que formen costras y den problemas de higiene. Con una gasa esterilizada y suero fisiológico puedes limpiar la nariz y los ojos a tu gato, utilizando una gasa distinta para cada ojo y otra para la nariz, evitando así posibles contagios. Así nuestro peludo enfermo respirará y verá mejor. Además si hay conjuntivitis deberemos limpiarle los ojos con alguna solución oftálmica que nos recete el veterinario. Si observamos que tiene la nariz muy tapada debemos administrarle suero fisiológico dentro de la nariz para favorecer su limpieza y desatascamiento.
  • Aumenta la humedad del entorno con un humificador. Si no tienes un humificador o vaporizador, proporciónale baños de vapor, por ejemplo, deja que corra el agua muy caliente del grifo manteniendo la puerta y ventana del baño cerrada consiguiendo así acumular vapor y permite que tu gato esté ahí dentro, mejor acompañado por ti, unos minutos (máximo 15 minutos) respirando el vapor. Esto le ayudará a mover y expulsar mocos.
  • Déjale descansar mucho y dormir tranquilamente. No le obligues a jugar o salir a moverse, pues necesita recuperar sus fuerzas.
  • Una vez haya superado el proceso, será bueno que le ayudemos a prevenir posibles recaídas. Podemos hacerlo con suplementos naturales como la homeopatía para gatos que estimulen su sistema inmunológico, por ejemplo los betaglucanos.
  • Sobre todo, si pasados unos 4 o 5 días del proceso viral haciendo todo lo anteriormente mencionado es importante que si nuestro gato no mejora, debemos acudir inmediatamente al veterinario, pues seguramente se le habrá complicado y deba tratarse cuanto antes.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el resfriado del gato, te recomendamos que entres en nuestra sección de Remedios caseros.