Tranquilizantes naturales para gatos

Tranquilizantes naturales para gatos

Las terapias naturales y los remedios caseros se encuentran en auge actualmente, no sólo en el ámbito de la salud humana, sino también en la medicina veterinaria y esto se debe a una necesidad de tratar a nuestras mascotas de una forma respetuosa con su organismo.

Son múltiples los trastornos que pueden responder positivamente a la aplicación de remedios naturales, por lo tanto, es importante que estas herramientas terapéuticas sean consideradas siempre como la primera línea de tratamiento.

Si quieres cuidar a tu felino de una forma natural y segura, en este artículo de ExpertoAnimal te hablamos acerca de los tranquilizantes naturales para gatos.

Los gatos y el estrés

¿Has observado alguna vez cómo tu gato se frota contra las esquinas, los muebles, el sofá e incluso tu pierna? Este acto libera feromonas, unas sustancias que únicamente detecta el gato y que si bien participan en el celo y la reacción a la hierba gatera, también actúan aportándole a tu gato una sensación de control y dominio sobre el entorno.

El gato es un animal que necesita controlar su entorno para sentirse bien, por lo tanto, cualquier alteración que se produzca en este entorno le puede molestar y puede incluso llegar a crearle estrés y nerviosismo.

Un gato puede entrar en un estado de ansiedad y estrés ante diversas situaciones como por ejemplo las siguientes: visita al veterinario, convivencia con una nueva mascota, ruidos fuertes, viajes y mudanzas. El estrés es una amenaza para su salud sobre todo cuando este se cronifica, por lo tanto estamos ante una situación que debe tratarse de forma prioritaria.

Ventajas de los tranquilizantes naturales para gatos

Generalmente la ansiedad provocada por un estado de estrés sostenido es tratada con unos fármacos denominados benzodiacepinas, estos son muy efectivos pero también presentan numerosos efectos secundarios, además, su uso continuado puede causar dependencia y tolerancia, lo que comportaría la necesidad de aumentar la dosis de forma progresiva.

Otros fármacos que pueden emplearse en caso severos y cuyo margen terapéutico es mucho más limitado que el de las benzodiacepinas son los barbitúricos, causando problemas similares a los que hemos nombrado anteriormente.

En cambio, si inicialmente le administramos a nuestro gato tranquilizantes naturales, no sólo evitaremos que aparezca estrés crónico, sino que además disminuiremos los síntomas asociados a su ansiedad de una forma segura para su organismo.

Los mejores tranquilizantes naturales para gatos

Veamos a continuación qué opciones naturales tienes a tu disposición para tratar la ansiedad y el estrés en tu mascota:

  • Valeriana: La valeriana es una planta que también puede administrarse a perros y tiene un ligero efecto sedante además de actuar como relajante muscular. No será difícil que nuestro gato acepte esta planta ya que los gatos se sienten atraídos por su olor, no obstante, la valeriana inicialmente puede causar un estado de euforia, por lo tanto la mejor opción es optar por un complemento nutricional específico para gatos que combine la valeriana con otros extractos vegetales.
  • Melisa: Estamos ante otra planta medicinal apta para el gato que resulta muy eficaz para combatir los estados de estrés y nerviosismo. Recomendamos su administración especialmente en los días previos a un evento estresante, como puede ser la pirotecnia o un viaje. Podemos encontrarla también en forma de complemento nutricional apto para gatos.
  • Spray de feromonas: Actualmente podemos encontrar una copia sintética de las feromonas faciales del gato, que son aquellas que libera cuando se frota contra diversos objetos. La aplicación de estas feromonas le devuelve al gato la sensación de control y dominio sobre el entorno y calma rápidamente su ansiedad.
  • Ignatia Amara: Se trata de un remedio homeopático muy útil y efectivo frente a la ansiedad, además, es completamente inocuo y no presenta ningún tipo de interacción. Recomendamos utilizar la dilución 15 CH y administrar 3 veces al día 5 gránulos diluidos en 5 mililitros de agua.
  • Flores de Bach: Las flores de Bach actúan de forma similar a la homeopatía y al igual que esta no presentan ningún tipo de efecto adverso ni contraindicación. Para situaciones de estrés y ansiedad súbitas te recomendamos que escojas Rescue Remedy, una mezcla de diversos extractos florales específicamente diseñada para mejorar rápidamente la ansiedad, no obstante, otros extractos florales que puedes emplear para este caso son Rock Rose o Cherry Plum.
  • Hidrosol de lavanda: El hidrosol es un producto que se obtiene al elaborar un aceite esencial, pero a diferencia del aceite esencial, es mucho más seguro para tu gato. Ante casos de estrés puedes rociar a tu gato con un hidrosol de lavanda aproximadamente 2 veces al día. La lavanda es un sedante suave muy efectivo.

¿Cómo emplear los tranquilizantes naturales para gatos?

Te recomendamos que antes de aplicar algunos de los remedios que te hemos mostrado anteriormente consultes con el veterinario. Si bien las flores de Bach y la homeopatía son inocuas, las plantas medicinales sí contienen principios activos que pueden estar contraindicados para el estado de salud de tu gato o bien interactuar con algún fármaco.

Además, el veterinario te asesorará qué remedio es el más adecuado para tu gato, ya que es muy importante individualizar cada situación, más aún cuando deseamos emplear terapias naturales.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tranquilizantes naturales para gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.