Perros

Bulldog continental

Bulldog continental

El bulldog continental (continental bulldog o sencillamente ‘Conti’ en inglés) es una raza canina bastante reciente que encuentra sus orígenes en el continente europeo, y más precisamente en Suiza. Sus similitudes estéticas con el más que reconocido bulldog inglés saltan a la vista, aunque su cuerpo resulte algo más compacto y notablemente más atlético que el de su ancestro británico. Además, hablamos de un perro mucho más saludable por su propia morfología, la cual no lo predispone tan fuertemente a los problemas respiratorios como las razas de perros braquiocefálicos.

Entonces, si siempre has querido tener un bulldog o un perro de tipo bull, no dejes de seguir leyendo esta ficha de ExpertoAnimal para conocer todas las características del bulldog continental y los cuidados más importantes para preservar su buena salud. ¿Comenzamos?

Origen
  • Europa
  • Suiza
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Ideal para
Tipo de pelo
Nivel de adiestramiento
Índice
  1. Origen del bulldog continental
  2. Características del bulldog continental
  3. Carácter del bulldog continental
  4. Cuidados del bulldog continental
  5. Educación del bulldog continental
  6. Salud del bulldog continental
  7. ¿Dónde adoptar un bulldog continental?

Origen del bulldog continental

Su increíble parecido con el bulldog inglés no es mera casualidad, sino que el resultado esperado y buscado por los responsables de su creación, y en especial la Sra. Imelda Angehrn (ahora apodada la “Gran Anciana de los bulldogs”), quien se propuso la 'misión' de desarrollar una nueva raza de perros de tipo bull que conservara las calidades del 'buen y viejo' English bulldog. Tanto en términos morfológicos y estéticos, como de carácter y comportamiento, el bulldog continental se creó para que se pareciera al bulldog inglés pero que estuviera libre de la infinidad de enfermedades hereditarias a las que el actual bulldog inglés tiene altísima predisposición genética, debido a una intensa y muy mal planificada selección artificial.

Con este propósito, seleccionaron cuidadosamente los ejemplares de bulldog inglés que emplearían como 'base' para el desarrollo de esta nueva raza de perros suizos, los cuáles serían posteriormente cruzados con individuos también seleccionados de la raza norteamericana conocida como Olde English Bulldogge. Esta última raza mencionada fue desarrollada en el 1970 con el principal objetivo de recrear el Old English Bulldog (o Antiguo bulldog inglés en español), una raza de perros que se extinguió a finales del siglo XIX y que puede ser considerada como la “versión original” del bulldog inglés, antes de que se produjeran la infinidad de cruces problemáticos que generaron los ya mencionados problemas de salud y las deformaciones morfológicas comunes en las razas de perros braquiocefálicos que, en su gran mayoría, están emparentados con el actual english bulldog.

Fue así que, a principios de los años 2000, nacieron los primeros ‘ejemplares’ de este nuevo tipo de bulldog que, felizmente, no presentaba las características 'exageradas' que identifican al bulldog inglés y mitigan su calidad de vida, sino que recupera los rasgos más primitivos del Old English Bulldog, pudiendo disfrutar de un cuerpo mejor proporcionado, con una mayor libertad de movimientos y una fluida capacidad respiratoria. Rápidamente, en 2004, el Swiss Kennel Club permitió la creación de la nueva raza canina que empezaría a llamarse “bulldog continental”.

En la actualidad, los ‘Contis’ ya fueron reconocidos por la FCI, la mayor federación canina internacional, que los incluye en la sección 2.1 del Grupo 2, donde nos encontramos con los perros molosoides de tipo dogo y sin prueba de trabajo.

Características del bulldog continental

El bulldog continental es un perro de talla mediana, cuerpo robusto y compacto, pero que, a diferencia del bulldog inglés, exhibe un aspecto atlético (y no rechoncho), con musculatura muy bien desarrollada, extremidades firmes, vientre moderadamente retraído y lomo ligeramente más angosto que el pecho. La altura a la cruz es de 42 cm a 50 cm en los machos, cuyo peso corporal saludable puede alcanzar los 30 kilos, y de 40 cm a 48 cm en las hembras, que pueden pesar hasta 25 kilos. El dimorfismo sexual está bien acentuado.

La cabeza del bulldog continental, cuando vista de frente, parece casi cuadrada, con una frente plana y ligeramente arqueada, donde existen algunas arrugas poco marcadas. Desde el stop o depresión naso-frontal, que es distintivo, pero no exageradamente pronunciado, se percibe un surco ancho y plano que se extiende hasta la mitad del cráneo. En la región facial, nos encontramos con un hocico amplio, con caña nasal recta y punta de nariz ancha, donde se observan fosas nasales grandes y bien abiertas. La trufa es siempre de color negro y las mejillas son firmes y redondeadas.

El rostro de los Contis también destaca por tener unos ojos redondos de color marrón oscuro que se sitúan bien al frente de la cabeza y están muy separados entre sí. Los párpados están bien ajustados al globo ocular y no debe verse la parte blanca del ojo (esclerótica) cuando el perro mira al frente. Las orejas, a su vez, pueden estar plegadas o tener forma de rosa, pero en ambos casos, son pequeñas y de inserción alta.

Finalmente, el bulldog continental tiene una cola fuerte, más gruesa en la raíz que en la punta, y de inserción baja. El can la lleva caída cuando está en reposo y levantada mientras cuando entra en movimiento, pero nunca enroscada sobre la espalda.

Colores del bulldog continental

Esta joven raza de perros suizos tiene un manto denso conformado por doble capa, siendo el pelo exterior corto, plano y brillante, mientras que el sub-pelo es muy fino y está muy bien pegado al cuerpo. Se admiten una gran variedad de colores, excepto el azul y el marrón, según la FCI, que pueden ser sólidos, atigrados o combinados con manchas blancas, con o sin máscara negra.

Cabe recordar que la presencia de otros colores o patrones en el manto de un perro no determinan su belleza ni mucho menos su personalidad y comportamiento. Por eso, si has adoptado a un Conti que no resulta ser “100% puro”, igualmente podrás disfrutar de un mejor amigo sano y muy leal.

Cómo es el cachorro de bulldog continental

Las similitudes con el bulldog inglés son aún más evidentes cuando miramos a un bulldog continental cachorro, pero, a medida que se van desarrollando, empezamos a percibir la armonía de sus proporciones corporales, en especial las relaciones equilibradas entre el tamaño de la cabeza y lo restante del cuerpo, y el ancho de los hombros y de las caderas. También veremos que las arrugas que aparecen casi exclusivamente en la región facial del bulldog continental, y no están ni en exceso ni muy marcadas en los individuos adultos. Además, el hocico de los Conti no es ‘achatado’ como el del bulldog inglés, sino que respeta una proporción de 1:3 en relación a la longitud total e la cabeza.

Pero, más allá de las apariencias, lo más importante es que tengas en claro que la infancia es el periodo más determinante para el desarrollo físico, cognitivo, emocional y social de todo y cualquier perro. Y el primer paso para asegurarte de que tu cachorro de bulldog continental pueda crecer sana y óptimamente, es no separarlo prematuramente de su madre, pues ella será la responsable de enseñarle los principios básicos de la conducta social y la comunicación de los perros, así como los límites del juego. Además, los primeros meses de vida son el momento ideal para dar inicio a la socialización de tu perro.

Carácter del bulldog continental

El bulldog continental es un perro alerta, activo y ágil, que puede realizar una amplia variedad de movimientos y desempeñarse óptimamente en los deportes caninos, sin presentar problemas respiratorios. De hecho, su respiración permanece silenciosa incluso cuando realizan actividades o ejercicios de mayor intensidad.

Otra calidad muy valorada del temperamento del bulldog continental es su docilidad y amabilidad, las cuáles suelen demostrar principalmente cuando se encuentran en su núcleo familiar, ya que pueden ser algo más reservados en la presencia de extraños. Así mismo, son perros seguros que no deberían tener problemas relacionados con la inseguridad o la timidez excesiva, excepto en caso de una mala socialización o la exposición a métodos educativos contraproducentes (los castigos físicos, por ejemplo) u otras formas de violencia física o psicológica.

Cuidados del bulldog continental

Adoptar a un Conti será, sin dudas, traerá mucha alegría a tu vida, pero también una serie de responsabilidades y el compromiso de proveerle una vida digna, poniendo atención a los siguientes cuidados básicos:

  • Alimentación: independiente del tipo de dieta que decidas ofrecer a tu peludo, es indispensable que esta supla completamente los requerimientos nutricionales de su edad. Además, tener acceso libre y asegurado a agua fresca y potable es clave para asegurar una buena hidratación, que es crucial para el óptimo funcionamiento de todo su organismo.
  • Ejercicio: el bulldog continental no es un perro sedentario, sino que disfruta y necesita hacer ejercicios diariamente para mantener un comportamiento equilibrado. Por ello, recomendamos que, además de hacer los paseos ‘básicos’ de todos los días con tu peludo, evalúes los beneficios de iniciarlo en algún deporte canino, como el Agility, el frisbee, el mushing o el canicross si también eres un amante del running.
  • Estimulación mental y adiestramiento: un perro que lleva una rutina sedentaria en un ambiente empobrecido, es mucho más propenso a desarrollar síntomas de estrés, conductas destructivas o incluso agresivas. Para evitar que esto ocurra, no dejes de invertir en el enriquecimiento ambiental para que tu peludo pueda entretenerse y ejercitarse incluso cuando quede solo en casa. Ten en mente también que el adiestramiento es el ejercicio más completo que puedes ofrecer al cuerpo y a la mente de tu mejor amigo, por lo que te recomendamos comenzar a adiestrar a tu perro desde una temprana edad.
  • Higiene: el mantenimiento del manto del bulldog continental es bastante sencillo, pero serán necesarios de uno a dos cepillados semanales para eliminar los pelos muertos y las impurezas de su piel y pelos. Por otra parte, puedes reservar los baños solo para ocasiones en las realmente sea necesario higienizar profundamente su pelaje, ya que bañar excesivamente a tu perro puede debilitar su salud al eliminar la capa natural de grasa que recubre y protege su cuerpo. En cuanto a la higiene bucodental, la acumulación de residuos alimentares en los dientes y encías es el puntapié inicial de las afecciones dentales comunes en los perros, que van desde la formación del sarro hasta enfermedades dolorosas como la gingivitis y la periodontitis. Para prevenirlas, es importante limpiar regularmente los dientes de tu peludo y también pueden evaluar los beneficios de brindarle una dieta cruda o BARF.

Aplicarle las vacunas esenciales con la correcta frecuencia, hacer las desparasitaciones periódicas para prevenir infestaciones de parásitos internos y externos, y llevarlo al veterinario una o dos veces al año es muy importante para constatar su estado de salud. Por último, pero no menos importante, hay que tomar muy en serio las libertades básicas del bienestar animal y una de las más importantes es respetar la libertad de expresión de tu perro. Ello supone permitirle comportarse y expresarse como el perro que es, sin imponerle prácticas de humanización ni reprenderlo sistemáticamente por llevar a cabo conductas instintivas o inherentes a la naturaleza canina.

Educación del bulldog continental

La educación del perro es un proceso gradual que debería empezar desde su llegada al hogar, e idealmente a partir de sus primeros meses de vida (aunque la misma “regla” se aplica en caso de que adoptes a un perro adulto). Para ayudarte en este sentido, en ExpertoAnimal te contamos "¿Cómo empezar a educar a un cachorro correctamente?".

Preferiblemente antes del tercer o cuarto mes de vida, será el momento más oportuno para dar inicio a la comenzar socialización del cachorro, para permitirle asimilar una mayor diversidad de especies amigas y un mayor número de recursos para gestionar sus propias emociones. Por seguridad, lo más recomendable es no sacar a la calle a los cachorros sin vacunas, por lo que deberás empezar presentándolo únicamente a otros perros y animales que sepas que están sanos, vacunados y desparasitados, así como a personas que no ‘ajenas’ a su núcleo familiar, ya sea en tu casa o en un entorno seguro. Una vez completado el calendario de vacunas para cachorros y hechas las primeras desparasitaciones internas y externas, podrás empezar a pasear a tu cachorro en la calle para que pueda interactuar con una mayor diversidad de entornos, estímulos e individuos.

Además, esta será la oportunidad perfecta para enseñar a tu cachorro a hacer sus deposiciones en la calle y empezar a presentarle algunas ordenes básicas de obediencia para estimular su inteligencia y fomentar un comportamiento más estable dentro y fuera del hogar. Ten en mente que, para adiestrar a tu perro, debes seguir una lógica progresiva, comenzando siempre con las órdenes más sencillas y trabajándolas una a una hasta que tu peludo sea capaz de reproducirlas con fluidez. Cabe recordar también que las sesiones de adiestramiento deben ser cortas (no más de 15 minutos) y realizadas en un entorno favorable, donde no haya un exceso de estímulos que desvían la atención de tu peludo.

Finalmente, si has decidido adoptar a un bulldog continental adulto, no dejes de echar un vistazo a nuestra selección de buenas prácticas para educar a un perro adoptado y nuestros tips prácticos para socializar correctamente a los perros en la edad adulta.

Salud del bulldog continental

Los esfuerzos aplicados en la creación del bulldog continental se traducen en una mucho mejor calidad de vida para los perros de esta raza, que no padecen de los problemas respiratorios ‘típicos’ de los perros braquicéfalos ni otras restricciones de movilidad asociadas a su morfología. Además, no hay registros, al menos por ahora, de enfermedades hereditarias comunes en esta raza. El promedio de la esperanza de vida de los Contis se sitúa entre 10 y 12 años.

¿Dónde adoptar un bulldog continental?

Desde ExpertoAnimal, no apoyamos la crianza de animales con fines comerciales y es por eso que, si estás interesado en adoptar a un mejor amigo con características físicas y comportamentales similares a las de un bulldog continental, sugerimos que entres en contacto con protectoras o refugios de animales ubicadas en las proximidades de tu domicilio para agendar una visita y conocer los perros disponibles para adopción.

Allí tendrás grandes probabilidades de encontrar un peludo compatible con tu estilo de vida y tus expectativas, que, además, será un compañero sumamente agradecido. Y si aún tienes dudas sobre el proceso básico de adopción, te recomendamos la siguiente lectura sobre “¿Cómo adoptar un perro?”.

Bibliografía
  • Continental Bulldog Club Schweiz. Sitio web oficial disponible en: https://cbcs.ch/
  • FCI – Federation Cynologique Internationale: Estándar Nº. 369, Bulldog continental. Versión digital en español (pdf): https://www.fci.be/Nomenclature/Standards/369g02-es.pdf
  • United Kennel Club. Olde English Bulldogge. Disponible para consulta en: https://www.ukcdogs.com/olde-english-bulldogge

Fotos de Bulldog continental

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Bulldog continental

Sube la foto de tu mascota
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
1 de 4
Bulldog continental