Compartir

Vasculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

 
Por Manuel F. Faneite P., Veterinario. 23 marzo 2020
Vasculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

En veterinaria existen numerosas patologías de las cuales el tutor no tiene conocimiento debido a que no son muy frecuentes o demasiado características. La vasculitis en perros es una afección que, aunque es fácil de definir, es muy difícil de diagnosticar y clasificar, dificultando mucho la descripción que el cuidador del animal le debe dar al practicante veterinario.

En este artículo de ExpertoAnimal, clasificaremos los tipos de vasculitis en perros de manera que podamos orientar a todas las personas que conviven con perros a sospechar de dicha patología en caso de que su mejor amigo la presente.

¿Que es la vasculitis en perros?

Como decíamos en la introducción, la vasculitis es muy fácil de definir y no es más que la inflamación de los vasos sanguíneos (capilares, vénulas y arteriolas de mediano y gran calibre). Esta patología tiene un sinfín de causas, procesos y consecuencias, que poco a poco iremos comentando en este artículo. La vasculitis puede estar localizada en la piel, también puede implicar a los distintos órganos o puede estar asociada a otras enfermedades, bien sea causándolas o como consecuencia directa de estas.

Las vasculitis en perros suelen ser relativamente frecuentes en estos animales y ninguna raza ni edad está predispuesta. No obstante, se ha descrito que podrían ser más sensibles las razas rottweiller, pastor de Shetland, jack russell terrier y dachshunds, pero no está científicamente comprobado.

Tipos de vasculitis en perros

En medicina humana, esta patología es ampliamente estudiada y está clasificada de una manera muy eficiente, sin embargo, existen diferencias muy importantes que impiden clasificarla exactamente igual en medicina veterinaria. En líneas generales, en lo que a caninos se refiere, podemos desglosar esta patología en tres grandes clasificaciones que no son excluyentes entre sí, es decir, una vasculitis puede pertenecer a una, a varias o a todas las clasificaciones para lograr ser especificada correctamente.

Clasificación de las vasculitis según su los vasos que afecten

Dentro de este grupo encontramos la vasculitis cutánea y la vasculitis sistémica. La vasculitis cutánea es típica de la piel, por lo cual, todos los signos se verán reflejados en dicho órgano. Suele ocurrir por la proliferación de ciertas células que terminan causando la inflamación de los vasos, trayendo como consecuencia las lesiones cutáneas características. Puede clasificarse a nivel microscópico según las células causantes del cuadro clínico:

  • Vasculitis neutrofílicas: se podrá presenciar a nivel microscópico un edema de las células endoteliales y abundantes neutrófilos en la pared de los vasos. Algunas vasculitis que pueden ser o no neutrofílicas son: dermatomiositis, reacciones a fármacos (iatrogénicas), vasculitis del scottish terrier, etc.
  • Vasculitis linfocitarias: rara vez ocurren en animales y pueden terminar siendo crónicas. Son producidas por una reacción inmunitaria mediada por linfocitos. Algunos ejemplos de vasculitis linfocitarias en perros podrían ser: paniculitis inducida por vacuna de la rabia y vasculopatía del pastor alemán.
  • Vasculitis eosinofílicas: este tipo de vasculitis es mediada por inmunoglobulinas E. Los ejemplos más comunes son: reacciones por picaduras de ectoparásitos y complejo granuloma eosinofílico.
  • Vascultis granulomatosas: no suelen ocurrir de manera primaria, pero pueden ser la consecuencia de una vasculitis neutrofílica. Los ejemplos más comunes son: paniculitis idiopática estéril y nuevamente las reacciones a fármacos.

La vasculitis sistémica responde a una inflamación de muchos vasos en toda la extensión del organismo, a diferencia de las vasculitis cutáneas, aunque los signos también pueden verse en piel. Suele ser más grave y logra deteriorar mucho más la calidad de vida del paciente.

Clasificación de las vasculitis según su causa

Las últimas investigaciones buscaron la manera de simplificar mucho más la clasificación de los tipos de vasculitis en perros, cuestión que trajo como resultado poder agrupar las patologías en dos grandes grupos:

  • Vasculitis infecciosas: muchas patologías son capaces de traer como consecuencia una vasculitis en el perro, y este tipo de vasculitis son llamadas vasculitis infecciosas. Pueden entrar o no en la clasificación que ya nombramos, por supuesto. Las vasculitis infecciosas más comunes son las que aparecen como consecuencia de ehrlichiosis canina, lupus eritematoso sistémico, leishmaniosis, etc.
  • Vasculitis no infecciosas: estas patologías no son resultado de una enfermedad, por lo que no son clasificadas como infecciosas. Muchas veces no se sabe a ciencia cierta cómo aparecen (es el caso de la vasculitis idiopática). En algunos casos puede ser por un mal uso de medicamentos (como en la vasculitis iatrogénica).

Es preciso tener en consideración que tanto las vasculitis infecciosas como las no infecciosas pueden también ser cutáneas o sistémicas, recordemos que, como mencionamos anteriormente, las clasificaciones no se excluyen entre sí.

En perros son numerosísimas las vasculitis que podemos encontrar, pero después de entender la clasificación, podemos nombrar las más comunes a continuación.

Vasculitis auricular en perros

Este tipo de vasculitis generalmente es cutánea y puede ser tanto infecciosa como no infecciosa. Es caracterizada por una pérdida de pelo, sangrado, formación de costras y engrosamiento del pabellón auricular y el vértice de la oreja, que termina siendo el más afectado. Sus causas son tan variadas que cualquier raza y cualquier edad pueden verse afectadas por esta vasculitis en particular. Si no es atendida a tiempo, puede haber necrosis a nivel del vértice de la oreja, situación que amerita realizar una otoplastia (cirugía).

La molestia que el perro padece con esta vasculitis lo lleva a un constante rascado, el cual suele agravar la situación y, en algunos casos, puede formar un otohematoma. Las causas de esta vasculitis en perrosmás frecuentes pueden ser:

  • Hongos
  • Enfermedades parasitarias
  • Picadura de artrópodos
  • Enfermedades autoinmunes
  • Iatrogenia
Vasculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento - Vasculitis auricular en perros

Vasculitis necrosante en perros

Se caracteriza por la muerte del tejido afectado, trayendo como consecuencia infecciones secundarias por bacterias oportunistas. Muy pocas veces suele ser primaria, la mayoría de las veces es consecuencia de otro tipo de vasculitis que al entrar en cronicidad termina necrosando el tejido por la pobre oxigenación que este recibe bajo estas condiciones.

Las causas más comunes que pueden provocar una vasculitis necrosante en perros son:

  • Ectoparásitos
  • Enfermedades autoinmunes
  • Iatrogenia

Vasculitis inmunomediada en perros

Como ya hemos mencionado, estas patologías están asociadas a una respuesta del sistema inmunológico contra el propio organismo. La clasificación de las vasculitis según los hallazcos microscópicos, casi siempre, responde a enfermedades inmunomediadas. La mayoría de las veces estas vasculitis no tienen una causa conocida, por lo que se les pone el apellido de idiopáticas.

Síntomas de vasculitis en perros

Los signos y síntomas de la vasculitis en perros estarán asociados lógicamente a la clasificación en la que esta se encuentre. Sin embargo, no debemos desglosarla demasiado en este caso, ya que la mayoría de las veces son muy parecidos. Las vasculitis localizadas (como las cutáneas) tienen signos muy característicos que las pueden diferenciar de las vasculitis sistémicas.

Síntomas de vasculitis cutánea en perros

  • Úlceras
  • Necrosis
  • Manchas púrpura
  • Ampollas
  • Costras
  • Alopecia
  • Lesiones punteadas en boca, nariz y vértice de la oreja
  • Fiebre
  • Inapetencia
  • Depresión

Síntomas de vasculitis sistémica en perros

  • Lesiones cutáneas
  • Letargo
  • Fiebre
  • Dolor
  • Depresión
  • Inapetencia
  • Uveítis
  • Anorexia

Diagnóstico de vasculitis canina

La correcta anamnesis que siempre debe realizar el médico veterinario le dará la senda para llegar poco a poco a un diagnóstico. Relacionar los signos clínicos con los resultados de laboratorio de una manera eficaz son la clave para este y cualquier caso clínico.

Al tener sospecha de vasculitis, el practicante veterinario deberá encontrar la causa. Para ello, procederá a extraer sangre para llevar a cabo una hematología y una química sanguínea, que son pruebas indicadas en estos casos, ya que proveen información valiosa para el veterinario. El descarte de hemoparásitos también está indicado en este caso, puesto que sabemos que algunos agentes hemotrópicos son causantes de vasculitis infecciosa. El diagnóstico por imagen también es importante, ya que la dirofilariasis es causante de vasculitis sistémicas y las larvas adultas podrían notarse en una radiografía. El uso de la lámpara de Wood nunca está de más cuando de lesiones cutáneas se trata, ayudándonos con el diagnóstico de hongos. Sin embargo, en estos casos tan complicados termina indicándose también una biopsia de piel.

Vasculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento - Diagnóstico de vasculitis canina

¿Cómo curar la vasculitis en perros? - Tratamiento

El tratamiento de la vasculitis en perros dependerá también de la causa. Las vasculitis cutáneas inmunomediadas, por supuesto, se tratarán con fármacos inmunosupresores y con un tratamiento de soporte que estabilice al paciente en caso de necesitarlo. Muchas veces el paciente llega descompensado por tener días sin ingerir alimento debido al dolor y a la incomodidad que estas patologías generan. Generalmente, los glucocorticoides están indicados y colaboran mucho en estos casos.

Además de lo antes mencionado, si la vasculitis canina es consecuencia de alguna infección, esta debe tratarse para poder revertir el problema de manera eficaz. El uso de antibióticos y analgésicos no esteroideos está indicado según el caso.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vasculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de la piel.

Escribir comentario sobre Vasculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Vasculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Vasculitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba