Compartir
Compartir en:

Qué hacer si mi gato come demasiado rápido

Qué hacer si mi gato come demasiado rápido

Ver fichas de Gatos

Normalmente los gatos no son problemáticos con la comida. Se regulan la ingesta y comen hasta saciarse, dejando en su comedero en muchas ocasiones parte del pienso. Pero hay algunos gatos que por alguna razón comen de forma frenética, y en un visto y no visto han limpiado el comedero sin dejar ni una migaja de pienso. En muchas ocasiones la consecuencia de dicha forma de comer son posteriores vómitos de comida mal digerida.

Es un problema complicado porque no puedes sentar a tu gato y dialogar con él, intentando que comprenda que debe comer con más pausa. Es una particularidad personal de tu gato que forma parte de su carácter. Consecuentemente la única forma de paliar este problema será pensar modos para dificultar la velocidad de vuestro gato voraz a la hora de comer.

En ExpertoAnimal te daremos unas cuantas sencillas y económicas ideas para complicarle la comida a tu gato y responder a tu pregunta sobre qué hacer si mi gato come demasiado rápido.

También te puede interesar: Qué hacer si mi perro come demasiado rápido

Comederos de alimentación lenta

En las tiendas que venden pienso y materiales para mascotas, también venden unos comederos metálicos o de plástico diseñados para incomodar la veloz ingesta de alimento por parte del gato. Los modelos más habituales constan de unos topes centrales que impiden que el gato pueda meter toda la cabeza en el interior del comedero y comer sin casi respirar.

El gato debe realizar auténticas filigranas para comer, pues no le cabe bien toda la cocorota y debe adoptar posiciones con su cabeza que logran retrasar su forma desaforada de comer. Estos comederos de alimentación lenta se venden entre 8 y 20 €/$.

Bandeja de hornear de silicona

Otra manera, más económica que la anterior, de dificultar la velocidad de ingesta de alimento de vuestro gato se consigue mediante una bandeja de silicona para hornear magdalenas.

El pienso se reparte entre las diversas cavidades del molde, lo que obliga al gato a comer de una a una el pienso vertido en cada cavidad. Toda la cantidad habitual de pienso debe repartirse por entre todos los pequeños moldes.

Bandeja para cubitos de hielo

Una bandeja para cubitos de hielo ralentizará todavía más la ingesta de alimentos por parte de tu gato. Ya que las cavidades son más pequeñas e impedirán que el gato coma más deprisa. Las celdillas para fabricar cubitos de hielo casero son muy pequeñas, por lo cual tu gato deberá "pescar" el pienso con su zarpa y atraparlo con la boca.

Utilizar espacios tan pequeños para que nuestro gato se dispense con la ayuda de sus patas le ayudará a estimular su mente, algo que utilizan muchos juguetes de inteligencia para gatos.

Huevera

Si nos ponemos en plan reciclador, una base o tapa de huevera en vez de desecharla podremos utilizarla del mismo modo que en los puntos anteriores.

Esparciremos su ración de pienso por la docena de huecos de la huevera reciclada (previamente lavada), y le pondremos ante sus atónitos hocicos el cutre, pero útil, recipiente con todo su pienso diseminado por los huecos y los topes protectores (estos topes se hallan en las tapas plásticas, en las bases de cartón no).

El truco del gato errante

Otra forma maquiavélica de retrasar definitivamente el modo compulsivo de comer de vuestro gato, es la modalidad que yo llamo: el truco del gato errante.

Es muy sencillo. Se pueden utilizar platillos del juego del café, vasos de cartón recortados, o pequeños recipientes en cualquier formato comprados en los chinos.

La cuestión es repartir entre varios recipientes (entre 3 y 6) la ración habitual de pienso que consume vuestro gato. Luego hay que colocar cada recipiente en un lugar de la casa (cuanto más alejados, mejor). De esta forma el gato deberá hallar con o sin vuestra ayuda el resto de los recipientes. Lo cual le obligará, cabizbajo, a errar por la casa en busca de los demás comederos.

Afortunadamente la imposibilidad del gato de expresarse en ningún otro idioma que no sea el gatuno standart, y su incapacidad manifiesta para escribir, le impedirá denunciaros ante el Defensor del Pueblo, o cualquier otra autoridad. Sólo podrá lanzaros algunas miradas de reproche; pero tú y yo sabemos que todo lo hacemos por su bien.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer si mi gato come demasiado rápido, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Qué hacer si mi gato come demasiado rápido

Muy útil

Descubre vídeos interesantes
Razas de perros
Razas de gatos
Manualidades para mascotas
Consejos y cuidados de los gatos
Qué hacer si mi gato come demasiado rápido
1 de 6
Qué hacer si mi gato come demasiado rápido