Cambiar el alimento del perro paso a paso

Cambiar el alimento del perro paso a paso

La adaptación de un perro a un nuevo alimento es más complicada que la del ser humano, por ejemplo, ya que los perros tienen un menor número de bacterias en su estómago. Eso hace que tengan más dificultad para sintetizar y metabolizar los nutrientes.

Por ese motivo, modificar la dieta de nuestro perro de forma radical puede provocar diarrea y malestar en nuestro mejor amigo.

Descubre en este artículo de ExpertoAnimal cómo cambiar el alimento del perro paso a paso para que lo acepte bien y no tenga problemas relacionados con su tránsito intestinal. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué debemos cambiar la dieta de nuestro perro?

Cambiar de dieta puede ser bueno en muchas situaciones distintas. Para empezar será básico cambiar la alimentación del perro según su edad puesto que adultos, cachorros y jóvenes no tienen las mismas necesidades nutricionales. Tampoco las tienen las diferentes razas según el peso o la actividad física que realizan.

También es una buena idea cambiar el tipo de alimentación si vamos a optar por ofrecer una de mayor calidad. No olvidemos que un pienso o alimento balanceado de alta calidad procura un excelente estado de salud. También repercute en un pelaje brillante y sano, un aspecto rejuvenecido.

Finalmente recordaremos los piensos bajo prescripción veterinaria que ayudan a tratar determinadas enfermedades. Algunos ejemplos son los piensos específicos para perros con problemas del corazón, problemas renales o los alérgicos.

Cambiar la dieta de forma gradual

Para que este proceso se desarrolle adecuadamente y sin problemas, lo ideal será cambiar de una comida a otra de forma gradual. Para ello necesitaremos un poco de los dos alimentos, el nuevo y el antiguo.

A continuación te ofrecemos una pequeña tabla para que observes cuán sencillo es cambiar de dieta en tan solo 7 días. Un tiempo aproximado que puedes variar si lo deseas, acortándolo hasta a 3 días. No obstante, una semana es un período muy correcto para una buena adaptación:

  • 1-2 día: 75% antigua 25% nueva
  • 3-4 día: 50% antigua 50% nueva
  • 5-6 día: 25% antigua 25% nueva
  • 7 día: 100% nueva

Algunos trucos para cambiar la comida a tu perro

Aunque la idea de cambiar la comida gradualmente es simple, no siempre es sencilla. Algunos perros se toman el minucioso trabajo de separar los dos tipos de comida y terminan comiendo solamente el alimento al que están acostumbrados, ignorando la nueva comida, o hacen lo imposible para conseguir el alimento que les gusta de otro lugar (mendigando a los integrantes de la familia).

Si notas que tu perro no quiere comer el pienso nuevo o no está comiendo absolutamente nada, deberás acudir al veterinario para descartar una posible enfermedad. Una vez el especialista nos confirme que se trata simplemente de un capricho del animal, prueba con los siguientes consejos para cambiar la comida de tu perro:

  • No dejes el recipiente de comida por mucho tiempo. Los perros que se acostumbran a comer en cualquier momento tienen más dificultades para cambiar de comida que los que se acostumbran a comer en horarios fijos. Prueba a poner la comida en un momento del día determinado (después de cenar tu, por ejemplo) y retírala pasada una hora. Quizás los primeros días se mostrará reacio, pero al poco se acostumbrará.
  • Cuando pasas de comida orgánica a seca, puedes remojar el pienso para perros en agua tibia o caldo de pollo sin sal para hacerlo más apetitoso. También puedes calentarlo un poco junto con la comida orgánica, pero nunca le des comida muy caliente a tu perro. Si calientas la comida, que solamente esté tibia al momento de dársela a tu cachorro.
  • Puedes derramar algo de mantequilla fundida (no demasiada) sobre la nueva comida para que sea más apetitosa. Los olores de la mantequilla suelen ser muy atractivos para los perros.
  • No pongas un alimento en un lado del recipiente y el otro en otro lado, sino que asegúrate de mezclar muy bien los dos tipos de comida. Así tu perro tendrá más dificultad para separarlas. Si la comida original (la "antigua") incluye algún tipo de puré, puedes poner pedazos de la nueva comida adentro.

Además, toma en cuenta que si vas a cambiarle la comida a un perro que está enfermo, recibe suplementos nutricionales o es una hembra gestante, debes consultar con el veterinario para evitar cualquier complicación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cambiar el alimento del perro paso a paso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.