Compartir

¿Por qué mi gato vomita amarillo?

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 25 abril 2018
¿Por qué mi gato vomita amarillo?

Ver fichas de Gatos

Muchos tutores se preocupan al observar que sus felinos vomitan un líquido o una espuma de color verde o amarillenta. Y su preocupación está totalmente justificada: el vómito en los gatos puede ocurrir con cierta frecuencia, pero no debe ser considerado algo normal. Si tu gato vomita amarillo, puede que se trate de un síntoma de enfermedad, así como un desequilibrio en sus hábitos alimenticios.

Antes de proseguir, debemos resaltar la importancia de visitar a nuestro veterinario para asegurar el diagnóstico y aplicar o no un tratamiento. ¿Te preguntas "por qué mi gato vomita amarillo"? A continuación, en este artículo de ExpertoAnimal te mostraremos las causas más comunes y el tratamiento veterinario a aplicar según el diagnóstico. Sigue leyendo y descubre por qué tu gato vomita amarillo.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato vomita espuma blanca?

¿Qué significa el vómito amarillo en los gatos?

El vómito amarillo en los gatos no es otra cosa que un vómito de bilis (o hiel), una secreción que produce el hígado y que en ocasiones puede ser también de color verde o marrón. ¿Te preguntas por qué mi gato vomita amarillo con espuma? ¿Por qué mi gato no come y vomita amarilla? O bien, ¿por qué mi gato vomita bilis verde?

La bilis es un fluido digestivo que se almacena en la vesícula biliar. Su acción es indispensable para una correcta digestión, ya que contiene ciertas enzimas que permiten emulsionar las grasas ingeridas a través de la alimentación. Cuando se hace necesaria en el proceso digestivo, la bilis debe ser expulsada de la vesícula en dirección al intestino delgado, donde su acción es esencial para la correcta asimilación de las moléculas de grasa.

¿Por qué mi gato vomita amarillo? - ¿Qué significa el vómito amarillo en los gatos?

¿Por qué mi gato vomita bilis?

La bilis ayuda a "empujar" la comida a través de todo el tracto digestivo. El organismo realiza una serie de movimientos naturales, involuntarios y fisiológicos conocidos como "peristaltismo". El vómito ocurre cuando estos movimientos se invierten y expulsan parte del bolo alimenticio por la boca, en lugar de conducirlos a la próxima etapa del sistema digestivo.

Estos movimientos antiperistálticos pueden ser ocasionados por los mecanismos de defensa presentes en el propio tracto digestivo, para intentar expulsar toxinas y purgar el organismo. No obstante, esta reacción también puede ser provocada por un impulso del sistema nervioso central.

El vómito en gatos puede tener diversas causas, desde trastornos alimenticios o la formación de las bolas de pelo de los gatos en su tracto digestivo, hasta enfermedades gastrointestinales o cuadros de envenenamiento en el felino. No obstante, cuando un gato vomita bilis, este abanico de explicaciones se reduce significativamente. A continuación, te contamos las principales causas que pueden explicar por qué tu gato vomita bilis.

Ayuno prolongado: la principal causa del vómito con bilis

Cuando un gato realiza largos periodos de ayuno, la bilis y otros fluidos digestivos empiezan a acumularse en su estómago, que no cuenta con alimentos para ser digeridos. Este cúmulo resulta extremadamente agresivo para las mucosas gástricas, ya que genera un efecto altamente corrosivo, que irrita e inflama las paredes del estómago.

Los mecanismos de defensa del tracto digestivo "activa" los movimientos antiperistálticos que provocan el vómito, como una manera de eliminar la bilis y aliviar el malestar estomacal. Por lo general, cuando un gato vomita bilis tras pasar largas horas sin comer, observamos solo un líquido amarillo o algo verdoso, que no debe estar acompañado de sangre o moco.

Este es el cuadro más favorable, ya que puede ser revertido fácilmente, a través de la adopción de hábitos alimenticios más saludables. No obstante, no dudes en acudir al veterinario al observar que tu gato vomita bilis. En la clínica, el profesional podrá realizar los análisis adecuados para verificar el estado de salud de tu minino para establecer un tratamiento eficaz y orientarte sobre cuánto y con que frecuencia tu gato debería comer.

¿Por qué mi gato vomita amarillo? - Ayuno prolongado: la principal causa del vómito con bilis

¿Tu gato ha ingerido algún cuerpo extraño o sustancia tóxica?

Si bien estos episodios suelan ser más frecuentes en los perros, los gatos también pueden ingerir cuerpos extraños y no digeribles, como juguetes, objetos del hogar, adornos de alguna vestimenta o algún residuo que puede haber nos escapado al momento de sacar la basura o ingresado al hogar por la ventana.

Inicialmente, el organismo interpreta que se trata de un elemento de difícil digestión e incrementa la producción de fluidos digestivos. Por ello, la ingestión de cuerpos extraños suele llevar a un aumento de la producción de bilis, provocando la irritación de la mucosa gástrica. Nuevamente, el vómito aparece como una forma de expulsar el cuerpo extraño y disminuir la concentración de bilis en el interior del estómago.

Además, un gato también puede vomitar bilis tras un cuadro de envenenamiento. Si desconfías que tu minino haya ingerido plantas tóxicas para gatos, pesticidas o insecticidas, productos de limpieza o cualquier substancia tóxica, será vital llevarlo inmediatamente a la clínica veterinaria. No obstante, también recomendamos conocer los primeros auxilios ante el envenenamiento en un gato.

¿Estás prestando la debida atención a la desparasitación de tu minino?

Las desparasitaciones internas y externas deben ser realizadas periódicamente para garantizar la buena salud de tus mininos. Si recién has adoptado a un gato cachorro o adulto, es fundamental acudir a tu veterinario de confianza para actualizar su calendario de vacunación y desparasitaciones.

Las infestaciones por parásitos internos pueden llevar tu gato a vomitar bilis, bien como provocar diarreas, dolores abdominales y cansancio excesivo (o letargo). Por ello, es importante respetar la frecuencia de desparasitación y optar por productos de óptima calidad.

¿Por qué mi gato vomita amarillo? - ¿Estás prestando la debida atención a la desparasitación de tu minino?

Mi gato vomita bilis: causas patológicas

Además de las causas ya mencionadas, un gato también puede vomitar bilis como un síntoma de algunas enfermedades. A continuación, resumimos las principales causas patológicas que pueden hacer con que tu gato vomite este fluido amarillo-verdoso.

  • Problemas hepáticos: como el hígado es el órgano productor de la bilis, cualquier disfunción hepática puede afectar la normal producción de este fluido digestivo. Cuando los problemas hepáticos llevan a una sobreproducción de bilis, ello puede resultar en irritaciones e inflamaciones de las mucosas gastrointestinales. Para aliviar este cúmulo y frenar el proceso inflamatorio de las mucosas, la bilis será eliminada a través de los vómitos. El signo más característico de los problemas hepáticos es la coloración amarillada que toman los ojos y las mucosas (ictericia). No obstante, este síntoma puede aparecer cuando el daño hepático ya es avanzado, por lo cual debemos estar atentos a las primeras alteraciones en el aspecto y en el comportamiento de nuestros mininos, para permitir un diagnostico temprano.
  • Pancreatitis: la pancreatitis en gatos (inflamación en el páncreas) es diagnosticada con bastante frecuencia en los felinos domésticos. Un gato afectado demostrará pérdida de apetito y realizará largos periodos de ayuno. Como hemos mencionado, cuando el estómago está vacío porque el individuo pasa muchas horas sin comer, la bilis se acumula y los vómitos son provocados para aliviar la irritación de las mucosas gástricas. La pancreatitis en gatos también puede provocar otros síntomas, como diarrea, hinchazón y sensibilidad abdominal.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal: las inflamaciones intestinales pueden comprender un gran abanico de enfermedades, como la colitis en gatos. Cuando no es tratada adecuadamente, esta patología suele provocar vómitos frecuentes acompañados de bilis y diarreas con presencia de sangre cruda o coagulada.

¿Qué hacer si mi gato vomita bilis?

Como te hemos explicado, el color de la bilis no es exclusivamente amarillo. Si observas que tu felino ha vomitado bilis, ya sea acompañada de líquido transparente, líquido verde, una sustancia de color blanco espumoso o marrón, lo ideal será acudir al veterinario para descartar cualquier patología.

Si bien muchos gatos puedan vomitar por haber pasado muchas horas en ayuno, lo ideal es descartar cualquier otra causa y confirmar que tu minino está con su organismo bien equilibrado. Siempre que posible, se recomienda tomar una muestra del vómito para llevarla al veterinario y facilitar el diagnostico. Además, no olvides observar si tu minino ha demostrado otros síntomas, como diarreas, pérdida de apetito, cansancio o cambios en comportamiento usual.

En casos de vómito por ayuno prolongado, como el animal tiene su mucosa gástrica irritada, no debemos ofrecerle grandes cantidades de comida de una sola vez, ni brindarles golosinas o alimentos difíciles de digerir. Podemos ofrecerle pequeñas porciones de arroz hervido con pollo para mantenerlo bien alimentado e hidratado, sin sobrecargar su sistema digestivo. También puedes optar por paté para gatos en lata gastrointestinal. No obstante, será fundamental contar con la orientación del veterinario para regular los hábitos alimenticios de tu minino y evitar cuadros de ayuno prolongado.

¿Por qué mi gato vomita amarillo? - ¿Qué hacer si mi gato vomita bilis?

¿Cómo evitar que mi gato vomite bilis?

Como suele suceder, la prevención es la clave para evitar que tu gato vomite bilis y sufra con desequilibrios en su sistema digestivo. Para conservar la buena salud de tu minino, es esencial atentarse para los siguientes aspectos:

  • Medicina preventiva: realizar visitas al veterinario cada 6 meses, respetar el calendario de vacunación y desparasitaciones periódicas, y mantener una buena higiene bucodental.
  • Nutrición equilibrada y buenos hábitos alimenticios: todos los gatos necesitan una nutrición completa y equilibrada para permanecer sanos, felices y activos. Además, debemos evitar los malos hábitos alimenticios, como dejarlos largas horas sin comer. Si tienes que pasar muchas horas fuera del hogar, recuerda dejar suficiente comida para que tu minino consumo a lo largo de todo el día. Y no olvides verificar si el animal se alimentó durante tu ausencia.
  • Bienestar físico y mental: el equilibrio entre cuerpo y mente es esencial para la sanidad de todas las especies. Un gato debe ser física y mentalmente estimulado para conservar una buena salud y mantener un comportamiento equilibrado. Por ello, recuerda enriquecer el ambiente de tu minino con juguetes, rascadores, laberintos y demás complementos que despierten su curiosidad y le permita ejercitar su cuerpo y su mente.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato vomita amarillo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi gato vomita amarillo?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
dorely
por que mi gato no quiere comer y vomita amarillo como prevenirlo que le debo dar no puedo ir al veterinario no hay a ca que puedo aser
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Dorely, lamentablemente sin examinar al animal no podemos saber la causa de los vómitos, por ello te recomendamos intentar buscar un veterinario para llevarlo. Un saludo

¿Por qué mi gato vomita amarillo?
1 de 5
¿Por qué mi gato vomita amarillo?

Volver arriba