Experto Animal
Buscador

Técnicas de adiestramiento canino

Valoración: 4.3 | 92 votos
Autor:
Técnicas de adiestramiento canino

Aunque existen muchas técnicas de adiestramiento canino, todas ellas se pueden clasificar en dos grandes categorías: técnicas de adiestramiento canino basadas en las teorías del aprendizaje y técnicas de adiestramiento canino basadas en etología canina. A continuación, en ExpertoAnimal te detallaremos en qué consisten y cómo aplicarlas.

Las técnicas basadas en las teorías del aprendizaje se concentran la modificación de conductas del perro, dando menor relevancia a la conducta típica de la especie canina. Por su parte, las técnicas basadas en la etología canina se concentran en la conducta natural típica de los perros, priorizando el establecimiento de jerarquías de dominancia y dando menor importancia a las teorías del aprendizaje.

Las técnicas que incluyen la violencia y el maltrato del perro no deben ser admitidos, y ni siquiera considerados, en las técnicas modernas de adiestramiento canino. Actuar de forma deliberada contra el bienestar de nuestro perro puede traernos consecuencias muy graves.

También te puede interesar: Iniciación al adiestramiento canino
    Índice
  1. Técnicas basadas en las teorías del aprendizaje
  2. Técnicas basadas en la etología canina
  3. ¿Qué técnica debo utilizar?
  4. Consejos para una buena sesión de entrenamiento
  • Técnicas basadas en las teorías del aprendizaje

    Esta categoría comprende aquellas técnicas cuyas vías principales de enseñanza son el refuerzo positivo, el refuerzo negativo o el castigo. Como todas estas técnicas son muy diferentes entre sí, se clasifican en tres subcategorías específicas: adiestramiento canino tradicional, adiestramiento positivo y técnicas mixtas.

    1. Adiestramiento canino tradicional

    El adiestramiento tradicional se originó en las escuelas caninas de perros de guerra y tuvo un gran éxito para entrenar perros militares para las dos guerras mundiales. Después de la segunda guerra mundial adquirió muchísima popularidad gracias a las historias de perros heroicos.

    En estas técnicas, el refuerzo negativo y los castigos son el medio exclusivo de adiestramiento. Para conseguir resultados es necesario forzar físicamente a los perros hasta que realicen las acciones que desea el adiestrador. Los collares de ahorque, de púas y eléctricos constituyen excelentes herramientas para este tipo de trabajo.

    Aunque estas técnicas son defendidas férreamente por sus practicantes, también son atacadas con la misma obstinación por quienes las consideran crueles y violentas.

    El principal beneficio del adiestramiento tradicional es la gran confiabilidad de las conductas entrenadas. Por su parte, las desventajas incluyen potenciales problemas colaterales de conducta, causados por el adiestramiento, así como posibles daños en la tráquea del perro cuando se usan collares de ahorque.

    Estas técnicas no deberían siquiera practicarse, lastimosamente, son las técnicas sobre las que más se ha escrito y que encontramos en Internet.

    2. Adiestramiento en positivo

    El adiestramiento en positivo comprende un conjunto de técnicas basadas en los principios del condicionamiento operante desarrollados por B. F. Skinner. Su popularidad fue muy baja hasta la década de los 90, cuando el libro "No lo mates... enséñale" de Karen Pryor se convirtió en best seller.

    Con estas técnicas no es necesario usar collares de adiestramiento, y las sesiones de adiestramiento son muy gratificantes tanto para los adiestradores como para los perros. El método principal de enseñanza consiste en el uso de refuerzos positivos, popularmente conocidos como recompensas.

    Por tanto, lo que se hace principalmente es reforzar las conductas deseadas ya sea mediante alimento, felicitaciones u otros. También existen medios para eliminar conductas indeseadas, pero no se utiliza el castigo en ningún caso. Actualmente la más popular de las técnicas de adiestramiento positivo es el adiestramiento con clicker.

    Las principales ventajas del adiestramiento positivo son que:

    • Los resultados son tan confiables como los que se obtienen con el adiestramiento tradicional.
    • No es necesario doblegar físicamente al perro.
    • Es muy sencillo, rápido y divertido entrenar a un perro de esta manera.
    • Propiciamos que aprenda relacionando por sí mismo lo que esperamos de él.

    Paradójicamente, la principal desventaja del adiestramiento positivo está en la rapidez con que se consiguen los resultados iniciales. Muchos adiestradores novatos quedan maravillados con las etapas iniciales y no se preocupan de perfeccionar el adiestramiento. La consecuencia es, lógicamente, que el adiestramiento queda a medias.

    3. Técnicas mixtas

    Las técnicas mixtas son puntos intermedios entre el adiestramiento tradicional y el adiestramiento en positivo. Por tanto, suelen ser menos duras que el primero, pero menos amigables que el segundo.

    Estas técnicas han dado resultados muy buenos con perros que compiten en deportes caninos de contacto, como el Schutzhund, RCI, Mondioring, Ring Belga, etc.

    Generalmente, los adiestradores que usan técnicas mixtas combinan el uso del collar de ahorque con recompensas. Sin embargo, suelen preferir usar juguetes en lugar de comida. Según afirman los adiestradores, esto estimula el impulso de presa. La excepción a no usar comida suele darse en las etapas iniciales y para el adiestramiento en rastreo, pero esto depende del adiestrador.

    Técnicas basadas en las teorías del aprendizaje
  • Técnicas basadas en la etología canina

    Las técnicas basadas en la etología canina son las que ignoran total o parcialmente las teorías del aprendizaje, y se concentran en las conductas naturales del perro. Su premisa fundamental es la de que el dueño tiene que adquirir un estatus jerárquico superior al del perro. De esta manera, el dueño asume el rol de líder de la jauría, o perro alfa.

    Aunque estas técnicas son muy populares, su eficacia real es muy cuestionada. Además, son técnicas tan diversas que no se puede encontrar un estándar o una línea de adiestramiento claramente definida, a diferencia de lo que ocurre con el adiestramiento tradicional y con el adiestramiento positivo.

    La mayoría de los adiestradores no considera a estas técnicas como medios de adiestramiento, sino simplemente como procedimientos complementarios que son útiles. De la misma manera, muchos practicantes de estas técnicas rechazan ser considerados adiestradores de perros. Sin embargo, la mayoría de la gente no relacionada con el mundo canino cree que éstas son técnicas de adiestramiento canino.

    Técnicas basadas en la etología canina
  • ¿Qué técnica debo utilizar?

    Paralelamente al nombre que podamos otorgar a una técnica de adiestramiento, lo ideal es analizar por nosotros mismos si este método es válido, bueno y si va a funcionar.

    Cuando aprendas alguna nueva técnica para enseñarle algo a tu perro, pregúntate si esa técnica puede ser explicada con los principios científicos del adiestramiento, si es simple y si no es violenta. Una técnica es buena si es fácil de explicar, fácil de enseñar, está relacionada con el comportamiento natural del perro, es sencilla, no es violenta y es entendible para ambos.

    Muchas personas se sienten decepcionadas al utilizar el refuerzo positivo y no obtener respuesta por parte del perro. Eso no siempre se debe a que la técnica utilizada sea mala, puede estar relacionada con la inteligencia del perro, con el momento/lugar exacto en el que lo estamos desarrollando o por la comunicación utilizada al comunicarnos con él.

    ¿Qué técnica debo utilizar?
  • Consejos para una buena sesión de entrenamiento

    Para empezar debes saber que no es bueno excedernos en el tiempo de práctica de las órdenes de obediencia. De media deberíamos dedicar entre 5 y 10 minutos diarios a repasar órdenes ya aprendidas y a empezar quizás una nueva. Un exceso de tiempo abruma a nuestra mascota y le produce sensación de estrés.

    Por otro lado destacar que la comunicación con el perro debe ser clara y entendible para él. No utilices palabras rebuscadas ni esperes que te entienda el primer día. Un truco de adiestramiento muy útil es combinar la vocalización con la expresión física corporal ya que los perros identifican mejor las señales físicas.

    El lugar de adiestramiento es también muy importante. Son preferibles los lugares apartados y tranquilos ya que un ambiente con incontables estímulos suelen desconcentrar al perro dificultando su tarea.

    Una vez tu perro aprenda una órden, debes practicarla de forma regular sino dos veces por semana una como mínimo. La constancia y repetición del mismo ejercicio hacen posible que el perro responda de forma adecuada. Además de practicar un mismo ejercicio también debemos aumentar la dificultad de este llevándolo a cabo en lugares con más distracciones para asegurarnos que el perro nos sigue en diferentes entornos.

    Los premios son muy importantes en el adiestramiento, pero algo que mucha gente desconoce es que deben ser golosinas o snacks realmente sabrosos para nuestro perro. Si utilicamos un alimento o juguete al que nuestro perro no parece interesar, evidentemente lograremos peores resultados. Incentivarlo es básico para un buen resultado.

    También deberás reparar en el bienestar animal de tu perro. Un animal enfermo, hambriento o claramente estresado no responderá adecuadamente al adiestramiento.

    Finalmente y para terminar queremos recordarte que es totalmente normal no conocer todos las técnicas y órdenes que debes enseñarle a tu perro. Por ese motivo plantéate acudir a un adiestrador canino si realmente necesitas ayuda, es quien mejor puede aconsejarte las pautas a seguir.

    Consejos para una buena sesión de entrenamiento
  • Si deseas leer más artículos parecidos a Técnicas de adiestramiento canino, te recomendamos que entres en nuestra sección de Adiestramiento.

¿Te ha sido útil este artículo?
Comparte este post en tus redes sociales
Artículos relacionados
Seleccionar
2 Opiniones de Técnicas de adiestramiento canino
elsa bernal
tengo un bernes de la montaña y muy desovediente no lo puede sacar sin correa me gustari recibir indicaciones para corregir su comportamiento gracias.tiene seis meses de edad.
Responde 1 respuesta 00
ExpertoAnimal
¡Hola Elsa! Es normal que tu perro todavía no te haga mucho caso, puesto que todavía es cachorro. Al haber alcanzado los seis meses de edad, es ahora cuando debes empezar a guiarlo para educarlo correctamente. Para ello, te enviamos un artículo en el que te detallamos los pasos a seguir para educar a un cachorro: http://www.expertoanimal.com/educar-un-cachorro-paso-a-paso-21092.html. Recuerda emplear siempre el refuerzo positivo, es el que obtiene mejores resultados. ¡Un saludo!
00
alfredo
esto es de gran ayuda , me gusta tener esto conocimiento , ya que tengo dos pit bull hembras , yo soy quien la entreno.
Responde 00
Vídeos destacados
Premios caseros para perros - Snouts snacks y repostería 100% natural Los gatos Nuestros favoritos Las razas de perros