Compartir
Compartir en:

Mi perro jadea mucho, ¿es normal?

Mi perro jadea mucho, ¿es normal?

Ver fichas de Perros

Si has decidido acoger a un perro en tu hogar debes asegurarte previamente de que podrás dar respuesta a todas sus necesidades, siendo una de ellos el tiempo, el afecto y la socialización con la familia humana. Además, pasar tiempo con tu perro te permitirá observarlo y comprender su comportamiento habitual, siendo mucho más fácil identificar cualquier signo que pudiera ser indicativo de patología.

Uno de estos signos puede ser el jadeo excesivo, aunque como observarás a continuación, no siempre esconde una causa patológica ya que también es un mecanismo fisiológico que se pone en marcha en numerosas ocasiones.

Si convives con un perro seguramente en algún momento te habrás preguntado ¿Es normal que mi perro jadee mucho? Esta es la cuestión que abordamos en el siguiente artículo de Experto Animal.

También te puede interesar: Mi cachorro duerme mucho, ¿es normal?

El jadeo, un mecanismo fisiológico

El jadeo de los perros es principalmente un mecanismo regulador para mantener la temperatura corporal en un rango adecuado, ya que al sacar la lengua e inhalar aire rápidamente son capaces de disminuir la temperatura y librarse del exceso de calor que pudieran estar acumulando, a través de la evaporación.

El mecanismo de jadeo suele ponerse en marcha cuando la temperatura corporal del perro aumenta sobre los 38-39 grados centígrados, ya que si bien los perros cuentan con glándulas sudoríparas en sus almohadillas, estas no son suficientes para poner en marcha un proceso de refrigeración efectivo.

Causas normales del jadeo en el perro

Si tu perro jadea mucho y no es debido al calor o al ejercicio puede deberse a otros factores que no son patológicos y que obedecen a otro tipo de causas, como las siguientes:

  • Estrés y miedo: Al igual que una persona que sufre ansiedad, cuando un perro tiene miedo (al ir al veterinario o ante casos de pirotecnia) o está estresado, todo su organismo sufre cambios fisiológicos y se aumenta la frecuencia cardíaca así como la respiratoria, provocando el jadeo.
  • Alegría excesiva: Cuando el perro se encuentra muy alegre (porque has llegado a casa o porque él regresa de una guardería canina) también es normal que se alteren sus funciones vitales y se incremente su ritmo respiratorio dando lugar al jadeo.

No obstante, sí debes tener en cuenta que aunque el jadeo sea normal en una situación de estrés, cuando esta situación se alarga en el tiempo es imprescindible acudir al veterinario ya que el estrés en el perro puede tener consecuencias nefastas para la salud de los mismos.

Causas patológicas del jadeo en el perro

Lamentablemente en otras ocasiones el jadeo sí puede ser indicativo de enfermedad y por lo tanto es importante saber reconocer estas situaciones de forma temprana para poder darles una respuesta rápida:

  • Golpe de calor: El jadeo es uno de los síntomas principales que aparece cuando un perro sufre un golpe de calor, lo que es habitual durante el verano. En este caso se observará una respiración muy acelerada y además la presencia de salivación excesiva.
  • Sobrepeso y obesidad: Al igual que sucede con los seres humanos, el sobrepeso y la obesidad son situaciones que predisponen al organismo a multitud de enfermedades. Un perro que cargue con kilos de más tendrá más dificultades en mantener en un rango normal su temperatura corporal, por ello jadeará con mayor frecuencia.
  • Envenenamiento: El aumento de la frecuencia respiratoria y un jadeo excesivo pueden ser síntomas de envenenamiento en el perro. Dependiendo de la sustancia tóxica se podrán observar también vómitos, letargo o alteraciones neurológicas.

En aquellos casos en los que el perro padezca alguna patología respiratoria o coronaria el jadeo también se dará como síntoma de la misma, por ello, en estos casos es imprescindible que el veterinario realice un seguimiento periódico para evaluar la salud del perro y la eficacia del tratamiento farmacológico en aquellos casos en los que sea necesario.

Acude al veterinario ante signos de alerta

Si el jadeo excesivo no se corresponde de forma clara con una situación de tensión emocional, sino que aparece acompañado de otros signos que puedan indicar que algo no va bien, no dudes en acudir de forma urgente al veterinario.

Además de ser un mecanismo regulador, el jadeo excesivo puede esconder alteraciones orgánicas muy graves y por lo tanto las mismas requerirán de una atención lo más temprana posible.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro jadea mucho, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Mi perro jadea mucho, ¿es normal?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi perro jadea mucho, ¿es normal?
1 de 5
Mi perro jadea mucho, ¿es normal?