Compartir

¿Cómo saber si mi gata necesita cesárea?

Por Zorayda Coello, Periodista especializada en el mundo animal. 15 mayo 2017
¿Cómo saber si mi gata necesita cesárea?

Ver fichas de Gatos

El período de gestación de una gata representa una temporada de emoción y cierto nerviosismo tanto para la futura madre felina como para los compañeros humanos. La mayoría de las gatas son capaces de dar a luz con tranquilidad y sin recibir ayuda, pero existen ciertas situaciones que ameritan la intervención humana.

Durante el parto, es necesario mantenerse atento aunque sin atosigar a la gata, por si se presenta alguna dificultad. Cuando esto ocurre, existen varias soluciones de acuerdo a cada problema, por lo que en este artículo ExpertoAnimal te presenta una guía sobre cómo saber si mi gata necesita una cesárea.

También te puede interesar: ¿Cómo saber si mi perra necesita cesárea?

¿Por qué recurrir a la cesárea?

El período de gestación de los gatos dura entre 57 y 65 días, tras los cuales la futura madre elegirá un sitio del hogar para traer al mundo a su nueva familia. La mayoría de las gatas es capaz de dar a luz sin ningún problema, pues en estos felinos son realmente raros los inconvenientes durante el parto.

El objetivo de la cesárea es facilitar el nacimiento de los cachorros, extrayéndolos por medio de una operación quirúrgica que consiste en realizar una incisión en el abdomen. Cuando una gata ha necesitado una cesárea es probable que, de quedar en estado nuevamente, requiera la misma intervención, por lo que se recomienda castrarla la primera vez que se emplea este procedimiento.

Existen razones preventivas y razones terapéuticas que motivan la aplicación de una cesárea, y cada una depende de las condiciones de la felina y de los signos que se evidencien durante el momento del parto.

¿Cómo saber si mi gata necesita cesárea? - ¿Por qué recurrir a la cesárea?

Razones preventivas

El veterinario puede recomendar una cesárea preventiva si tu gato pertenece a una raza braquicéfala (como el persa) o con un canal de parto muy estrecho (como el siamés), o si los cachorros que están por nacer son demasiado grandes.

Tanto en razas braquicéfalas como con canal de parto estrecho el nacimiento natural puede acarrear diferentes problemas, como que los cachorros se queden atascados, que ocurra un desgarro interno en el organismo de la madre o que el sufrimiento sea demasiado grande como para que la gata lo soporte. No quiere esto decir que todos los sujetos de estas especies estén incapacitados para dar a luz, pero como el margen de complicaciones es tan elevado se recomienda una cesárea preventiva.

Con respecto al tamaño de los cachorros, solo a través de un ecosonograma se determinará la posibilidad de que se presente este problema, de ahí la importancia de mantener a la gata en control veterinario durante el período de gestación.

Razones terapéuticas

Una cesárea terapéutica es aquella que se realiza cuando se presentan inconvenientes inesperados en el momento del parto. Aunque lo mejor es dejar a la gata tranquila cuando da a luz, esto no significa que debas desentenderte de ella: proporciona un espacio seguro días antes para que lo utilice como nido, y cuando el momento llegue vigila desde cierta distancia lo que ocurre, para que detectes algún problema que pueda poner en peligro la vida de la madre y de los gatitos.

Estos problemas tienen que ver con la incapacidad para dar a luz, ya que se produzca distocia (cansancio de la madre debido al esfuerzo), un trabajo de parto prolongado pero sin resultados (incluso puede ocurrir que nazcan algunos de los cachorros y otros no logren salir), ausencia de contracciones, atascos en el canal de parto, dilatación insuficiente, entre otros.

¿Cómo saber si hay un problema en el parto?

En principio no debemos alarmarnos si observamos vómitos, temblores y orina antes del parto, es bastante habitual. Después de las contracciones uterinas y abdominales empezarán a nacer los cachorros, con un tiempo de descanso entre feto y feto de entre 30 minutos y 2 horas.

Es normal que pueda tardar un tiempo en nacer algún gatito, ya que la madre debe limpiarlos, darles calor y cortar la el cordón, en este momento no observaremos contracciones. No obstante, si observamos contracciones prolongadas sin el nacimiento de ningún gatito debemos contactar rápidamente con el veterinario, puede que alguno esté atascado. Otros signos de problemas que indican la necesidad de esta operación quirúrgica son la presencia de pus, flujo verdoso o negro.

Si la gata se queja, chilla, se muestra demasiado cansada o desfallecida es que necesita atención médica de forma inmediata. Acude al especialista o llámalo para que se traslade hasta tu hogar.

¿Cómo saber si mi gata necesita cesárea? - Razones terapéuticas

¿La cesárea es confiable?

Hoy en día realizarle una cesárea a una gata se considera un procedimiento de rutina y bastante seguro. El éxito del mismo dependerá, en el caso terapéutico, de la rapidez con que la felina sea trasladada al centro médico.

No obstante, recuerda que las gatas que no presenten inconvenientes en el parto o que no tengan una predisposición a sufrir algún problema en este proceso no deberían ser candidatas para la cesárea. Este procedimiento evita que los cachorros puedan recibir el calostro (leche que inmuniza a los pequeños) e incluso puede ocurrir que la gata los rechace.

La intervención se lleva a cabo utilizando anestesia y en las siguientes 24 o 48 horas ya el instinto de la madre se pone en marcha para ocuparse de su camada. Consulta con tu veterinario sobre la mejor forma de atender a los recién nacidos durante este período, pues de acuerdo al estado de la madre se decidirá si colocarlos para que se amamanten de inmediato o no.

La recuperación tras una cesárea es relativamente sencilla. Sigue al pie de la letra las instrucciones del especialista y en muy pocos días la gata volverá a ser la misma que antes. Una vez que ha sido necesaria una cesárea, considera seriamente esterilizar a tu mascota, pues lo más probable es que si queda en estado nuevamente se repitan los mismos problemas durante el parto.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si mi gata necesita cesárea?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del embarazo.

Escribir comentario sobre ¿Cómo saber si mi gata necesita cesárea?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
parry
Excelente la información

¿Cómo saber si mi gata necesita cesárea?
1 de 3
¿Cómo saber si mi gata necesita cesárea?

Volver arriba