menu
Compartir

Mi gato se limpia encima de mí - Causas y soluciones

 
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 1 enero 2024
Mi gato se limpia encima de mí - Causas y soluciones

Ver fichas de Gatos

No es ninguna novedad que los gatos son sumamente limpios y celan por la óptima higiene de todos sus espacios. Si compartes tu hogar con uno o varios mininos, sabes muy bien lo meticulosos que pueden ser al realizar sus rutinas de acicalado. No obstante, a muchos tutores les parece extraño que sus compañeros opten por subirse encima de ellos cuando desean higienizarse. Si este es tu caso, estamos seguros de que estas familiarizado con preguntas como “¿por qué mi gato se limpia encima de mí?” o “¿qué significa si mi gato se baña encima de mí?”.

Más allá de que esta conducta de tu gato pueda sorprenderte, sus motivaciones no distan mucho de las razones por las que los gatos suelen refregarse con sus tutores y, muchas veces, disfrutan durmiendo encima de ellos. Y la buena noticia es que, en la gran mayoría de los casos, se trata de un comportamiento natural e instintivo que indica que tu gato se siente seguro contigo e incluso te considera “uno de los suyos”.

No obstante, hay otros factores que pueden hacer que un gato se limpie encima de su tutor y algunos de ellos requieren que tomes medidas para optimizar el estilo de vida de tu minino. Por ello, en este nuevo artículo del ExpertoAnimal, hablaremos no solo de las causas de esta conducta felina, sino también de las soluciones prácticas que puedes poner en marcha hoy mismo. ¡Allá vamos!

También te puede interesar: Mi gato ronronea encima de mí - Causas

Afecto y confianza

Los gatos emplean los mismos códigos de comunicación que les permiten interactuar con sus congéneres para relacionarse con nosotros. Esta es una diferencia en relación a los perros, ya que estos sí entienden que somos una especie diferente de ellos y cambian su comportamiento para comunicarse con los humanos.

A su vez, los gatos parecen vernos como una versión agigantada de ellos mismos, por lo que nos tratarán como si fuéramos unos gatos muy grandes – y algo torpes -, valiéndose de todo su cuerpo para transmitirnos sus estados de ánimo, necesidades y percepciones sobre el entorno.

Entonces, es lógico que nuestros gato expresen su afecto y su confianza a su manera, y no mediante lo que nosotros entendemos por “demostraciones de afecto”. Por ejemplo, si tu gato se limpia encima de ti y también te lame con la misma meticulosidad con la que se asea, esta es una de sus formas de cuidarte y decirte que te quiere.

De hecho, los gatos se lamen entre ellos cuando existe un nivel muy alto de confianza que, por lo general, solo se cultiva entre individuos del mismo núcleo social (que es lo más parecido al concepto de “familia” en el universo gatuno). Y cuando dos o más gatos del mismo núcleo social se lamen y comparten su rutina de acicalado, generalmente, tienen el propósito de generar un olor común que les permite identificarse entre ellos y generar un entorno de convivencia seguro, donde ambos se sientan a gusto con la presencia del otro.

Igualmente lógico es que no es necesario preocuparse ni tomar medidas para inhibir dicho comportamiento, ya que es una señal muy positiva de que tu gato te tiene confianza. ¡Enhorabuena!

Mi gato se limpia encima de mí - Causas y soluciones - Afecto y confianza

Marcaje

Para empezar, debes tener en mente que tanto machos como hembras marcan y lo hacen con el propósito de comunicar diferentes mensajes a sus congéneres. Por ejemplo, para atraer a parejas receptivas al apareamiento.

Otro mito dice que los gatos solo marcan con orina, cuando la verdad es que existen varios tipos de marcaje que les permiten enviar señales olfativas y también visuales para sus interlocutores. ¿Y adivina qué sucede cuando tu gato se baña encima de ti? Esta es una forma bastante eficiente de impregnarte con sus feromonas y dejar en ti su propio olor, pero no es la única, ya que tu minino logra un resultado bastante similar cuando refriega su cuerpo contra tus piernas o frota su cabeza o cara contra la tuya.

Por ende, cuando decimos que el marcaje en gatos puede explicar por qué tu gato se limpia encima de ti, nos referimos a que este hábito le permite siempre reconocer su propio olor en ti, aunque te bañes con mucha frecuencia, uses perfumes y cambies de ropa todo el tiempo. De esta manera, tu gato expresa tanto para ti como para sus demás congéneres que eres “uno de los suyos”.

¿Cómo lidiar con un gato que marca?

El marcaje es un comportamiento natural e instintivos de los gatos, por lo que resulta casi imposible erradicarlo. Y si terminas usando métodos como el regaño o el castigo con este propósito, es muy probable que solo logres estresar a tu gato y termines haciéndolo reaccionar de forma defensiva para protegerse.

Por otro lado, si hablamos de un gato que marca con orina o a través de arañazos en todas partes, en este caso, puedes poner en marcha estos consejos para evitar que tu gato marque territorio. No obstante, ten en mente que, después de alcanzar la pubertad y, con ella, la madurez sexual, los gatos tienden a acentuar una serie de comportamientos asociados al deseo sexual y el instinto reproductivo.

Recuerda que la castración es también el método más eficiente para prevenir embarazos no planificados y varias enfermedades del tracto reproductivo con alta tasa de mortalidad en machos y hembras.

Finalmente, es importante que sepas que el marcaje no es la única causa por la que los gatos orinan en todas partes. De hecho, un incremento repentino de la micción o de las ganas de orinar pueden ser síntomas de una infección de orina en gatos o incluso de enfermedades sistémicas, como la diabetes mellitus. Por ello, si tu minino empieza a hacer pis en lugares inusuales, o incluso te mea a ti, la primera medida será llevarlo al veterinario para descartar cualquier causa patológica.

Comodidad

Otra explicación de por qué tu gato se limpia encima de ti es porque no encuentra otro sitio más cómodo donde echarse con este propósito. Ten en cuenta que un gato jamás disfrutará de su ritual de acicalado en un ambiente que no cumple con sus “estándares” de higiene, donde hace mucho frío o existen otros estímulos que generan miedo, incomodidad o incertidumbre.

¿Qué hacer?

La solución puede ser tan simple como revisar la ubicación y el acondicionamiento de la zona de descanso de tu gato. Elige o haz tu mismo una buena cama de tamaño compatible con la contextura física de tu minino y suficiente relleno como para que él pueda dormir sobre una superficie suave y más bien mullida. En seguida, observa dónde ubicas su cama, asegurándote de que esté a una buena distancia de las zonas de eliminación y alimentación, así como que no haya un exceso de estímulos que perturben la calma que tu gato necesita durante sus rituales de acicalado.

Otra buena estrategia es elevar la cama de tu gato y disponer almohadas en estantes o plataformas aéreas, ya que los gatos prefieren dormir y acicalarse en lugares altos, donde se sienten más protegidos de sus depredadores.

Aquí en ExpertoAnimal también te enseñamos el paso a paso de cómo adaptar una casa a los gatos que te ayudará a asegurarte de que tu minino viva en un entorno favorable a su óptimo desarrollo físico y cognitivo. ¡No te lo pierdas!

Mi gato se limpia encima de mí - Causas y soluciones - Comodidad

Aprendizaje involuntario

Muchos tutores acaban reforzando inconscientemente ciertas conductas de sus gatos, mediante la oferta de golosinas, caricias u otros premios, lo que favorece su asimilación como un hábito. Digamos que cuando tu compañero era un gatito que aún estaba aprendiendo a acicalarse por sí mismo, solías permitir que se lamiera y se bañara encima de ti, e incluso le hacías unos cuantos mimos, ya sea porque su actitud parecía muy tierna o porque querías hacerle sentir que podía confiar en ti.

Independiente del motivo, cuando le ofreces una recompensa en forma de afecto, comida o caricias, estás diciendo a tu gatito que lamerse encima tuyo no solo es aceptable, sino que también le generaba un beneficio. Por ende, es muy probable que esta conducta se convierta en una costumbre adquirida por simple aprendizaje y se vea reflejada en el comportamiento del gato adulto.

¿Cómo evitar que mi gato se lama encima de mí?

Antes de nada, aclaremos que no es estrictamente necesario combatir esta conducta, excepto que la misma no te agrade. De ser este el caso, el primer paso será evitar fomentar que un gatito lleve a cabo cualquier acción o comportamiento que no deseas que se manifieste en un gato adulto.

Entonces, si no quieres que tu gato se asee encima de ti, enséñale desde una temprana edad que tu cuerpo no es el lugar adecuado para hacer esto. Cada vez que tu gatito empiece a lamerse estando sobre ti, dile un firme “¡NO!” y llévalo al lugar que consideras adecuado – y donde él pueda sentirse cómodo y seguro - para la realización de sus rituales de acicalado (por ejemplo, su cama o una almohada ubicada en una estante elevada).

Luego, cada vez que tu minino acuda a este sitio, y no a ti, cuando desea asearse, ofrécele una recompensa para que entienda que se está portando bien y tienda a convertir esta conducta en un hábito. Aquí puedes acceder a nuestra guía para "Educar a un gato desde que es pequeño".

Estrés o aburrimiento

Cuando un gato está aburrido tiende a manifestar ciertas conductas inusuales y/o a direccionar ciertos comportamientos naturales hacia recursos inapropiados. Esto sucede con particular frecuencia cuando un gato lleva una rutina sedentaria en un ambiente empobrecido, donde no encuentra ni los espacios ni las vías suficientes para gastar energía y desplegar sus habilidades sensoriales.

Por ejemplo, en la ausencia de un buen rascador, un gato puede empezar a arañar todo lo que encuentre en su camino, o tras haber quedado solo por mucho tiempo, puede empezar a lamerse encima de ti para llamar tu atención y decirte que necesita tu ayuda para descarga la energía que tiene acumulada.

Las mismas situaciones que son causantes de aburrimiento, a medida que el tiempo pasa, hacen que el gato acumule cada vez más tensión hasta que, tarde o temprano, empieza a manifestar síntomas de estrés. Por ejemplo, el llamado “estrés ambiental” frecuentemente deriva de cambios repentinos en su entorno y/o rutina, aunque también puede estar relacionado con la exposición a estímulos extraños o muy intensos, como pueden ser los ruidos fuertes o los olores desconocidos.

Finalmente, tampoco podemos olvidar que hay varios problemas de salud y enfermedades comunes en los gatos que pueden causar dolor, síntomas neurológicos o un estado de extrema vulnerabilidad que terminan incrementando los niveles de estrés y provocando alteraciones de conducta.

¿Cómo calmar a un gato estresado?

La mejor estrategia para prevenir y aliviar los síntomas de estrés en gatos consiste en optimizar su estimulación física y mental. Para ello, debes:

  • Apostar por el enriquecimiento ambiental: ofreciendo a tu gato una buena variedad de estímulos, juguetes y otros recursos que despierten su curiosidad y lo motiven a oler, saltar, jugar, etc., incluso cuando se encuentra solo en el hogar. No necesitas hacer una gran inversión con este propósito, ya que en ExpertoAnimal te enseñamos varias ideas para inspirarte a hacer juguetes caseros para tu gato con materiales reciclados.
  • Planificar cada cambio con antelación para permitirte introducirlo poco a poco en su rutina: esta presentación o ejecución gradual es la clave para favorecer su adaptación a una nueva realidad y prevenir problemas de conducta.
  • Recompensarlo por sus buenas conductas: ya sea para enseñarle algunas ordenes básicas de obediencia (por ejemplo, a que vaya hacia ti cuando lo llamas por su nombre), o para incentivarlo a explorar un nuevo entorno. En todo caso, ¡conocer cuáles son los mejores premios para gatos será muy útil!

Por otro lado, si ya estás conviviendo con un gato estresado, recuerda que la consulta con un veterinario resulta clave para descartar enfermedades subyacentes e iniciar un tratamiento adecuado. Además, hay una serie de buenas prácticas que puedes aplicar en el día a día para ayudar a un gato estresado a relajarse, pero las mismas no sustituyen la atención veterinaria.

Por ejemplo:

  • Poner una música suave.
  • Ofrecer un masaje relajante.
  • Probar con terapias alternativas como la acupuntura o las flores de Bach (siempre consultando a un veterinario antes de empezar a usarlas), entre otras.

Te damos más detalles sobre las causas que provocan estrés en gatos en el siguiente vídeo de ExpertoAnimal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato se limpia encima de mí - Causas y soluciones, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Mi gato se limpia encima de mí - Causas y soluciones
1 de 3
Mi gato se limpia encima de mí - Causas y soluciones

Volver arriba