Enfermedades respiratorias

Mi perro hace ruidos como un cerdo - Causas y qué hacer

 
Cristina Pascual
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 15 diciembre 2022
Mi perro hace ruidos como un cerdo - Causas y qué hacer
Perros

Ver fichas de Perros

Ante ciertos problemas respiratorios, los perros pueden presentar ruidos respiratorios anormales que se asemejan al sonido que emiten los cerdos. La aparición de este tipo de “ronquidos” puede asociarse a distintos procesos, algunos sin trascendencia clínica, y otros más graves que pueden suponer un perjuicio para la salud y el bienestar de nuestras mascotas.

¿Te estás preguntando “por qué mi perro hace ruidos como un cerdo”? Si es así, no dudes en acompañarnos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que mencionaremos la posibles causas y qué hacer en cada caso.

También te puede interesar: Mi gato hace ruido al respirar, ¿por qué?
Índice
  1. Estornudos invertidos o inversos
  2. Síndrome braquicefálico
  3. Rinitis

Estornudos invertidos o inversos

Aunque los estornudos inversos suelen causar una gran preocupación entre los cuidadores, lo cierto es que por lo general, son episodios que no suelen revestir gravedad.

Lo que ocurre cuando los perros sufren un episodio de estornudos inversos es que el aire, en lugar de ser expulsado por la nariz como ocurre en un estornudo normal, es aspirado fuertemente hacia las vías respiratorias. Cuando esto sucede, los perros se quedan quietos, con la boca cerrada y el cuello estirado, y emiten un ruido inspiratorio fuerte, que puede asemejarse a los ronquidos o gruñidos que emiten los cerdos.

Aunque suelen ser bastante alarmantes, es importante aclarar que los perros que sufren estornudos invertidos no se están ahogando, pues no hay nada que impida la entrada de aire hacia las vías respiratorias. El ruido que se produce se debe simplemente a la aspiración de aire de forma rápida y enérgica, y no supone ningún perjuicio para el animal.

Por lo general, el estornudo invertido se produce por un espasmo muscular a nivel del tracto respiratorio superior. Este espasmo suele generarse ante la presencia de agentes que irritan la mucosa respiratoria (como el polvo, los olores fuertes, los vapores de algunos productos químicos, algunos cuerpos extraños o incluso collares muy apretados). En el caso de los perros braquicéfalos (chatos), los estornudos invertidos son más frecuentes debido a la conformación anatómica de sus vías respiratorias superiores.

Generalmente estos episodios suelen durar entre 30 segundos y un par de minutos, y una vez que el animal deglute, su respiración vuelve a la normalidad. Como norma general, no es necesario instaurar ningún tratamiento al respecto, aunque es cierto que podemos ayudar a que el episodio dure el menor tiempo posible, realizando algunas maniobras que produzcan que el animal trague saliva y, con ello, vuelva a inspirar con normalidad:

  • Tapar los orificios nasales suavemente: con ello, obligaremos al animal a abrir la boca y a deglutir.
  • Masajear el cuello, en la zona de la garganta, para estimular la deglución.

No obstante, si observas que tu perro se estresa al realizar cualquiera de estas maniobras, es preferible dejar de hacerlas y simplemente esperar a que el episodio de estornudos termine de forma espontánea.

Igualmente, si observas que tu perro sufre este tipo de episodios de forma recurrente, o si se alargan mucho en el tiempo, es importante que acudas a tu veterinario/a de confianza para que pueda discernir si existe alguna causa patológica de base que esté ocasionando los estornudos inversos.

Mi perro hace ruidos como un cerdo - Causas y qué hacer - Estornudos invertidos o inversos

Síndrome braquicefálico

En los perros braquicéfalos (chatos), es especialmente habitual que los cuidadores acudan a consulta manifestando lo siguiente: “mi perro hace sonidos como un cerdo” o “mi perro suena como un cerdo”.

En estos casos, la causa que suele originar la aparición de ruidos respiratorios anormales es el conocido Síndrome braquiocefálico. Este síndrome consiste en un conjunto de alteraciones respiratorias que se producen en las razas braquicéfalas debido a la conformación de su cabeza (en particular, de su hocico) y de sus vías respiratorias superiores.

Los perros con Síndrome braquiocefálico pueden presentar una o varias de las siguientes alteraciones respiratorias:

  • Estenosis de los ollares: es decir, orificios nasales muy pequeños.
  • Elongación del paladar blando: el velo del paladar es tan largo, que su extremo sobresale hacia la vía respiratoria y dificulta la entrada de aire. Es la anomalía que se encuentra con mayor frecuencia en los perros braquicéfalos.
  • Colapso laríngeo: se pierde la rigidez y el soporte que proporciona el cartílago laríngeo, lo que hace que la laringe se pliegue y colapse.
  • Hipoplasia traqueal.
  • Hiperplasia faríngea.
  • Cornetes nasales aberrantes: los pliegues mucosos nasales son exuberantes y dificultan la entrada de aire.

Todas estas anomalías provocan un aumento de la resistencia al paso del aire inspirado, lo que ocasiona ruidos inspiratorios y ronquidos semejantes a los que emiten los cerdos. Además, estos perros suelen presentar dificultad respiratoria, intolerancia al ejercicio y al calor, cianosis, síncopes, y también síntomas digestivos, como vómitos y regurgitaciones.

Cabe subrayar que, la aparición de ronquidos continuos o de dificultad respiratoria ante pequeños esfuerzos nunca debe considerarse como algo normal (aunque se trate de perros braquicéfalos), pues estas alteraciones comprometen enormemente el bienestar de los animales.

Por ello, si tu perro es braquicéfalo y has observado que presenta alguno de los síntomas compatibles con este síndrome, es importante que acudas a tu veterinario/a de confianza para poder tratar este proceso con la mayor precocidad posible. Lo habitual es que, tras valorar las anomalías específicas que presenta el animal, se plantee una cirugía acorde, puesto que el tratamiento de las alteraciones respiratorias asociadas al Síndrome braquiocefálico es eminentemente quirúrgico.

Por último, conviene recordar la importancia que tiene realizar un cría responsable de nuestros animales de compañía. La cría indiscriminada y sin control a menudo conlleva la perpetuación, o incluso el empeoramiento, de este tipo de malformaciones congénitas, que comprometen el bienestar de algunas de nuestras razas caninas. Por ello, es crucial que tanto los cuidadores, como los veterinarios y criadores, apuesten siempre por una crianza selectiva, cuidada y responsable.

Quizá también puedan interesarte los siguiente posts sobre "¿Por qué ronca mi bulldog?" o "Mi perro hace ruidos como si no pudiera respirar: causas".

Mi perro hace ruidos como un cerdo - Causas y qué hacer - Síndrome braquicefálico

Rinitis

Las rinitis son otra de las causas que pueden originar que los perros desarrollen unos ruidos respiratorios anormales, similares a los que emiten los cerdos. Las rinitis son procesos inflamatorios de la mucosa nasal que se producen cuando algún agente altera o lesiona esta mucosa.

Ante la agresión, la mucosa nasal responde produciendo una secreción nasal, la cual obstruye el paso del aire y genera unas turbulencias que se traducen en la aparición de ruidos respiratorios anormales (generalmente ronquidos).

Las causas que pueden originar las rinitis son muy variadas, e incluyen:

  • Procesos infecciosos: por virus (como el moquillo), bacterias (como Bordetella o Streptococcus) u hongos (como Aspergillus o Penicillium).
  • Agentes irritantes: como polvo, humo, contaminación o vapores generados por productos químicos (como limpiadores o barnices).
  • Cuerpos extraños: como espigas, pequeñas piedras o palos, etc.
  • Tumores: tanto benignos como malignos.
  • Alérgenos: como el polen o los ácaros del polvo.

En función de la causa, la secreción nasal podrá variar de color y densidad (pudiendo ser serosa, mucosa, purulenta o sanguinolenta). En cualquier caso, la aparición de ruidos respiratorios anormales y secreción nasal implica la existencia de un proceso patológico a nivel de las vías respiratorias altas. Por ello, cuando se observen estos síntomas, es importante acudir a un centro veterinario para poder determinar la causa del proceso e instaurar el tratamiento más apropiado.

El tratamiento de las rinitis deberá instaurarse en base a la causa que haya desencadenado el proceso. Por ejemplo, en los procesos infecciosos se pautará un tratamiento antimicrobiano, mientras en las rinitis tumorales se podrá plantear un tratamiento quirúrgico y/o quimioterápico. Además, independientemente del tratamiento específico, se podrá instaurar un tratamiento de soporte para facilitar la curación del animal (con humidificadores que ayuden a fluidificar la secreción nasal, mucolíticos, expectorantes, etc.).

No dudes en echarle un vistazo al siguiente artículo de ExpertoAnimal sobre por qué Mi perro respira fuerte por la nariz: causas y tratamiento.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro hace ruidos como un cerdo - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades respiratorias.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Mi perro hace ruidos como un cerdo - Causas y qué hacer