menu
Compartir

Mi perra no para de temblar - Causas y soluciones

 
Por YourVetPlanet (Pablo M.S.), Veterinario. 14 diciembre 2023
Mi perra no para de temblar - Causas y soluciones

Ver fichas de Perros

Los temblores en perros son movimientos rítmicos, involuntarios y oscilatorios del cuerpo producidos por contracciones musculares. Aunque son fáciles de diagnosticar, son más difíciles de categorizar y tratar. Observar a una perra temblar puede parecer algo habitual en determinados casos. No obstante, existen circunstancias en las que los temblores en perras pueden aparecer asociados a enfermedades caninas. Por lo tanto, se deben conocer las principales causas de temblores en perras.

Si quieres conocer más acerca de los temblores en perros, no dudes en acompañarnos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que explicaremos cuáles son sus causas que explican por qué mi perra no para de temblar y su tratamiento.

Cambios hormonales

A diferencia de los perros, las hembras de la especie canina pueden tener temblores relacionados con sus hormonas sexuales, de ahí que podamos decir "mi perra no para de temblar". En concreto, la perra puede sufrir temblores y espasmos en situaciones como el celo o la gestación. No es muy común observar perras con temblores de origen endocrino. No obstante, es uno de los diferenciales para tener en cuenta la hora de abordar los temblores en perras.

Durante el ciclo sexual de las canes se producen una serie de reacciones en cadena en las que se alternan niveles de hormonas diferentes, como los estrógenos, la progesterona o la prolactina entre otras. Estas hormonas no sólo tienen efecto a nivel del aparato reproductivo, si no también en otros sistemas como el nervioso entre otros. Algunas de estas hormonas inducen cambios a nivel de comportamiento en las hembras, por lo que en algunos momentos del ciclo sexual pueden aparecer variaciones en el carácter.

Lo mismo ocurre durante el embarazo, en este caso aparecen nuevas hormonas en escena como el cortisol o la oxitocina en momentos cercanos al parto, por lo que también tienen la capacidad de influenciar la conciencia del animal y sus reacciones, en este caso, temblores.

Por último, hay que recordar que es una causa infrecuente y que se deben descartar otras causas como las que se citan a continuación. Si detectas que tu perra tiene temblores excesivos durante la gestación, se recomienda acudir a un centro veterinario lo antes posible. Aquí tienes más información sobre "El embarazo de la perra semana a semana".

Temblores fisiológicos

Como se ha comentado anteriormente, los temblores en perras pueden ser normales en circunstancias concretas. En este caso, los temblores en perras se asocias a fatiga muscular, regulación muscular o situaciones estresantes puntuales. Suelen ser muy comunes después de realizar una sesión de ejercicio intensa.

Si los temblores aparecen de forma muy esporádica y con una causa asociada no son preocupantes, por lo que no habrá que buscar ningún tratamiento específico para tratarlos. Sin embargo, como se describe más adelante, existen otras patologías que pueden desencadenar un aumento de los temblores en la perra.

Mi perra no para de temblar - Causas y soluciones - Temblores fisiológicos

Intoxicaciones

Algunas sustancias tóxicas pueden dar síntomas iniciales como temblores en perras. Una de las toxinas que pueden producir temblores son las micotoxinas, comúnmente relacionadas con alimentos en mal estado de conservación.

A dichos temblores en perras por intoxicación, aparecen otros síntomas asociados como:

Estos signos suelen aparecer en intoxicaciones producidas por drogas (marihuana, LSD, cocaína, metanfetamina), fenilpropanamina, inhibidores de la colinesterasa, ivermectina (antiparasitario) y otros plaguicidas. Si crees que tu perro ha podido entrar en contacto con alguna de estas sustancias, acude de inmediato a un centro veterinario de urgencias para resolver la situación.

En la mayoría de casos estas sustancias tienen antídotos muy concretos que son ampliamente conocidos por los veterinarios. Además el tratamiento puede complementarse con dexmedetomidina para reducir los temblores, anticonvulsionantes como el diacepam y otros fármacos más concretos.

Enfermedades neurológicas

Los temblores en perras suelen asociarse con enfermedades neurológicas ya que pueden significar que el Sistema Nervioso Central no está funcionando bien y, por ende, no es capaz de coordinar los movimientos del animal.

Enfermedades localizadas en el cerebelo, tálamo, núcleos específicos o el cerebro pueden presentar temblores como síntoma principal a parte de déficits posturales. Algunas de las enfermedades más conocidas que pueden causar temblores son la meningitis, meningoencefalomielitis o encefalitis. Muchas de ellas pueden estar causadas por microorganismos como bacterias, virus o protozoos, por lo que se necesitan de un diagnóstico concreto del agente causal.

Por otro lado, existen enfermedades del sistema inmune o de origen desconocido que pueden afectar al sistema nervioso y que también explican por qué mi perrita no deja de temblar y jadear, por lo que debemos tenerlas en cuenta si no encontramos signos de infección.

El tratamiento radica en conocer dónde se localiza el problema, así como el agente que la causa. Una vez diagnosticado el paciente se tratará de forma específica según el origen de la patología, pudiendo utilizar desde antibióticos a corticoides en el caso de enfermedades inmunomediadas.

Mi perra no para de temblar - Causas y soluciones - Enfermedades neurológicas

Síndrome de Temblores Generalizados Idiopáticos

Relacionado con el punto anterior, otra causa que explica los temblores en perras es la enfermedad neurológica llamada Síndrome de Temblores Generalizados Idiopáticos, cuyo origen se desconoce y se caracteriza por perros que presentan temblores generalizados a mediana edad junto a ansiedad, hipertermia, opistótonos (temblor de ojos), incoordinación motora o caída de la cabeza.

El tratamiento suele basarse en corticoides a dosis inmunosupresoras a largo plazo y controlar los temblores con benzodiacepinas o porpanolol. Suelen tener un buen pronóstico. Si tu perra padece algunos de los síntomas comentados anteriormente junto a temblores, te recomendamos visitar a un veterinario lo antes posible, de forma específica, un veterinario especializado en neurología.

Para tener más información, consulta "¿Por qué tiemblas los perros?" en el siguiente post de ExpertoAnimal.

Trastornos psicológicos

Otra causa que explica por qué mi perra tiembla son los trastornos del comportamiento, que englobamos bajo el término de trastornos psicológicos. En el caso de las fobias o miedos radicales, los perros suelen presentar temblores junto a aullidos excesivos, búsqueda de refugio, orinar espontánea o pupilas dilatadas. Este problema suele manifestarse en situaciones en las que el perro tiene una reacción exagerada ante un estímulo concreto o ante una circunstancia que ha relacionado con lago negativo.

Por ejemplo, los perros y las perras con miedo a los fuegos artificiales suelen presentar este comportamiento como respuesta al miedo que tienen al ruido producido por los cohetes. Por lo tanto, cualquier situación en la que la mascota se sienta con miedo puede reaccionar así. No es raro que en esta situación nos preguntemos por qué mi perra no deja de temblar.

Por ello, se recomienda durante el periodo de socialización exponer al can a diferentes estímulos que pueda encontrar en su futuro como personas, coches, gatos, otros perros. Sin embargo, estímulos sensoriales tan potentes como cohetes o disparos de arma no son recomendados exponerlos al animal, ya que tienen una sensibilidad muy elevada por los ruidos y se puede generar un trauma sin darnos cuenta.

Por otro lado, situaciones de ansiedad por separación o estrés también pueden manifestarse con temblores y algunos de los síntomas anteriormente mencionados. Hay que entender que los perros establecen relaciones con sus experiencias vividas de forma diferente a las personas, por lo que cualquier situación que represente una posible amenaza o estrés al can puede derivar en trastornos del comportamiento difícilmente corregibles.

Si vas a tener un perro por primera vez, te recomendamos asistir a clases con un educador canino ya que está capacitado para enseñarte cómo educar a tu perro de la forma correcta. Por otro lado, si el animal ya presenta trastornos del comportamiento que dificultan la convivencia en el hogar, lo más recomendado es acudir a un veterinario especializado en etología canina.

Estos veterinarios no solo recetan fármacos para reducir la ansiedad o el estrés, si no que tratan de corregir aquellos aspectos del manejo del animal que empeoran la situación y aumentan la aparición del trauma. Además, realizan un seguimiento avanzado y progresivo de sus pacientes, adaptando el plan terapéutico si es necesario.

A continuación puedes ver el vídeo de ExpertoAnimal sobre las causas del estrés en perros que también son motivo de por qué mi perra tiembla y no para.

Frío

Otra causa muy común y básica de los temblores en perros es el frío. Saber por qué mi perra tiembla es fácil si tenemos en cuenta que el cuerpo empieza a generar contracciones espontáneas para aumentar la temperatura corporal. Esta situación suele darse en primer lugar durante la exposición a temperaturas extremadamente frías, por lo que si se nota que el perro empieza a temblar y aparecer otros síntomas como palidez, hay que llevar a la perrita a un lugar más caliente.

Una forma que tienen los perros de perder calor es a través de las almohadillas, por lo que si se cubren con materiales aislantes se puede mantener la temperatura del animal. Consulta "¿Cómo saber si mi perro tiene frío?" en el siguiente post.

En situaciones dolorosas los perros también presentar temblores acompañados de una alta sensibilidad o abdomen en tabla entre otros síntomas. La hipoglucemia, enfermedades cardiovasculares y enfermedades metabólicas también pueden provocar temblores, aunque son menores en relación con el resto de causas.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perra no para de temblar - Causas y soluciones, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Mi perra no para de temblar - Causas y soluciones
1 de 3
Mi perra no para de temblar - Causas y soluciones

Volver arriba