Compartir

Bultos en perros - Causas y tratamiento

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 26 noviembre 2019
Bultos en perros - Causas y tratamiento

Ver fichas de Perros

Podemos detectar bultos en perros en cualquier zona del cuerpo y con distintas características. Los hay de diferente tamaño, consistencia, origen o peligrosidad, como veremos en este artículo de ExpertoAnimal. Por ello, solo observando el bulto o palpándolo, no es posible saber de qué se trata.

Es imprescindible que, nada más detectemos un bulto en nuestro perro, aunque sea de pequeñas dimensiones, consultemos con el veterinario. Solo este profesional puede averiguar qué es y decidir la intervención más adecuada.

Tipos de bultos en perros

En los perros pueden crecer bultos muy diferentes. Si observamos alguno en cualquier parte de su cuerpo o, al acariciarlo lo detectamos, es importante que anotemos sus características. El tamaño, la consistencia, si se mueve o, al contrario, se encuentra fijo, la velocidad a la que ha crecido, si se ha ulcerado, si hay más de uno, etc. Después, todos estos datos habrá que trasladarlos al veterinario y es importante que acudamos a consulta nada más lo descubramos. Si es grave, el tratamiento precoz puede salvar la vida de nuestro perro. Además, siempre es más sencillo y económico intervenir antes de que se produzcan complicaciones.

Quizás los bultos de grasa en los perros sean el tipo más común. También los bultos duros en perros, que pueden ser quistes, son relativamente fáciles de encontrar y, además, no revisten gravedad. Pero la dureza o que sea un bulto que se mueve en el perro al tocarlo no nos dan información sobre su origen. Para determinarlo, el veterinario puede aspirar células de su interior con una jeringa y proceder a un estudio citológico, es decir, al examen de las células que lo forman. Así, es posible saber si se trata de bulto inofensivo que no es necesario tratar o, al contrario, si es fruto de un cáncer. En ocasiones, directamente se hace una biopsia, con la extracción completa del bulto para su análisis en el laboratorio.

Para más información, también puede interesarte este otro artículo sobre Tumores en perros - Tipos, síntomas y tratamiento.

Bultos en perros - Causas y tratamiento - Tipos de bultos en perros

Causas de los bultos en perros

Son varias las posibles causas de los bultos en perros. Veremos aquí las principales.

Bultos en perros por cáncer

Los bultos pueden corresponderse con crecimientos de células malignas o benignas. Es el cáncer y sus causas son múltiples. Hay influencias medioambientales, predisposición genética o factores hormonales en algunos tipos de cáncer. Por ejemplo, es el caso de los tumores de mama, que se vinculan a las hormonas del ciclo reproductivo de la perra. Estos tumores son bultos en la barriga de los perros, en concreto, van a salir en una o varias mamas. Pero, si palpamos alguna masa en la zona ventral, también puede deberse a un tumor en algún órgano interno.

Para más información, puedes consultar este otro artículo de ExpertoAnimal sobre El cáncer en perros.

Bultos en perros por abscesos

Por otra parte, no todos los bultos son tumores. Los abscesos en perros, que son acumulaciones de pus bajo la piel, pueden apreciarse como bultos. Su origen suele ser una mordedura que parece cerrar, pero, en realidad, se infecta. Los bultos en perros en el lomo o en la cabeza es probable que se correspondan con las consecuencias de una pelea.

Bultos en perros por vacunas

Además, aunque es poco frecuente, pueden aparecer bultos en perros por vacunas o, en general, por la administración subcutánea de cualquier fármaco. Son los bultos en perros en el cuello o en la zona de la cruz, que es donde se suele pinchar.

Aquí también puedes ver Las reacciones postvacunales en perros más frecuentes.

Bultos en perros por ganglios linfáticos

Por último, en ocasiones los ganglios linfáticos se agrandan como respuesta a alguna infección y podemos notarlos como bultos bajo la piel. Suelen palparse en el cuello o en las patas traseras. De ser este el caso, será imprescindible que acudas al veterinario, ya que es probable que el perro necesite antibióticos.

Bultos en perros - Causas y tratamiento - Causas de los bultos en perros

Bultos en perros mayores

Destacamos los bultos que aparecen en los perros de más edad porque, los de origen tumoral, es más probable que aparezcan en ellos, ya que la edad es otro de los factores de riesgo para el cáncer en perros. En estos perros incluso podemos encontrarnos con bultos en los párpados. Son tumores en las glándulas de Meibomio, unas glándulas sebáceas del párpado. No son peligrosos pero, al contactar con la córnea, pueden causar irritación.

Lo que es importante tener claro es que la edad avanzada del perro no implica que debamos dejarlo sin tratamiento pensando que son trastornos de la vejez y que no se puede hacer nada. Descubrir una tumoración en sus fases iniciales puede permitir su tratamiento y, aunque no le alargue la vida, sí conseguiremos que mantenga una buena calidad hasta el último día.

Para una mejor calidad de vida, también puedes consultar este otro artículo de ExpertoAnimal sobre Guía completa de cuidados de un perro anciano.

Bultos en perros - Causas y tratamiento - Bultos en perros mayores

Tratamiento para bultos en perros

El tratamiento para los bultos va a depender de su origen. Si estamos ante un absceso, puede ser necesario drenarlo, desinfectarlo y administrar antibióticos e incluso antiinflamatorios. Hay que tener un cuidado especial con los abscesos en la cabeza y el cuello, que deben recibir atención inmediata, como podemos ver en este otro artículo sobre ¿Por qué mi perro tiene un abola en el cuello?

Los bultos que se han originado tras una inyección, suelen desaparecer solos. En caso contrario, el tratamiento sería similar al de los abscesos. Por otra parte, algunos bultos, en función de su benignidad y localización, no requieren tratamiento y, solo si crecen, molestan al perro o se ulceran, puede ser necesaria su extracción.

En cuanto al cáncer en perros, siempre se recomienda extirpar el tumor por completo y todo un margen de tejido sano alrededor. Pero antes, dependiendo del bulto, puede ser necesario realizar una analítica de sangre y una radiografía o ecografía para tener información sobre el estado general del perro y descubrir si hay o no metástasis. Es cierto que hay casos inoperables, pero sí puede ser posible tratarlos con quimio o radioterapia.

Remedios caseros para bultos en perros

En cuanto a los remedios caseros para bultos en perros, lo cierto es que siempre hay que acudir al veterinario porque es imprescindible saber qué es el bulto. Si el veterinario nos confirma un absceso, sí podemos, en el hogar, utilizar compresas húmedas y calientes para poner durante unos quince minutos cuatro veces al día sobre el bulto. De esta forma, es posible conseguir que se ablande y resulte más sencillo drenarlo. En los bultos a partir de vacunas, también puede aplicarse calor.

Bultos en perros - Causas y tratamiento - Tratamiento para bultos en perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bultos en perros - Causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.

Escribir comentario sobre Bultos en perros - Causas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
dydomer
perfecto capa gracias así se hace imponente así tiene que ser

Bultos en perros - Causas y tratamiento
1 de 5
Bultos en perros - Causas y tratamiento

Volver arriba