Compartir

La orden de liberación en el adiestramiento del perro

Por Lucía Hernández, Periodista especializada en el mundo animal. 4 agosto 2016
La orden de liberación en el adiestramiento del perro

Ver fichas de Perros

La orden de liberación es muy común en el adiestramiento moderno de perros, y actúa de forma similar al clicker. Sirve para indicar a tu perro que ha realizado un ejercicio o una orden correctamente, que la ha terminado y lo más importante: le estamos reforzando positivamente por ello.

Quizás te preguntes para qué necesitas una orden de liberación si ya estás entrenando con el clicker o con premios. Pues bien, la orden de liberación es necesaria para eliminar el clicker o las recompensas de comida una vez que tu perro conoce los ejercicios de obediencia, u otros ejercicios que le hayas enseñado. Si no entrenas una orden de liberación, serás siempre dependiente de un elemento tercero, lo que no es recomendable.

Sigue leyendo y descubre en este artículo de ExpertoAnimal cómo utilizar la orden de liberación en el adiestramiento del perro:

También te puede interesar: Órdenes básicas para perros

Diferencias entre el uso del clicker y la orden de liberación

Aunque la orden de liberación cumple funciones similares al click del clicker, tiene ciertas particularidades que la hacen diferente y le confieren ventajas y desventajas. La ventaja de la orden de liberación en el adiestramiento del perro es que sólo necesitas utilizar palabras para comunicarte con tu perro. Por tanto, no necesitas llevar un clicker a todos lados para reforzar las buenas conductas de tu perro.

Sin embargo, la orden de liberación no proporciona la misma precisión del clicker, ya que suele ser más larga que el click y la reacción suele tardar un poco más (hay quienes especulan que se requieren más movimientos musculares para decir la orden de liberación que para apretar el clicker).

Por tanto, la orden de liberación es ideal para continuar practicando aquellos ejercicios que tu perro ya conoce y para los que ha conseguido una duración determinada. En cambio, el clicker es mejor para entrenar ejercicios nuevos.

De cualquier forma, si en lugar de usar un clicker estuviste usando una palabra corta o un click hecho con la lengua, no necesitarás entrenar una segunda orden de liberación. Podrás seguir usando esa palabra o haciendo el click con la lengua si así lo deseas.

La orden de liberación en el adiestramiento del perro - Diferencias entre el uso del clicker y la orden de liberación

Cómo enseñar a tu perro la orden de liberación

Para enseñarle a tu perro la orden de liberación, deberás seguir el mismo proceso que utilizaste para la carga del clicker. Di la orden de liberación ("Bien", "Perfecto" u "OK", por ejemplo) y dale un pedacito de comida a tu perro. Repite el procedimiento hasta que tu perro asocie esa orden con el refuerzo (la comida).

También puedes aprovechar situaciones de la vida cotidiana, como los juegos, para "cargar" la orden de liberación. En otro artículo verás cómo enseñar a tu perro a soltar objetos, y al mismo tiempo fortalecer la orden de liberación.

Al enseñarle a tu perro la orden de liberación, debes pronunciarla rápidamente y con entusiasmo. Las felicitaciones en que se alargan las vocales, como "Muuuuy bieeen", no son buenas órdenes de liberación porque toman mucho tiempo. Aunque con una palabra nunca conseguirás la precisión del clicker, debes tratar que el tiempo que te toma decir la orden de liberación sea corto.

A continuación tienes un par de ejemplos sobre el uso correcto e incorrecto de la orden de liberación.

La orden de liberación en el adiestramiento del perro - Cómo enseñar a tu perro la orden de liberación

Ejemplo 1: Uso correcto de la orden de liberación en perros

Tu perro está perfectamente entrenado y ya puedes llevarle sin atar en el parque sin ningún riesgo. Entonces, lo llevas con la correa hasta el parque y le pides que se siente. Él se sienta y le quitas la correa. Luego dices "Adelante" y tu perro corre a jugar con sus amigos.

En este caso, el perro espera hasta escuchar la orden de liberación para ir a jugar con sus amigos. Mientras tanto se queda sentado, ejercicio que aprendió hace tiempo y que puede mantener por varios minutos. Por tanto, ésta ya no es una conducta en la que buscas mayor precisión y puedes usar la orden de liberación en lugar del clicker.

Además, en este ejemplo, el reforzador es un reforzador de la vida cotidiana, ir a jugar con otros perros. Por tanto, no usas comida, sino el principio de Premack, para reforzar las conductas apropiadas de tu perro.

Ejemplo 2: Uso incorrecto de la orden de liberación en perros

Le estás enseñando a tu perro a sentarse. Cada vez que tu perro se sienta, dices "Muuuy bieeen", estirando las vocales. El problema surge cuando tu perro se levanta antes de que termines de decir "Muuuy bieeen". ¿Debes darle el pedacito de comida por haberse sentado? ¿O debes retener la comida, puesto que tu perro se levantó antes de tiempo?

En este ejemplo, la orden de liberación es muy larga y es usada en un contexto inapropiado. Para enseñarle un nuevo ejercicio a tu perro, es mejor que uses un clicker o una orden de liberación más corta.

Muchos adiestradores usan "Muuuy bieeen" u otras órdenes similares (estirando las vocales) como órdenes de confirmación, mas no de liberación. Es decir que usan estas palabras para indicarle al perro que está bien lo que está haciendo, pero que debe continuar haciéndolo. Ese es un tema diferente a la orden de liberación. Quizás hayas visto o practicado esos procedimientos. No son erróneos. Simplemente son diferentes.

Precauciones al usar la orden de liberación

Debes elegir como orden de liberación, una palabra corta que no sea de uso frecuente en la vida cotidiana. Además, debes asegurarte de pronunciarla de forma diferente a como la usas o usarías en la vida cotidiana, para asegurarte de no confundir a tu perro.

Por ejemplo, si usas la palabra "Adelante" como orden de liberación, suele ser suficiente con decirla rápidamente y con entusiasmo, ya que no es común pronunciarla de esta manera en la vida cotidiana. Toma la precaución de no decir la orden de liberación en cualquier circunstancia, sino solamente cuando corresponda.

La orden de liberación en el adiestramiento del perro - Precauciones al usar la orden de liberación

Si deseas leer más artículos parecidos a La orden de liberación en el adiestramiento del perro, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Escribir comentario sobre La orden de liberación en el adiestramiento del perro

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Antonio Avila
La orden de liberación, es algo completamente nuevo para mi, había usado una instrucción semejante, pero hasta el fin del entrenamiento.

La orden de liberación en el adiestramiento del perro
1 de 6
La orden de liberación en el adiestramiento del perro

Volver arriba