menu
Compartir

Mi perro tiene mocos y respira mal - Causas y tratamientos

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 25 noviembre 2022
Mi perro tiene mocos y respira mal - Causas y tratamientos

Ver fichas de Perros

La aparición de secreción nasal y dificultad respiratoria en los perros constituye un motivo de consulta habitual en la clínica de pequeños animales. En la mayoría de casos, estos signos clínicos suelen aparecer debido a una afectación de la mucosa nasal, la cual puede desencadenarse por causas muy variadas: desde procesos infecciosos, hasta cuerpos extraños o tumores.

Si has observado que tu perro tiene mocos y respira mal, te recomendamos que sigas leyendo el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que hablaremos sobre las principales patologías que pueden desencadenar estos signos clínicos, sus causas y tratamientos.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato tiene mocos?

¿Por qué mi perro tiene mocos y se ahoga?

Los mocos en perros suelen asociarse a la existencia de una afección a nivel de la mucosa nasal. En concreto, cuando esta mucosa se inflama (lo que se conoce como “rinitis”), se produce una secreción que puede variar en función de la causa y de lo avanzado que esté el proceso.

Así, los distintos tipos de secreciones nasales que podemos observar en los perros son:

  • Secreción serosa: transparente y bastante fluida. Suele aparecer en procesos leves o en estadios iniciales de la enfermedad.
  • Secreción mucosa: es una secreción más espesa, y puede tener una coloración verde o amarillenta si existe infección.
  • Secreción purulenta: es una secreción blanquecina y viscosa, que se asocia a la existencia de una infección de tipo bacteriano.
  • Secreción sanguinolenta: cuando la secreción aparece teñida de rojo debido a un sangrado en la mucosa nasal.

En los pacientes con rinitis, es habitual que el motivo de la consulta sea “por qué mi perro tiene mocos y se ahoga”. Esto se debe a que la presencia de mucosidad en la cavidad nasal obstruye el paso del aire y, en consecuencia, dificulta la respiración. También es posible que te encuentres en la situación donde mi perro respira como si tuviera mocos, pero no observo ninguna secreción a nivel nasal. En este caso, es posible que estén afectadas las vías respiratorias bajas.

Bronquitis o neumonía

Las patologías de vías bajas (como las bronquitis o las neumonías) también pueden cursar con formación de moco, pero en este caso, las secreciones suelen ascender hasta la faringe y son deglutidas. Es decir, la secreciones no se expulsan por la vía respiratoria, sino que se degluten y pasan a la vía digestiva. Por ello, en los procesos de vías bajas es habitual que los animales respiren con dificultad, pero no presenten mucosidad en la nariz.

Con lo explicado hasta el momento, ya conoces a grandes rasgos por qué puede aparecer un cuadro con secreción nasal y dificultad respiratoria en los perros. Pero ¿quieres saber cuáles son las causas específicas que pueden originar estos signos clínicos? Si es así, acompáñanos en los siguientes apartados, en los que explicaremos detalladamente las patologías que pueden cursar con estos síntomas y el tratamiento de cada una de ellas.

Rinitis infecciosas

Existen distintos agentes infecciosos capaces de originar un cuadro de rinitis en los perros. En función del agente, las rinitis infecciosas se pueden clasificar en tres grupos:

  • Rinitits víricas: causadas por virus como moquillo canino. En estos casos, suele producirse una secreción nasal bastante transparente, que se acompaña por otros síntomas como conjuntivitis y secreción ocular.
  • Rinitis bacterianas: causadas por bacterias como Bordetella, Streptococcus o Staphylococcus. Generalmente, estas bacterias suelen ocasionar infecciones secundarias a otros procesos, como infecciones víricas, cuerpos extraños, fístulas oronasales, etc.. En estos casos, es habitual encontrar una secreción mucopurulenta, de color blanco o amariilo.
  • Rinitis micóticas o fúngicas: causadas por hongos como Aspergillus o Penicillium. Suelen ser rinitis muy agresivas, que provocan destrucción de la mucosa nasal e incluso del hueso (cornetes nasales, tabique nasal y órbita). Estas rinitis suelen producir una descarga nasal mucopurulenta, incluso hemorrágica, y se acompañan de dolor a nivel nasal (debido a la destrucción del tejido).

Para su diagnóstico, es preciso tomar muestras nasales y realizar cultivos que permitan conocer el agente causante de la infección. Una vez conocido, se debe instaurar una terapia antimicrobiana específica, con antibióticos, antivirales o antifúngicos, según el caso. Además, puede ser útil administrar fármacos que ayuden a expulsar la mucosidad (como mucolíticos o expectorantes) y colocar humidificadores ambientales para fluidificar las secreciones y favorecer su expulsión.

Si quieres saber más, no dudes en consultar el siguiente artículo sobre la Rinitis en perros: causas y tratamiento.

Mi perro tiene mocos y respira mal - Causas y tratamientos - Rinitis infecciosas

Rinitis irritantes

Un motivo de consulta relativamente frecuente en la clínica de pequeños animales es el siguiente: “mi perro tiene mocos y arcadas”. Aunque puede haber otras causas, lo más habitual es que estos síntomas se deban a una rinitis irritante.

La inhalación de polvo, humo, contaminación o vapores generados por determinados productos químicos (limpiadores, desinfectantes, barnices, etc.) puede generar una irritación a nivel la mucosa nasal de los perros. En consecuencia, el organismo responde poniendo en marcha una serie de mecanismos de defensa para tratar de eliminar el tóxico.

Estos mecanismos incluyen:

  • Descarga nasal: generalmente serosa, transparente y fluida.
  • Estornudos.
  • Arcadas.

Para prevenir la aparición de este tipo de rinitis, es importante evitar que los perros se vean expuestos a este tipo de sustancias irritantes. No obstante, en caso de que la exposición ya se haya producido, se puede tratar de descontaminar la mucosa nasal realizando lavados nasales con abundante suero fisiológico.

Cuerpos extraños

La entrada de cuerpos extraños en la cavidad nasal es una causa muy habitual de rinitis. Las espigas de las gramíneas son, sin duda, una de las principales protagonistas de estos procesos, especialmente en la temporada de primavera verano.

No obstante, también pueden actuar como cuerpos extraños otros elementos, como aristas de hierba, pequeños palos o piedras. En estos casos, la secreción comienza siendo serosa, pero con el tiempo empieza a tornar a serosanguinolenta, mucosa, incluso purulenta si se complica con una infección bacteriana.

El tratamiento requiere la extracción del cuerpo extraño mediante rinoscopia, así como la instauración de una terapia antibiótica en caso de que existan infecciones asociadas.

Quizá te interese leer este post sobre las Espigas y perros: precaución y cómo quitarlas.

Mi perro tiene mocos y respira mal - Causas y tratamientos - Cuerpos extraños

Problemas dentales

En ocasiones, los problemas dentales pueden trasladarse a la cavidad nasal y causar mocos en perros. En los perros que sufren enfermedad periodontal avanzada, pueden formarse abscesos en la raíz de los dientes que, con el tiempo, pueden desencadenar la aparición de una fístula oronasal (es decir, una comunicación entre la cavidad oral y la nasal). A través de las fístulas, la infección puede transmitirse a la cavidad nasal, generando una rinitis.

En estos casos, se debe tratar de forma primaria la enfermedad periodontal (generalmente, extrayendo las piezas dentarias afectadas). Además, es importante instaurar un tratamiento antibiótico por vía sistémica para tratar la infección.

Mi perro tiene mocos y respira mal - Causas y tratamientos - Problemas dentales

Tumores

Otra de las causas que puede desencadenar la aparición de rinitis en los perros son las neoplasias, tanto benignas como malignas:

  • Neoplasias benignas: como los pólipos.
  • Neoplasias malignas: como adenocarcinoma, fibrosarcoma, condrosarcoma, osteosarcoma o carcinoma epidermoide.

En estos casos, además de la secreción nasal, es característico que los animales presenten dificultad respiratoria (por obstrucción de las vías aéreas) y deformaciones del plano nasal. Con el paso del tiempo, los signos clínicos suelen empeorar, apareciendo una secreción sanguinolenta y una dificultad respiratoria cada vez más marcada.

El tratamiento de estos tumores requiere la extirpación quirúrgica, que generalmente se combina con otras terapias como la quimio o la radioterapia. Cabe destacar que los tumores nasales se encuentran entre las neoplasias que mejor responden a la radioterapia. Sin embargo, el alto coste de este tratamiento y el escaso número de centros que lo ofertan, lo convierten en una opción terapéutica de difícil acceso.

Aquí puedes consultar más información sobre los Tumores en perros: tipos, síntomas y tratamiento.

Alergias

En los perros, las rinitis alérgicas pueden producirse, aunque son poco frecuentes. Generalmente son problemas estacionales, que aparecen asociados al polen o ciertas fibras vegetales, aunque también pueden actuar como alérgenos los ácaros del polvo o el moho. En estos casos, suele haber una descarga nasal de tipo seroso (transparente y bastante fluida), que se acompaña de otros signos como estornudos y tos.

De forma preventiva, es importante evitar que entren el contacto con los alérgenos. En caso de que aparezcan signos clínicos, puede ser necesario instaurar un tratamiento con corticoides o plantear un tratamiento de inmunoterapia (con autovacunas diseñadas específicamente para cada paciente).

En definitiva, como has podido ver, las causas que pueden ocasionar la aparición de mocos en los perros son muy variadas. Por ello, siempre que detectes la aparición de este signo clínico en tu perro, ya sea solo o acompañado de otros síntomas, es conveniente que acudas a tu veterinario/a de confianza para que pueda determinar la causa del proceso e instaurar el tratamiento más apropiado en cada caso.

Puedes consultar más información sobre la Alergia en perros: síntomas y tratamiento en el siguiente post de ExpertoAnimal.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro tiene mocos y respira mal - Causas y tratamientos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades respiratorias.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Mi perro tiene mocos y respira mal - Causas y tratamientos
1 de 4
Mi perro tiene mocos y respira mal - Causas y tratamientos

Volver arriba