Compartir

Mi perro no me hace caso - ¿Qué debo hacer?

Por Cova Díaz, Periodista especializada en el mundo animal. 30 noviembre 2015
Mi perro no me hace caso - ¿Qué debo hacer?

Ver fichas de Perros

Aunque parezca extraño, nos encontramos ante una pregunta muy común. Muchos dueños se desesperan con sus mascotas porque creen que les ignoran o no les hacen caso a propósito. Debes saber que esto no es así.

La amplia mayoría de veces el problema radica en una mala comunicación o en que el proceso de adiestramiento no se ha realizado de manera adecuada.

Si alguna vez te has escuchado decir a ti mismo: "Mi perro no me hace caso, qué debo hacer", no te preocupes, en este artículo de ExpertoAnimal te vamos a explicar todo lo que debes saber y hacer.

También te puede interesar: Mi border collie no me hace caso

¿Por qué tu perro no te hace caso?

Te voy a pedir que cojas papel y bolígrafo y contestes las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo es la relación con tu perro? Tener una mascota no es solo darle techo, comida y sacarlo al parque. Un perro forma parte de tu vida y de tu familia. Si no tienes intención de crear un vínculo afectivo es normal que no te preste atención. No dejarías de ser un humano más.
  • ¿Qué lenguaje usas con tu perro? Muchas veces no nos damos cuenta pero nuestro lenguaje corporal y las órdenes que damos a nuestro perro son contradictorias. Casi seguro que tu perro quiere hacer lo que tú le pides, el problema reside en que no entiende lo que le estás diciendo.
  • ¿Te preparaste antes de adiestrar a tu perro? A lo mejor estás yendo muy rápido en el entrenamiento, a lo mejor estás yendo muy despacio. A lo mejor, estás premiando (aunque no te lo creas es muy habitual) una conducta negativa.

Un perro no es un ser humano: piensa distinto, se comporta distinto y siente distinto. Antes de decidirte a adoptar a un perro debes tener muy claro qué educación necesita y qué vas a hacer si no sale todo a la perfección. Al igual que llevarías a tu hijo a un doctor o psicólogo si tuviera problemas graves de comportamiento lo mismo debes hacer con tu perro, la figura indicada para solucionar un problema de comportamiento es el etólogo.

Cosas que debes saber sobre el comportamiento del perro:

¿Cómo es tu comportamiento? ¿Te enfadas si tu perro hace algo mal?, ¿Le gritas? Es comprensible que en algún momento tu perro pueda llegar a frustrarte, pero no debes perder la paciencia. Enfadándote o gritándole solo consigues alejar a tu perro de ti. Además, estudios recientes han demostrado la baja efectividad de la dominancia frente al refuerzo positivo.

¿Piensas que tu perro es una máquina? Un perro es un animal, parece que a veces lo olvidamos. Tú puedes pararte 10 minutos a mirar un escaparate, pero no entiendes que tu perro necesite olisquear algo. Una cosa es la obediencia y otra es que el animal carezca de libertad. Déjale pasear como merece y necesita, igual que en otras facetas de su día a día.

¿Hace el suficiente ejercicio? ¿Pasa demasiado tiempo solo? Si tu mascota está aburrida o no hace el ejercicio que necesita es normal que destruya cosas. Por mucho que le riñas, no vas a solucionar nada. Por eso es muy importante que antes de acoger un perro tengas claras cuáles son sus necesidades y que posteriormente las cumplas.

En resumen: no puedes esperar que tu perro se porte bien si no cumples con sus necesidades básicas o le privas de cierta libertad. Un perro que te obedece es aquél que viene hacia ti por que has perdido horas en su adiestramiento, porque utilizas el refuerzo positivo en lugar del castigo, etc. Una buena relación basada en premiar al perro harán que te obedezca mucho más y por iniciativa propia, ¿no crees?

Mi perro no me hace caso - ¿Qué debo hacer? - ¿Por qué tu perro no te hace caso?

¿Qué hago si mi perro no me hace caso?

En el apartado anterior hemos visto varias causas que pueden haber desencadenado esta situación. Vamos a proponerte repasar algunos aspectos de la vida de tu perro:

  • Lo primero y primordial: la paciencia. Los resultados no llegan de un momento para otro. De hecho, recuerda que la base de la relación con tu perro debe ser el cariño entre él y tu. Algunos perros son más inteligentes que otros, por ese motivo unos tardan más en comprender lo que esperas de ellos.
  • Recupera el vínculo afectivo: Imagínatelo como una crisis de pareja: pasa tiempo con tu mascota, acarícialo, da paseos largos, jugad en casa. Simplemente, disfruta con tu perro y no intentes forzarle, permite que se comporte de forma natural.

Para tu mascota, tú eres el centro de su universo, demuéstrale que le quieres y que te lo pasas bien a su lado.

El nombre de tu perro: un error muy común es que tu perro haya relacionado su nombre con algo malo. ¿Por qué? Cada vez que hace algo mal, le llamas y le riñes. Ahí está el error. Vincula la palabra "no" a la riña, a que ha hecho algo mal. No te hace falta más, solo con la palabra y tu tono de voz lo entenderá perfectamente.

Para recuperar la relación positiva con su nombre haz lo siguiente:

  1. Un buen y largo paseo
  2. Llegáis a casa y tu mascota se tumba en su sitio
  3. Ponte cerca, pero que no te vea directamente
  4. Di su nombre
  5. Si se vuelve a mirarte, prémiale
  6. Empieza con golosinas (por favor, recuerda no sobrealimentar), luego pasa a caricias. Su nombre siempre debe ir vinculado a algo agradable.

Acudir a la llamada: Al igual que con el nombre, es muy posible que tu mascota haya relacionado de manera negativa esta orden.

Para conseguir que acuda a la llamada, desarrollaremos un ejercicio muy sencillo. Empieza a practicar en casa, más adelante ya lo haremos en la calle. Siempre, para empezar escoge una habitación tranquila y en la que estéis en silencio. El ejercicio es así:

  1. Vincula una palabra adecuada a la orden de acudir. Por ejemplo, "ven" o "aquí". No utilices solo su nombre solo para hacer vaya. El nombre es la orden para que preste atención.
  2. Ponte lejos y da la orden
  3. Si viene, le das un abrazo y la golosina
  4. Es posible que de primeras tu perro no vaya, tranquilo, es normal. No está entendiendo lo que le estás pidiendo. En este caso, ayúdate de la correa. Das la orden y haces que se acerque. Luego, refuerzas.

Es muy importante que las sesiones de entrenamientos sean cortas. Nunca más de 15 minutos. Así será más divertido para el perro y para ti.

La repetición del ejercicio es la que hará que aprenda. Cuando en casa ya lo efectúe bien, debes dar el salto e intentarlo fuera. Sigue las siguientes reglas:

  • Haz el ejercicio después de que hayáis dado el paseo, no antes
  • Empieza siempre con la correa
  • No hagas el ejercicio en el mismo sitio. Cuanto más varíes los lugares, más reforzada quedará la orden.

Si te das cuenta, el que tu perro te haga caso es muy sencillo. Todo los ejercicios que en ExpertoAnimal exponemos están basados en el refuerzo positivo. Si a esto le unimos el cariño y la paciencia, conseguirás que tu perro aprenda casi cualquier cosa.

Mi perro no me hace caso - ¿Qué debo hacer? - ¿Qué hago si mi perro no me hace caso?

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro no me hace caso - ¿Qué debo hacer?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre Mi perro no me hace caso - ¿Qué debo hacer?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
Mabel
He leído el artículo y estoy plenamente de acuerdo. Pero, yo paseo largo tiempo a mi perra, la llevo a adiestramiento desde los tres meses y a jugar con otros cachorros. En los entrenamientos y también cuando paseamos por la calle, nunca está pendiente de mí, no quiere los premios con lo cual se hace muy complicado el refuerzo positivo. Sigue haciendo sus necesidades en casa, destroza todo lo que pilla (paredes, muebles, ropa) y cuando come desparrama toda la comida por el suelo.
Ya no sé qué hacer. Cuanto mayor es mi vínculo afectivo con ella, peor es su comportamiento. Algo hay que hacer y no sé qué puede ser. Gracias.
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Mabel, ¿qué edad tiene ahora tu perra? ¿Es de tamaño grande, mediano o pequeño? Cuando dices que paseas mucho, ¿cómo son esos paseos? ¿Cuánto duran? ¿Tiene juguetes en casa? Necesitamos que nos proporciones toda la información posible para poder entender un poco mejor la situación y poder ayudarte. ¿El adiestrador no te ha dado ningunas pautas?
Mabel
Hola,
Es una bóxer de nueve meses. Cuatro paseos diarios de una hora, no más largos porque acabó frustrada y con dolor de hombros. Además tres veces por semana vamos a entrenamiento, de una hora de combinación de juego y obediencia. Tiene juguetes a montones, pero prefiere comerse el sofá, las mesas, sillas y paredes. En cuanto a sus necesidades, después de hacerlas en la calle, llegamos a casa y vuelve a orinar. Cuando salgo de casa hay pis y caca por el suelo y las paredes.
La adiestradora me ha hecho probar dándole y quitándole juguetes, y por último con jaula (imposible, ladra todo el tiempo y se quejan los vecinos)
Ella está pendiente de todo el mundo en la calle, personas y perros, pero nunca de mí. Y lo mismo en clase de obediencia, donde ni incluso quiere los premios.
Sebastian
Oye acabo de leer tu articulo de porque no es bueno el modo tradicional de adiestramiento pero si conbinas tanto la psicología canina con partes de adiestramiento tradicional y adiestramiento actualizado puedes ser un buen adiestrador canino uno de los mas reconocidos ejemplos es "Cesar Millán" esperó una respuesta y te mando un cordial saludo desde México
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Sebastián, actualmente Cova Díaz ya no trabaja en ExpertoAnimal, por lo que no te puede responder, así que yo voy a intentar explicarte por qué el adiestramiento canino tradicional no forma parte de nuestros métodos de adiestramiento recomendados: este tipo de educación se basa principalmente en el castigo positivo y el refuerzo negativo, técnicas que pueden generar miedo, frustración y hasta agravar ciertos problemas de conducta. Mucho más si están mal aplicados. Por el contrario, en el adiestramiento en positivo se opta por el refuerzo positivo y el castigo negativo, técnicas que se ha demostrado mediante la etología que generan mejores resultados.

César Millán (en mi opinión) no es un buen ejemplo de adiestrador "actualizado", ya que utiliza en exceso el marcaje (técnica que utilizan las madres para corregir a sus cachorros y que no deberíamos usar los humanos para corregir a un perro adulto) y utiliza en muy pocas ocasiones el refuerzo positivo. Él opta en muchas ocasiones por someter al perro, mientras que en la educación en positivo se trabaja para que el perro muestre por sí mismo ciertas conductas.

Realmente se trata de un tema muy extenso, por lo que te recomiendo leer este artículo de nuestro adiestrador: https://www.expertoanimal.com/adiestramiento-canino-tradicional-21168.html
hallo
me sirbio mucho

Mi perro no me hace caso - ¿Qué debo hacer?
1 de 3
Mi perro no me hace caso - ¿Qué debo hacer?

Volver arriba