menu
Compartir

Linfopenia en perros - Síntomas, causas y tratamientos

 
Por Carla Moreira, Veterinaria. 4 octubre 2022
Linfopenia en perros - Síntomas, causas y tratamientos

Ver fichas de Perros

¿Qué causa la linfopenia en los perros? ¿Cómo tratarla? Antes de responder a estas preguntas es importante saber que la sangre es un tejido formado por tres tipos de células: glóbulos rojos, también conocidos como hematíes o eritrocitos, y glóbulos blancos o leucocitos y plaquetas [1]. Pero, ¿para qué sirve cada tipo de glóbulo? Las funciones principales de los glóbulos rojos son transportar oxígeno de los pulmones a los tejidos y CO2 de los tejidos a los pulmones. La hemoglobina, que constituye el 95 % de las proteínas de los glóbulos rojos, es responsable de estas actividades.

Los leucocitos, o glóbulos blancos, forman el grupo más heterogéneo de células sanguíneas y, aunque desempeñan un papel en la defensa del organismo, cada subtipo de leucocitos tiene funciones muy específicas y distintas, que en conjunto estructuran el sistema inmunitario [2]. Forman parte del grupo de los leucocitos: linfocitos, células plasmáticas, monocitos, neutrófilos, eosinófilos y basófilos. Las plaquetas, aunque pequeñas, son las células sanguíneas responsables de la coagulación de la sangre. Ahora que sabes un poco más sobre cada tipo de glóbulo, comprendamos mejor qué es la linfopenia en perros, sus síntomas, causas y tratamiento. Quédate en ExpertoAnimal para descubrirlo.

También te puede interesar: Leucopenia en perros - Causas y tratamiento

¿Qué es la linfopenia en perros?

Los linfocitos son células sanguíneas con diferentes funciones, dividiéndose en tres tipos: linfocitos T, producidos en la médula ósea y madurados en el timo; linfocitos B, producidos y madurados en la médula ósea, siendo las únicas células capaces de producir anticuerpos; y NK linfocitos (células asesinas naturales), células citotóxicas no específicas que son importantes en la respuesta temprana a las células tumorales y las infecciones virales. Los linfocitos identifican moléculas extrañas contenidas en diferentes agentes infecciosos, actuando y combatiéndolas, defendiendo inmunológicamente al organismo.

La linfopenia se define como una disminución absoluta del número de linfocitos en sangre, siendo un importante signo de alarma. Esta condición también puede estar asociada con pancitopenia, que es una reducción en el número total de células en la sangre.

Hay tres tipos de linfopenia que también afectan a los perros:

  • Linfopenia T: hay una reducción en el número de linfocitos T, pero con números normales del resto de linfocitos.
  • Linfopenia B: cuando hay una reducción de linfocitos B, pero con números normales de otros linfocitos. Su causa está, en la mayoría de los casos, asociada al uso de fármacos que suprimen el sistema inmunitario.
  • Linfopenia NK: se refiere a los casos en los que hay una cantidad baja de linfocitos NK, pero con números normales de otros linfocitos. Sin embargo, es una condición rara.

Causas de linfopenia en perros

Hay varias causas que pueden estar detrás de un número de linfocitos bajo en perros:

  • Infección bacteriana o fúngica.
  • Postoperatorio de cirugía mayor.
  • Neoplasias malignas.
  • Terapia con glucocorticoides.
  • Estrés.
  • Quimioterapia y/o radioterapia.
  • Trauma o sangrado reciente.
  • Infecciones virales.
  • Desnutrición proteico-calórica.
  • Enfermedades autoinmunes.

Durante el estrés, por ejemplo, hay un aumento en el cortisol liberado por las glándulas suprarrenales en respuesta a las principales enfermedades sistémicas, trastornos metabólicos y dolor, lo que resulta en linfopenia en perros. Los tratamientos con esteroides, como la prednisolona y la dexametasona, también causan linfopenia. El pico de efecto de estos fármacos se observa de cuatro a seis horas después de su administración, volviendo a los valores anteriores de leucocitos a las 24 horas.

Síntomas de linfopenia en perros

La linfopenia en perros en sí no tiene síntomas específicos, ya que está asociada a varias causas. Sin embargo, la baja inmunidad facilita la infección por diversos agentes contagiosos, dejando vulnerable al animal y manifestando los síntomas propios de la infección en cuestión, como problemas respiratorios, digestivos, desnutrición, falta de apetito, fiebre, etc. Además, los linfocitos bajos en perros se traducen en un decaimiento general del animal, por lo que es normal que se muestre cansado, apático y sin energía.

¿Cómo tratar la linfopenia en perros?

Para tratar la linfopenia en perros será necesario encontrar el motivo que la provocó. Es decir, se debe diagnosticar la enfermedad subyacente que causa el trastorno en las células sanguíneas, ya que no existe un tratamiento general para todos los casos. Para ello, es necesario que el perro sea consultado por un veterinario, pues solo él podrá solicitar exámenes y cerrar el diagnóstico, determinando el mejor tratamiento para el animal.

¿Cómo aumentar la inmunidad del perro?

En algunas situaciones, es deseable potenciar la respuesta inmunitaria del animal, como aumentar la resistencia a infecciones y tratar enfermedades inmunosupresoras o infecciosas de origen multifactorial. Para ello, se utilizan inmunomoduladores, que son sustancias que actúan sobre el sistema inmunitario, aumentando la respuesta orgánica frente a determinados microorganismos, entre ellos virus, bacterias y protozoos. El origen de los inmunomoduladores es muy variado y puede incluir sustancias farmacológicas, productos microbianos y plantas medicinales, por lo que es preferible consultar con el veterinario.

Además de los inmunomoduladores, una alimentación equilibrada y de buena calidad es un factor muy importante para mantener y también aumentar la inmunidad en el perro. La nutrición de perros y gatos se ha comportado de manera similar a la nutrición humana, observándose a través de la creciente incorporación de ingredientes funcionales en los alimentos. Descubre Qué comen los perros en este otro artículo.

El manejo nutricional también es una herramienta importante para ayudar en el tratamiento de diversas patologías mediante la inclusión de nutracéuticos (complementos alimenticios que contienen compuestos bioactivos beneficiosos para el organismo) en la dieta de los animales. La inmunomodulación a través de la dieta se produce de dos formas: la primera, busca componentes de la dieta que actúen directamente sobre los patógenos o la microbiota del tracto gastrointestinal, y la segunda ejerce efectos indirectos sobre los patógenos de la microbiota dirigiéndose a las células intestinales y/o a las células inmunitarias del huésped. Las sustancias nutracéuticas son vitaminas antioxidantes (A, C y E), flavonoides, vitamina D, ácidos grasos poliinsaturados, L-carnitina, glucosamina, condroitina, prebióticos, probióticos, minerales y fibra dietética.

En la dieta de perros y gatos se recomiendan complementos nutracéuticos con el objetivo de favorecer la salud del tubo digestivo, la respuesta inmunitaria, el estado de la piel y el pelaje, la composición corporal y la prevención de los daños derivados del envejecimiento, además de ayudar en la funciones orgánicas de los animales enfermos. Los perros que están mal alimentados y que pasan por situaciones estresantes, como frío y hambre, pueden tener una disminución de las defensas del organismo, estando sujetos a enfermedades. Por esto mismo, otra de las formas de subir los linfocitos en perros es garantizando que vive en un ambiente tranquilo y libre de estrés. En este otro post compartimos más Consejos para fortalecer el sistema inmune en perros.

Ahora que ya sabes qué es la linfopenia en perros y has descubierto sus causas y tratamiento, te recomendamos leer el artículo Cómo interpretar el análisis de sangre de un perro.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Linfopenia en perros - Síntomas, causas y tratamientos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Referencias
  1. Laurino, F. (2009). Alteraciones hematológicas en perros y gatos bajo estrés. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad “Júlio Mesquita Filho”, Campus Botucatu, SP. Disponible en https://repositorio.unesp.br/bitstream/handle/11449/119576/laurino_f_tcc_botfmvz.pdf?sequen. Consultado el 27/09/2022.
  2. Calado, R.T.; Falcão, R.P. (2013). Heterogeneidad de células sanguíneas. Órganos hematopoyéticos y linfopoyéticos. Tratado de Hematología. Disponible en archivo:///C:/Users/carlamoreira/Downloads/C%C3%A9lulas%20do%20sangue.pdf. Consultado el 27/09/2022.
Bibliografía
  • Oliveira, L.P. (2015). Sangre y Tejido Hematopoyético. LAAN. Disponible en https://files.cercomp.ufg.br/weby/up/707/o/sangue.pdf?1448365978#:~:text=Os%20gl%C3%B3bulos%20sangu%C3%ADneos %20s%C3%A3o%20as,por%20sangre%20a través de%C3%A9s%20dos%20leuc%C3%B3cytos. Consultado el 27/09/2022.
  • Appolinário, C.M.; Megid, J. (2007). Uso de inmunomoduladores en enfermedades infecciosas de animales domésticos. Semina: Ciencias Agrícolas, Londrina, v.28, n. 3, p.437-448. Disponible en archivo:///C:/Users/carlamoreira/Downloads/jlgarcia,+Gerente+da+magazine,+2967-9798-1-CE.pdf. Consultado el 27/09/2022.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Linfopenia en perros - Síntomas, causas y tratamientos
Linfopenia en perros - Síntomas, causas y tratamientos

Volver arriba