menu
Compartir

¿Los perros pueden comer ciruelas?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. Actualizado: 5 febrero 2024
¿Los perros pueden comer ciruelas?

Ver fichas de Perros

¿Los perros comen fruta? Nuestros perros son animales omnívoros, por lo que pueden comer alimentos ricos en hidratos de carbono como son las frutas. Las ciruelas son unas frutas que pueden comer los perros, pero con mucha precaución pues parte de la planta contiene sustancias tóxicas del grupo de los glucósidos cianogénicos que pueden hacer mucho daño a tu compañero canino en relación a la respiración celular, provocando anoxia. Si deseas profundizar en el tema del consumo de ciruelas en los perros y su toxicidad o peligros, continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal sobre si los perros pueden comer ciruelas o no.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer kéfir?

¿Son buenas las ciruelas para los perros?

¿Qué pasa si un perro come ciruelas? ¿Son peligrosas para nuestros perros? Las ciruelas maduras no deberían ser un problema pues la pulpa no suele ser tóxica. Aun así, hay otras partes de la planta, como pueden ser las raíces, el tallo o las flores que contienen tóxicos.

Entre ellos se encuentran:

  • La amigdalina que otorga sabor amargo.
  • La prunasina contenida en las partes verdes.
  • El cianuro, especialmente contenido en los huesos de las ciruelas, puede dar problemas incluso con un mínimo consumo.

Por esto, pese a que los perros pueden comer frutas y verduras por sus hábitos alimenticios omnívoros, debes tener cuidado e informarte bien antes de ofrecerle alguno de estos alimentos, pues lo ideal es alimentar a nuestros perros con el alimento completo diseñado para su especie que podemos encontrar en las tiendas especializadas en alimentación animal.

Las ciruelas pasas no resultarán tóxicas para nuestros compañeros caninos pero sí tienen una mala digestibilidad y pueden producir problemas gastrointestinales entre los que destacan los vómitos, la diarrea, el dolor abdominal y la pérdida de apetito además de contener niveles mucho mayores de azúcar, poco recomendables para los perros, especialmente los que tienen sobrepeso o tendencia a tenerlo.

Beneficios de las ciruelas en perros

Dejando a un lado estos compuestos tóxicos de las ciruelas, estas frutas contienen numerosos beneficios para la salud de nuestros amigos caninos, pues son una fuente de vitamina A importante para la salud ocular y de las mucosas y anejos.

También son ricas en niveles de vitamina K, importante en la coagulación sanguínea, y de vitamina C, con potencial antioxidante para prevenir el envejecimiento prematuro y la formación de radicales libres y estimulante del sistema inmunitario.

Las ciruelas también contienen fibra, importante para una buena digestión y fomento del tránsito intestinal lo que previene el estreñimiento. También es hidratante por su contenido elevado en humedad y es rica en minerales, como el cobre para la piel y los huesos. Cabe mencionar también el contenido en potasio, importante en el equilibrio de fluidos, la buena función nerviosa, muscular y enzimática.

¿Qué pasa si un perro come ciruelas?

Dependiendo de cómo coma ciruelas el perro, peligrará su salud o no. Si se le ofrece la pulpa de la ciruela madura, no debería haber ningún problema. Ahora bien, ¿qué pasa si mi perro se ha comido un hueso de ciruela? Tanto si contiene el hueso o las partes verdes o del tallo o raíces su salud peligrará, pues contienen los peligrosos tóxicos anteriormente mencionados llamados glucósidos cianogénicos.

El cianuro que contienen se une al ión de hierro (Fe3 +), contenido en la enzima mitocondrial llamada citocromo oxidasa, lo que forma un compuesto estable que impide la reacción de fosforilación oxidativa o respiración celular de las mitocondrias celulares, por lo que las células no pueden utilizar el oxígeno al no poder fijarlo para realizar la reacción de respiración.

Esto conduce a una anoxia histotóxica que puede producir síntomas como los siguientes:

¿Los perros pueden comer ciruelas? - ¿Qué pasa si un perro come ciruelas?

Cómo dar ciruelas a mi perro

A la hora de dar ciruelas a tu perro debes ofrecerle la parte de la pulpa madura sin huesos ni semillas para evitar los glucósidos cianogénicos que puedan dar problemas de falta de oxígeno en los tejidos a la vez que problemas de asfixia o atragantamiento.

También sería conveniente retirar la piel y lavarlas siempre antes de pelarlas y cortarlas para evitar suciedades y compuestos tóxicos como los pesticidas. La dosis de frutas y otros snacks o golosinas para perros no debe ser superior al 10% de la ingesta nutricional diaria del perro, lo que dependerá de su tamaño y hábitos de vida.

¿Son buenas las golosinas para perros? Descubre la respuesta en el siguiente artículo de ExpertoAnimal.

Efectos secundarios de las ciruelas en perros

Ya hemos comentado los peligros que entraña que le demos ciruelas a los perros de forma inexperta pensando en que solo les otorgarán beneficios, pues las semillas, los huesos, las partes verdes y las raíces contienen unos peligrosos glucósidos que harán peligrar su correcta respiración celular, produciendo efectos secundarios en su organismo entre los que destacan:

  • La disnea
  • Las encías rojas
  • La hipersalivación
  • Los temblores
  • La relajación de esfínteres
  • El shock
  • La muerte

Además, el azúcar que contienen, especialmente las más secas o deshidratadas, peligran la salud cardiovascular y el equilibrio glucémico de los perros, fomentando:

Además, un consumo excesivo de ciruelas puede tener efectos laxantes por el contenido en fibra que contienen, por lo que pueden producir síntomas como diarrea y vómitos, entre otros molestos signos gastrointestinales.

Contraindicaciones de las ciruelas para perros

Las principales contraindicaciones del consumo de cerezas en los perros es ofrecérselas con huesos, semillas, piel u otras partes de la planta por el contenido en glucósidos cianogénicos, el consumo de ciruelas deshidratas por su gran contenido en azúcares que puede hacer que peligre su salud metabólica y el mantenimiento de su peso en condiciones normales.

El consumo de esta fruta no deberá ofrecerse a perros más sensibles del sistema gastrointestinal o que padecen alguna enfermedad que les esté produciendo una agilización del tránsito intestinal o diarrea.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los perros pueden comer ciruelas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Escalona, C. Augusto, Y. Martínez. Toxicología Veterinaria. Disponible en: https://www.researchgate.net/profile/Yordan-Martinez/publication/318323199_Toxicologia_Veterinaria/links/5b19589245851587f29886ab/Toxicologia-Veterinaria.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los perros pueden comer ciruelas?
1 de 2
¿Los perros pueden comer ciruelas?

Volver arriba